*

Online

Nueva estafa: "clonan" tarjetas y cargan miles de pesos sin que te des cuenta

Se conocieron nuevos casos de una vieja estafa llamada "carding" en la región. Cómo funciona y cómo afectaría a la Argentina.

28 de Junio 2020
Nueva estafa: "clonan" tarjetas y cargan miles de pesos sin que te des cuenta

Una estafa tomó fuerza por medio de pagos de servicios desde mediados de este año.Se la conoce como "carding" y lamentablemente es bastante común. La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) lo indicó vía Twitter en su momento pero no es un problema nuevo ni mucho menos.

De qué se trata el carding

El carding es una forma de estafa online que consiste en acceder ilegalmente al número de una tarjeta bancaria y a través de un software generan de manera aleatoria la fecha de expiración y el código de seguridad. Con esta información en su poder,  los estafadores realizan compras pequeñas que pueden pasar desapercibidas para el usuario de la tarjeta.

El término “carding” fue introducido en los años 80 cuando las personas comenzó a sufrir la pérdida de la información relacionada con sus tarjetas de crédito. Los primeros fraudes empezaron con llamados de "phishing" para que las personas revelaran detalles sobre sus tarjetas de crédito.

En los 90, los hackers comenzaron a usar cuentas AOL Dial-up que se convirtieron en herramientas útiles para robar la información necesaria. Una vez que AOL añadió la notificación “ningún trabajador de AOL va a pedirte tu contraseña o información sobre facturación” en cada una de sus comunicaciones de mensajería, los hackers pararon de usar este método y se volcaron hacía el robo o la compra de los datos de las tarjetas.

¿Cómo funciona?

A través de grupos de WhatsApp, foros o redes sociales se puede comprar batches de BIN (número de información bancaria) junto a otros datos pertinentes para poder emular la función de la tarjeta a la hora de hacer una compra.

Si bien la mayoría de las compañías de tarjetas de crédito ofrecen a los titulares de tarjetas la protección de los cargos realizados si una tarjeta de crédito o débito si es reportada como robada, pero en el momento en que las tarjetas se cancelan, la tarjeta a menudo ha realizado una compra.

Las "tarjetas de regalo" o gift cards se utilizan para comprar productos de alto valor, como teléfonos celulares, televisores y computadoras, ya que no requieren registro y se pueden revender más adelante.

Si el estafador compra una tarjeta de regalo en un retail minorista, como Amazon, puede usar un tercero para recibir los productos y luego enviarlos a otros lugares. Esto limita el riesgo del estafador ya que no llama la atención.

En nuestro país, esta estafa existe aunque con menos fuerza que en otros lugares de la región. Se pueden encontrar casos en la Argentina, que han sido judicializados, de robo de tarjetas y particularmente de "clonación". Al buscar por la web, aparecen varios foros que se dedican a conectar a vendedores de datos de tarjeta de crédito con estafadores.

La razón por la que un país como Argentina está más protegido que el resto es que muchos procesos de compra aún son auditados por personas. En los países más adelantados en sistemas de pago, estos procesos suelen ser automáticos.



¿Te gustó la nota?

Notas Relacionadas