*

Online

Qué dice la polémica carta de Einstein sobre Dios que se vendió en US$ 3 millones

Es un manuscrito de 1954 en el que se refleja el pensamiento privado del célebre físico alemán. Por qué le llaman "la carta de Dios".

06 de Diciembre 2018
Qué dice la polémica carta de Einstein sobre Dios que se vendió en US$ 3 millones

Una carta del científico Albert Einstein en la que critica la idea de un dios y rechaza la Biblia se vendió en una subasta de Christie's en Nueva York, donde estuvo cerca de alcanzar los 2,9 millones de dólares, casi tres veces más del valor mínimo que se había estimado.

La carta, escrita en Princeton un año antes de su muerte el 3 de enero de 1954, es considerada una de sus misivas más famosas sobre Dios, su identidad como judío y la eterna búsqueda del significado de la vida, y es la expresión más clara de sus opiniones religiosas y filosóficas, señaló Christie's.

¿Qué dice la carta y a quién iba destinada?

La carta fue escrita a mano y estaba destinada a Eric Gutkind, un filósofo alemán que había escrito un libro llamado “Choose Life: The Biblical Call to Revolt” que, al parecer, a Einstein le había disgustado por su trato condescendiente con la religión. Según  el científico, el libro “presentaba la Biblia como un grito de guerra, y al judaísmo y a Israel como incorruptibles”.

La carta de Einstein

En la crítica misiva, el físico más importante de su siglo afirma que para el "la religión judía no adulterada es, como las demás religiones, una encarnación de la superstición primitiva. Además, los judíos, son un grupo al que me alegra pertenecer, y en cuya mentalidad me siento profundamente anclado, pero que para mí no tiene ningún tipo de dignidad distinta de la de otros pueblos. Según mi experiencia, de hecho, no son mejores que otros grupos humanos, aunque estén protegidos de los peores excesos gracias a una falta de poder. Por lo demás, no hay nada que me haga deducir que son ‘los elegidos’”

Según sus biógrafos e historiadores, Einstein era partidario de "dios de Spinoza", haciendo referencia al filosofo neerlandés  del siglo XVII, Baruch Spinoza. La idea de Dios de Spinoza está relacionada con la naturaleza y el orden natural, no metafísico de las religiones. "Vemos un universo maravillosamente arreglado, que obedece ciertas leyes, pero apenas entendemos esas leyes. Nuestras mentes limitadas no pueden aprehender la fuerza misteriosa que mueve a las constelaciones. Me fascina el panteísmo de Spinoza, porque él es el primer filósofo que trata al alma y al cuerpo como si fueran uno mismo, no dos cosas separadas”, decía Einstein en relación a esto.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

9 Comentarios

roberto lavalle Reportar Responder

Todas la religiones tienen un origen animista y el temor a lo desconocido. Respeto a los creyentes, pero creo que el cristianismo parte de una excusa juvenil para explicar un embarazo no deseado.

Sergio Gabriel Reportar Responder

Genio total...y la religión sobra dentro de la estupidez humana...infinita como el universo!

Mario Le Coche Reportar Responder

Caos o diseño , tu eliges

Hernán Sala Reportar

Y si el caos ES el dise�o de la Naturaleza?

Gustavo Perez Reportar Responder

Dios no creó al hombre. El hombre , por necesidad, creó a Dios.

Xauro X3 Reportar

Eso es lo que tú crees ignorante. En qué te basas para afirmar tal cosa?

arnolectrix Reportar Responder

Dios es escudo de la fragilidad y miedos del ser humano ,,ante ello es bueno ,creer en Dios ,pero es malo que te lo vendan o te quieran obligar a usarlo

Rubén Ardosain Reportar Responder

Capullo, estoy en general de acuerdo con su filosof�a y como pone en su lugar a los jud�os. Fue un p�simo matem�tico y como f�sico se destac� gracias a los esqueletos que ten�a en su ropero. Lo suyo era lograr fama y mujeres �rubenardosain.wordpress.com�

Jorge Podberezski Reportar

JEJEJEJEJEJ, Claro usted debe ser un genio inconprendido, seguramente Einstein no le llegar�a ni a sus talones, estamos esperando sus enormes contribuciones a la ciencia y a la humanidad que sin lugar a dudas har� a la brevedad.

Notas Relacionadas