*

Online

Los nuevos trucos para viajar más barato a todos lados: cómo aprovecharlos

Con el advenimiento de los nuevos algoritmos de ofertas de vuelos y el aumento de la demanda, los viejos artilugios para subirse a un avión y pagar menos han quedado de lado. ¿Qué hay que tener en cuenta ahora?

11 de Marzo 2019
Los nuevos trucos para viajar más barato a todos lados: cómo aprovecharlos

Uno pensaría que las compañías aéreas ya cubrieron todos los “baches” de sus ofertas pero en realidad hay nuevas formas de ahorrar dinero al comprar pasajes de avión. Una nueva investigación muestra que los cambios en la estrategia de precios de los operadores dan por tierra algunas creencias respecto a la compra de boletos a través de los canales electrónicos.

Los precios cambian minuto a minuto y las estrategias que definen los precios están motivadas por la economía, la competencia, la salud de la industria y las nuevas herramientas digitales que los operadores tienen a mano.

Si bien conseguir diferencias en los precios se hace cada vez más difícil y por eso proliferan las webs comparadoras de valores como Skyscanner o la local TurismoCity, conviene conocer las tendencias a la hora de fijar precios cuando uno se lanza a buscar.

"No hay una manera fácil de vencer a las aerolíneas en este juego", dice Patrick Surry, científico jefe de datos en Hopper, una aplicación de reserva de vuelo, según publicó The Wall Street Journal.

Las cuatro verdades que hay que conocer son (originalmente realizadas para el mercado estadounidense pero que aplican a la actual realidad local):

Muchos vuelos sin escalas ahora son más baratos que aquellos con conexión

Antes, a más conexiones, más baratos eran los vuelos. Eso era cuando las aerolíneas necesitaban pasajeros para llenar asientos vacíos y hacían sus ofertas de manera acorde. Ahora, los vuelos están tan llenos que las aerolíneas prefieren favorecer los precios de los vuelos directos.

Expedia Group y Airlines Reporting Corp., que recolectan y analizan datos del sector, estudiaron US$ 95.000 millones en boletos de avión ofrecidos en 2018 y no encontraron una correlación real entre el precio y el número de paradas. "Este mito de que las paradas sin escalas siempre son más caras simplemente no es cierto", afirmó Chuck Thackston, director gerente de ciencia de datos en ARC.

Según Hopper, de cada tres búsquedas, una daba que los vuelos directos son más baratos. Es una cuestión de oferta y demanda: ahora los vuelos sin escalas se llenan más rápidos, lo que a la postre hace que las conexiones sean más caras.

Además está la cuestión de las aerolíneas “low cost”. Evidentemente, en aquellos mercados donde hay competencia de este tipo, los precios tienden a bajar; mientras que en las rutas monopólicas los precios sin escalas serán  más altos. Esto corre también para las rutas internacionales, en donde los servicios sin escala suelen ser más caros.

Domingo y martes parecen ser los mejores días para buscar precios con descuento

Según el estudio de ARC y Expedia, las tarifas pueden ser hasta 20% más bajas los fines de semana y, en ocasiones, hasta unos 36% más baratas si la compra se realiza en domingo.

Otros estudios no encuentran las mismas diferencias porque basan su trabajo en búsqueda de tarifas más bajas y no en tickets vendidos, que incluyen muchos viajes de negocios que son más caros.

Por su parte, una firma de análisis de datos grandes llamada 3Victors usa los resultados de búsqueda de casi 22.000 millones de consultas realizadas en 2018. Encontró que en muchos mercados, las compras en el fin de semana producen precios más baratos, pero solo por US$ 2 o US$ 3. La compañía también descubrió que los martes a menudo pueden ser el día más barato de la semana para comprar, pero nuevamente solo por unos pocos dólares.

El martes fue el día de las entradas más baratas por años. Los ejecutivos de precios de la aerolínea vendrían a trabajar el lunes para contar las ventas del fin de semana y lanzar una venta con anuncios en los periódicos el martes. Ahora el precio está orientado en gran medida por algoritmos y el negocio es 24 por 7. Las aerolíneas pueden adaptar sus mejores precios a días específicos y dirigirse a los compradores con ofertas en línea y ofertas especiales para las redes sociales. Cuando realizan estas ofertas, tienden a ser temprano en la semana, favoreciendo ligeramente los martes. "Eso es lo único que queda de los humanos", dice el Sr. Surry de Hopper. Los precios más altos suelen llegar los jueves y viernes.

Quedarse el sábado por la noche puede ahorrar dinero (excepto para destinos con playa incluida)

En promedio, los boletos de avión eran unos 25% menos caros si incluían una noche de sábado en la estadía, según el estudio de Expedia. Si bien esto no aplica en los vuelos dentro de los Estados Unidos, aún si funciona en las tarifas internacionales, que requieren una estadía el sábado por la noche.

En este sentido, Hopper encontró que los ahorros para viajes a Europa que incluyó un sábado por la noche promediaron casi el 40%.

El vínculo histórico entre los precios del petróleo y la tarifa aérea ya no existe

Tradicionalmente, las tarifas aéreas y el precio del petróleo han fluctuado juntos. Los precios del combustible representan aproximadamente una cuarta parte del presupuesto operativo de una aerolínea. Cuando los precios del petróleo suben, las alzas de tarifas seguían atrás. Cuando bajaron los precios del petróleo, la competencia hizo bajar los precios.

Ahora, las tarifas aéreas aumentan aunque el precio del petróleo baja, según la firma de investigación de Wall Street, Macquarie Capital. El mismo resultado encontró la investigación de Expedia.

La razón tiene que ver, nuevamente, con la demanda. Ahora, las  aerolíneas ya no están fijando los precios en función de sus costos.

Otros tips:

- Hay grandes diferencias entre las tarifas. Económicas “básicas” y las estándar. En ocasiones, estas tarifas que no incluyen la posibilidad de elegir asiento hasta poco antes del despegue, puede ser hasta la mitad del precio.

- Los precios más baratos aparecen cuando la distancia con la fecha del viaje que se quiere hacer y la fecha de emisión del pasaje es de entre tres meses y tres semanas. Para Surry, de Hopper, la anticipación de la compra es un factor mucho más importante en el precio que el día de la semana en que realiza la compra.

- Los lunes y viernes son los días más caros para viajar. Los martes y miércoles son los días más baratos para volar (¿quién quiere volar un martes o miércoles?).



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas