Cambian todos los QR: a quiénes afecta y cómo funciona

El proyecto Transferencia 3.0 del Banco Central van a traer varias modificaciones a las billeteras móviles.

El QR interoperable se estaba convirtiendo en el unicornio de la industria fintech local, no por su valuación sino por su inexistencia.

Durante un evento que tuvo lugar en el día de ayer, Carlos Hourbeigt, director del Banco Central y presidente de la Comisión de Operaciones y Medios de Pago, indicó que la entidad aprobará “QR para todos , un reclamo antiguo de la industria si se tiene en cuenta la velocidad de crecimiento de las operaciones fintech en la Argentina: hay más de ocho millones de billeteras digitales en la Argentina y es un negocio de más de 10 millones de clientes en el país. 

Para entender la importancia de este mercado, cabe recordar también un dato que brindó MercadoPago hace unos meses: en el país existen 60 millones de smarpthones (a razón de 1,5 por habitante), lo que los convierte en una herramienta común para la mayoría de la población.

“Se ha logrado un muy importante consenso entre los actores del sistema y el BCRA para aprobar el nuevo marco normativo que nivela el escenario competitivo entre fintech y bancos, llamado transferencias 3.0. Es el nacimiento de la interoperabilidad , señaló el directivo. “Es una gran noticia, será épico para el ecosistema, que incluye a más de 50 medios de pago que aguardaban esta implementación , dijo por su parte Ignacio Plaza, presidente de la Cámara Argentina de Fintech

Este proyecto del Central, llamado Transferencia 3.0, llega luego de que la cámara del sector le presentará al regulador un plan hace varios meses.

El trabajo del Banco Central estuvo centrado en resolver cuestiones regulatorias para permitir la interconexión entre las infrasestructuras. El desarrollo del sector privado permitiría que cualquier billetera pueda leer el código QR de cualquier prestador. Por ejemplo, un usuario de Mercado Pago podría leer un QR de Naranja X (que aún no lo tiene en el mercado en espera de la nueva regulación justamente). 

Pero el QR es solo el principio. El plan busca reemplace al DEBIN (débito automático) y PEI (pagós electrónicos inmediatos) por un nuevo sistema que sea una plataforma única que contendrá tarjetas, QR y sistemas asociados al DNI o un smartphones, gracias a la intervención de la tecnología.

Además, y de cara a los prestadores, se podrán utilizar de forma indistinta distintas redes, como Interbanking, COELSA, Link y Prisma, que podrán competir entre si. Consultados por este medio, fuentes del sector hablan de entre 0,6 y 0,8% de comisiones entre cámaras compensadoras y los diferentes proveedores. 

En Twitter, Pierpaolo Barbieri, CEO de Ualá (una aplicación móvil de gestión financiera personal que incluye una tarjeta prepaga), dijo estar entusiasmado con la creación de "un ecosistema más abierto, interoperable y competitivo", sin monopolios ni exclusión. "Desde Ualá apoyamos la labor regulatoria en ese camino", cerró.

Esperan, a futuro, un crecimiento de los pagos minoristas digitales  hasta llegar a las 1.500 millones nuevas transacciones en tres años o más de 4000 millones de pagos digitales anuales para 2022. Eso significaría la digitalización del 15% del mercado.

En este sentido, a escala global, esta forma de pago podría aumentar al menos 300% en los próximos cinco años,Juniper Research. Y en China, el total de pagos móviles superó los US$ 5,5 billones  emn 2019: la mayor parte de estos pagos llegó vía QR a través de las aplicaciones WeChat y Alipay (de Alibaba).

Cómo funcionará el QR interoperable argentino

Los códigos QR son una versión renovada de los códigos de barras: se puede pagar un bien o servicio escaneando una imagen, sin mediar ningún tipo de contacto entre el cliente y el comercio. Lo que falta es que el código QR de un proveedor de pago funcione en el otro. Sino el servicio funciona como dentro de un circuito cerrado. En algún punto sucede como con los cargadores de los smartphones: al principio, eran todos distintos y luego se fueron estandarizando, primero con los USB y luego con los actuales USB-C, excepto en el caso de los iPhone.

Esto, que fue pedido por la cámara fintech desde hace tiempo, aún no llegó porque hay diferencias respecto a comisiones, entre otras cuestiones. Ahora, el Central tiene un plan con el que quiere ir más allá, con el foco puesto en la masificación de este sistema.

Hernán Corral, de Naranja X, cuenta que la normativa no está escrita aún pero que se van acercando las posiciones. El cuenta justamente el funcionamiento del QR interoperable. "Un comercio usa un código QR de, por ejemplo, Naranja, que está enlazado a un CBU o CVU. El dinero que consume el cliente, que usa MercadoPago, va a parar a ese CBU o CVU menos el porcentaje de la comisión por ese pago procesado que se reparte entre el proveedor del QR, la billetera y el proveedor de la red".

Actualmente, el mercado de QR está dominado por Mercado Pago, que dispone de una red de 700.000 comercios. Es quien hizo "el gasto" de extender y alfabetizar digitalmente a los consumidores y uno de los "perdedores" de esta iniciativa que quiere incentivar a los adquirientes que logren incorporar nuevos comercios a la red QR. "Si cada uno arma su loop privado es díficil masificarlo", dice Corral.

Qué es el código QR: historia

Las siglas QR tienen su origen en el inglés, y significan "Quick Response" o "Respuesta rápida" en español. Nació en 1994 de la mano dela firma japonesa Denso Wave allá por el año 1994 y es el primer código de barra bidinemensional. Estos códigos pueden contener hasta 4.200 caracteres alfanuméricos.

La diferencia entre un código QR y un código de barras normal es que los códigos QR almacenan información en dos dimensiones, por lo que aparecen como cuadrados pixelados en blanco y negro, cada uno de los cuales contiene un patrón único. Además, están diseñados para ser leídos por la cámara de un teléfono móvil, mientras que un código de barras normal utiliza un escáner.

Al final, el QR es sirve para almacenar información en una matriz de puntos o en un código de barras bidimensional. Y puede, al ser escaneado, ofrecer información adicional.

Para que sean todos iguales, se estandarizaron de forma global. El estándar japonés es el JIS X 0510, y existe desde 1998. Dos años, después se hizo un un estándar más universal a través de la ISO (Organización Internacional de Normalización), y así llegó a todo el globo.

En lo que es pagos, los QR se integran con las billeteras electrónicas.  En 2011, la empresa china Alipay diseñó un método de pago con código QR que permitía a las tiendas asociadas fuera de línea aceptar el pago escaneando el código QR de una persona en la cartera de Alipay. Y en 2014, otra empresa tecnológica china, Tencent, también introdujo una función similar en su aplicación de mensajería WeChat para permitir a sus usuarios realizar pagos. El pago por código QR ha ayudado a que el pago por móvil se convierta en el método de pago más popular en China, representando el 83% de todos los pagos a partir de 2018. Casi todas las tiendas, vendedores ambulantes, la mayoría de los sistemas de metro, autobuses y taxis en China continental aceptan el pago por WeChat o Alipay. 

Tags relacionados

Más de Online

Compartí tus comentarios