*

Online

Las 5 claves que explican por qué esta es la mejor inversión minorista: le gana al dólar, no tiene cepo y es anti inflación

De qué inversión se trata y cómo funciona.

Por NICOLÁS LITVINOFF - 08 de Junio 2020
Las 5 claves que explican por qué esta es la mejor inversión minorista: le gana al dólar, no tiene cepo y es anti inflación

¿Qué valor puede tener el Bitcoin, si no hay un respaldo atrás? Esta es una de las preguntas que se hacen aquellos que se acercan por primera vez al mundo de los criptoactivos, ignorando con ello una premisa fundamental de las finanzas: no es el valor lo que hace que algo sea útil, sino que más bien es su utilidad lo que determina el valor.

Aquellos que estamos hace tiempo en el criptoespacio podemos enunciar de memoria las utilidades del Bitcoin en términos generales: Descentralizado, resistente a la censura, digital, deflacionario, global, imposible de hackear. Ahora bien, no es mucha aún la información disponible en términos de las utilidades del BTC para el inversor minoritario, dado que el criptoactivo líder del mercado fue resistido durante muchos años por las grandes sociedades de bolsa, que recién en los últimos dos años comenzaron a mostrar un interés genuino que los llevó en muchos casos a invertir de manera directa o indirecta en él.

Llego entonces el momento de analizar 5 utilidades del Bitcoin para el inversor minorista de entre las muchas que podemos encontrar, que no tienen que ver con la especulación per sé sino más bien con ventajas reales y concretas que todo inversor debería ponderar a la hora de evaluar la alocación de parte de sus inversiones en este criptoactivo.

Liquidez

 Muchos se asombran cuando se enteran que estamos hablando de un mercado con una capitalización actual de 178 mil millones de dólares, el equivalente en al menos 5 veces las reservas del Banco Central de la República Argentina. Pero más allá de su valor total, lo importante es tener en cuenta que se operan más de 25 mil millones de dólares en promedio cada día, incluyendo sábados y domingo. Este volumen, que además tiene un tendencia ascendente mes a mes, representa un contexto con una liquidez más que suficiente para “entrar y salir” en cualquier momento encontrando siempre una oferta de compra/venta muy cercana al último precio operado, lo cual representa una condición muy importante para un inversor que quiera operar de corto plazo en este mercado.

Baja correlación con la economía

El departamento de Research del Exchange Binance realiza periódicamente seguimientos de la correlación del Bitcoin con el resto de los activos financieros. Si estamos comparando Bitcoin con, por ejemplo, el petróleo, utilizaremos el Beta como coeficiente de correlación para saber si la misma existe o no. Un valor menor a 0,50 indica una baja correlación, mientras que un valor superior nos marca un mayor grado de sensibilidad en los movimientos de ambos activos. Un beta de cero o negativo, por el contrario, apunta a una correlación nula, es decir, los movimientos de un activo no están para nada correlacionados con el otro. Según el citado estudio, el beta del Bitcoin con respecto al petróleo es negativo, al igual que el existente entre la criptomoneda y la plata, los bonos del tesoro de EEUU, el Oro y el VIX (índice de volatilidad de la bolsa americana).

Con respecto a las acciones de EEUU, el beta fue de 0,57 en el primer trimestre del 2020, lo que marca una correlación positiva que no suele darse entre ambos y que no se verifica en el largo plazo. De todas maneras, el Bitcoin es más bien un comoditie (o mejor, un criptocomoditie) que no correlaciona con ningún otro, lo cual lo vuelve atractivo a la hora de diversificar una cartera de inversiones. El Bitcoin entonces pude representar un excelente hedge (cobertura) frente a fuertes caídas del universo de activos financieros debido a crisis económicas.

Costos transaccionales bajos y nulos en términos de custodia

Los costos transaccionales de compra venta en los exchanges de criptoactivos son de al menos la mitad que el de las existentes en acciones. Por otro lado, la posibilidad de convertirse en el propio custodio de Bitcoin vía una hardware wallet hace que el costo sea de cero, es decir que no hay que pagarle a nadie para que nos “cuide” los Bitcoin. Conclusión: menores costos transaccionales aumentan las rentabilidades netas de las inversiones.

Tendencia alcista de largo plazo sostenida

Hay un dato que para mí es relevante y no veo que se le dé mucha importancia: en sus más de 10 años de existencia, el mínimo anual del BTC fue siempre superior al mínimo del año anterior. Esto se dio incluso teniendo años de subas desenfrenadas y caídas pronunciadas. Este particularidad es un argumento muy fuerte para sostener el comportamiento de los holders (así se les dice a los inversores de largo plazo).

Acceso irrestricto 7/24

Las características vistas en el punto 3 tienen también sus externalidades positivas. La auto-custodia hace que el acceso a la tenencia de criptoactivos sea 7/24, lo cual mostró su importancia en situaciones excepcionales como la pandemia global que estamos atravesando: mientras las personas que tenían su dinero en bancos y caja de seguridad no pudieron acceder al mismo durante los primeros 15 días de cuarentena (porque los bancos permanecieron cerrados), aquellos que tenían Bitcoin si tuvieron acceso a ese capital para disponer de él libremente. Y esto representa un “derecho adquirido” que mientras Internet funcione nadie puede revocar.

Como hemos vistos, las ventajas para el inversor minoritario son indiscutibles cuando se estudia las características de este nuevo “bicho” financiero. Luego de ser ninguneado por bancos y agentes de bolsa alrededor del mundo, la demanda sostenida por parte del público que de a poco empieza a ponderar estos beneficios ha despertado el interés de los grandes agentes económicos como JP Morgan. ¿Significa esto que debemos vender todos los demás activos que poseemos y pasarnos “all-in” en Bitcoin? Claramente no porque aún estamos hablando de una inversión riesgosa y muy volátil, pero en base a lo expuesto cualquier inversor responsable debería evaluar la inclusión de Bitcoin en sus tenencias en una ponderación de entre 1 a 10% del total, según su confianza y conocimiento de esta nueva tecnología.

Como se ve, la utilidad del Bitcoin para el inversor minoritario existe, veremos luego como el mercado transforma esa utilidad en mayor valor en el largo plazo.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas