Aplicaciones esenciales: barajar y dar de nuevo

Los servicios de delivery tuvieron que implementar nuevas medidas de seguridad ante eventuales contagios, lo que requirió una mayor flexibilización en sus desarrollos y cambios en sus operaciones.

Las principales apps de delivery tuvieron que actuar rápido, modificando sus estrategias de operaciones. Ya sea diseñando nuevos planes de acción u optimizando medidas de seguridad, los llamados servicios esenciales de delivery tuvieron que flexibilizar sus sistemas y rápido. 

Patricia Jebsen, gerente general de Beat Argentina, la app de conductores que compite con Uber, comenta que lo primero que hicieron  fue lanzar un servicio dedicado al traslado de la personas que deben movilizarse por motivos laborales y uno distinto, para entrega de paquetes. "Las apps de movilidad más conocidas estaban colapsadas, y teníamos los recursos para los cambios y aprovechar la demanda. En estos días nos empezaron a utilizar muchas pyme porque los correos también están con mucha demanda. Nuestro negocio, los primeros días se achicó pero nos fuimos dando cuenta que teníamos que agregar servicios y actuar rápido", dice y resalta que no hay un límite de peso en el trasladado de las cosas. "Es lo que entré en un auto". Además cuenta que están ofreciendo un servicio especial, y de manera gratuita, para el personal médico. "Pusimos un colectivo que va para dos hospitales de provincia porque creemos que era más necesario; en Capital Federal hay más opciones para llegar a trabajar".

Algo similar hizo Cabify que también compite en ese segmento. "Implementamos Cabify envios, que es una modalidad en la que no es necesario que haya un pasajero dentro del auto, y el cliente puede enviar artículos de primera necesidad", explica Florencia Sassone, de Marketing. 

En la misma sintonía, Matías Casoy, gerente general de la colombiana Rappi, cuenta: "Nos tuvimos que volver más rápidos que nunca. Este último mes tuvimos que cambiar cosas de manera súper rápida y junto con el equipo de tecnología nos dedicamos a desarrollar lo que llamamos entrega sin contacto". Entre las medidas, que implementaron, el usuario puede elegir la modalidad de entrega con distancia y los "rappitenderos" tienen acceso a un uniforme especial para reforzar la seguridad los trabajadores. Además, dice Casoy, "fomentamos el uso del pago electrónico haciendo promociones a las personas que pagan con tarjeta y con esto disminuimos el riesgo de contagio". 

No todo es métodos de pago. Para Uber Eats, la división de delivery del gigante de Silicon Valley, también significó un momento para despegar el negocio, respaldando a sus restaurantes asociados, especialmente las pyme. Habilitaron una sección exclusiva dentro de la aplicación con información actualizada sobre medidas de higiene, seguridad y apoyo económico disponibles para los socios repartidores. Para lograrlo, la compañía formó un equipo global, que recibe asesoría experta en salud pública. 

Con esto en mente, ofrecen un reembolso en la compra de gel antibacterial, toallas desinfectantes o tapabocas a los repartidores y crearon una alianza con PUMA Energy para que puedan acceder a sus instalaciones para lavarse las manos y obtener descuentos en carga de combustible y otros productos.

En cuanto a los restaurantes, desde la compañía, explicaron que muchos se están adaptando, haciendo delivery cuando antes no lo hacían o cambiando sus opciones de menúes, ofreciendo productos frescos sin cocción, bolsones de vegetales para cocinar en casa y combos semanales con variedades de almuerzos y cenas.

Cambio de hábitos

Karen Bruck, VP de Marketplace de Mercado Libre, detalló que una de las primeras medidas que tomaron cuando comenzó la cuarentena fue moderar los precios de productos de alta demanda como alcohol en gel, barbijos y productos de primera necesidad. "Ya se pausaron más de 30.000 publicaciones por aumentos de precios excesivos en la Argentina". Además eliminaron las comisiones por las ventas de estos productos.

"Hay cambios en el comportamiento del consumidor. Los productos más buscados durante el primer tiempo de cuarentena fueron alcohol en gel y barbijos pero después crecieron otras categorías también, como Farmacia, Consumo Masivo y Cuidados del Hogar y Lavandería. También, se detectó un incremento del 180 por ciento en la venta de productos Fitness & Entrenamiento y Juegos de Mesa". Así, en los primeros meses del año sumararon 1192 personas al equipo de Mercado Libre y reportaron, en este último período, un aumento de 66% en sus nuevos compradores.

La española Glovo aparece como la competencia más fuerte de Rappi en el país y también vio diferencias respecto del consumo precuarentena: fuentes de la empresa comentaron a El Cronista que ven un cambio de hábito en los pedidos. Al principio, con el cierre de algunos restaurantes, supermercados y farmacias encabezaban el ranking de los más pedidos pero la situación se regularizó con los permisos de take away. Por eso, en las últimas semanas se vio una regularización de los pedidos de, por ejemplo, hamburguesas, el producto estrella de entrega de la empresa. 

Al igual que otras apps, fueron rápidos en desactivar de manera temporal al requerimiento que obligaba a los usuarios a firmar en los dispositivos de los repartidores al momento de recibir la orden, con el fin de garantizar una entrega con el menor contacto posible. A su vez, ante un eventual contagio de un repartidor, crearon un fondo para proporcionar apoyo económico durante su tiempo de recuperación. Los tiempos cambian; las apps también. 

Tags relacionados

Más de Online

Compartí tus comentarios