Ukemi, el nuevo método japonés que usan las empresas para no perder en la crisis

Ukemi, el concepto japonés que se aplica a los negocios y ya usan empresas tech argentinas.

“Ukemi es un término japonés que significa “saber caer, no hacerse daño y recuperarse . Es uno de los primeros conceptos tradicionales que se aprenden en clases de artes marciales como judo. “Uke significa recibir y “mi se traduce como cuerpo.

En distintas posiciones avanzadas de judo, aparece el ukemi; ya que no es un concepto para principiantes. El “ukemi es instinto y experiencia humana. Se basa en aprender a caer evitando una lesión durante la actividad física.

Esta habilidad es encarnada por empresas en su modelo de negocios y dentro de su gestión para lograr mejoras, ahorros financieros y la eficientización de ciertos procesos. En el caso de las empresas, Virginio Gallardo, psicólogo y director de recursos humanos de Human Nova, explicó a través de Twitter que este concepto es “algo básico para todos, especialmente para los más innovadores , refiriéndose a la resiliencia que deben tener las empresas para reinventarse y readaptarse.

El “ukemi de judo también desarrolla la reacción y la respuesta corporal de las personas: quienes lo han practicado e incorporado, lo utilizan hasta en situaciones diarias y sostienen que es “la habilidad física más importante que te da el judo .

En Japón existe la palabra "ukemi", " saber caer": es lo primero que se aprende en artes marciales desde hace milenios.: aprender a caer, no hacerse daño y recuperarse... Algo básico para todos ¿no? . Y especialmente para los más innovadores. :-)

— Virginio Gallardo (@virginiog) July 6, 2020

“Al caer, estás relajado. Y sos capaz de adaptarte a la situación. Las caídas de la vida real no siempre nos ponen en la posición de hacer un judo perfecto, pero estar relajado mejora tus posibilidades , explica un cinturón negro de judo.

El ukemi propone que las empresas conozcan su propósito y sean constantes para conseguirlo. Además, deben analizar sus errores y someterse a un aprendizaje para poder ver con claridad las oportunidades y avanzar hacia ellas. En otras palabras: salir mejor parados con menor impacto.

Pero ukemi no es el único método que mejora la transformación de las empresas. Kaizen es un método de gestión de calidad desarrollado en la década de 1980 en base a los lineamientos del sistema de producción de la compañía Toyota. Se trata de un proceso de mejora continua que propone la producción sin desperdicios, orientada a producir el máximo valor.

Inspirados en el caso de la automotriz, avanzó Naranja, una de las principales emisoras de tarjetas de crédito de Argentina. Para adoptarlo en su departamento de Operaciones, formaron al equipo e luego lo implementaron mientras profundizaban sus conocimientos con prácticas vivenciales en Japón. Ellos trabajaron acompañados de un equipo integrado por una consultora y la Dirección de Sistemas brindó el acompañamiento y desarrollo tecnológico. "La implementación duró 18 meses", recuerda Susana Bergero, directora de Operaciones de la compañía.

En tanto, la firma proveedora de software y servicios de IT Baufest empezó hace seis años. "Para eso, formamos comunidades de práctica compuesta por desarrolladores con el mismo rol y especialidad que se reúnen mensualmente y, ese contexto, proponen las mejoras, que nosotros llamamos "Bauzen", en vez de Kaizen", dice Pablo Sametband, socio y el VP de Ventas de la organización.

En el último año fiscal, Baufest, que tiene 380 empleados, registró 500 mejoras. Como ejemplos, hicieron más eficiente la metodología de desarrollo de software automatizando procesos de testeo para reducir la cantidad de bugs registrados, lo que redunda en mejor servicio al cliente porque se le entrega software de mejor calidad. También implementaron tableros de control y herramientas para convertir los templates automáticamente cada vez que cambia su imagen institucional.

Baca Storni y Sametband enfatizan que las mejoras de la oficina también cuentan: "De hecho, una de las primeras propuestas provino de un persona de maestranza, que notó que la forma en que apilábamos las tazas hacían que éstas se cacharan, y planteó un sistema de estantes para acomodarlas mejor", recuerda el directivo de Baufest.

En tanto, en Inclusion el proceso de concientización llevó tres meses. En esta firma también entregan premios a los que hicieron los mejores aportes que van desde estímulos económicos hasta viajes y días extra de vacaciones.

"Se trata de reconocimientos simbólicos, porque lo más importante es que el autor de la mejora se siente muy bien por lo que impulsó", sostiene el CEO.

Claves para implementarlo

El método se basa en la sabiduría del Tao Te Ching, que es un texto clásico chino, famoso por el proverbio "un viaje de mil millas comienza con un solo paso". Bergero enfatiza que uno de los secretos consiste en saber que la metodología tiene foco en el largo plazo, "por eso es importante contar con líderes que dominen los conceptos".

Esta firma, que cuenta con 4.000 colaboradores, alcanzó 2.700 mejoras en el primer año de implementación, entre ellas, aumento de la resolución de problemas en el primer contacto, algo que trae aparejado beneficios en la experiencia del cliente y en la eficiencia operacional; reducción de tiempos de gestión; y eliminación de actividades que no generan valor, entre otros. Según todos entrevistados, para implementación es crucial que los líderes impulsen el método para que derrame hacia el resto de la organización. Para avanzar en este proceso, una empresa puede hacerlo sola o contratar a una consultora especializada, como hizo Naranja.

Tags relacionados

Más de Online

Compartí tus comentarios