Online

La era de redes 5G se acerca a través del código abierto

Que las redes 5G, y su impacto positivo para la gente y las industrias, sea una realidad requiere de la convergencia de diferentes tecnologías. Kubernetes y edge computing son soluciones claves para que la nueva era de conectividad despegue en la región.

29 de Octubre 2020
La era de redes 5G se acerca a través del código abierto

La próxima generación de tecnología de redes móviles, lo que entendemos como 5G, promete velocidades cada vez más rápidas para el mercado, tanto empresarial como de consumo. Su despliegue en la región traerá consigo múltiples beneficios, como un incremento en la productividad computacional junto a la innovación y desarrollo tecnológico en sectores como salud, educación, agricultura, seguridad, energía entre otros. De acuerdo con las operadoras, quienes están haciendo pruebas piloto en distintos países de Latinoamérica, la velocidad de conexión será 100 veces más rápida y permitiría conectar 10 veces más dispositivos de forma simultánea en un solo punto de usuario.

De igual manera, la incorporación de dicha tecnología permitirá el despegue de otras soluciones, como ser Internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés) en una gran cantidad de dispositivos: cámaras inteligentes, relojes, televisores, cafeteras, robótica y vehículos. Esto impactará tanto en la vida cotidiana como en la posibilidad de generar nuevos servicios y negocios, algo primordial de cara a una reactivación económica en la región. Por eso, operadores y proveedores de conectividad (ISP), autoridades y gobiernos, se encuentran frente al desafío de que sus países cuenten con la incorporación fehaciente de esta tecnología lo más pronto posible. 

Para el despliegue de la era 5G, las empresas de telecomunicaciones necesitarán una infraestructura que pueda manejar un mayor volumen de información a nivel de procesamiento que las redes 4G y anteriores, así como también incrementar las capacidades de almacenamiento de la data para el procesamiento posterior. Frente a este escenario, va a ser muy importante lo que los proveedores de nube (CSP) y de software para la industria de telecomunicaciones puedan ofrecer como catalizadores para la industria en la región latinoamericana. 

“Los proveedores de servicios de telecomunicaciones históricamente compraban hardware y software específicos de proveedores especializados para el despliegue de su oferta. El auge en la adopción del código abierto ha impulsado que las redes e infraestructuras de telecomunicaciones se orienten más al software y dependan cada vez menos de hardware, lo que reduce drásticamente sus costos y tiempos de desarrollo, y nivela el campo de juego competitivo, tanto para el sector como para cualquier país que requiere acelerar la conectividad 5G en estos momentos”, afirma Javier Carrique, Director de Ventas para Red Hat

Con Kubernetes, de la nube al borde

En la carrera por un rápido y efectivo despliegue de redes 5G, según los expertos y analistas de la industria, la virtualización (NFV) es un eje fundamental para conseguir resultados. Y esto implica que se cuente con proveedores de tecnologías que apoyen y potencien el trabajo de los proveedores de nube, los implementadores de software y los desarrolladores de aplicaciones. 

Al mismo tiempo, para la implementación rápida de redes 5G en cualquier país, los expertos subrayan la importancia que tiene la posibilidad de despliegue de soluciones en la nube híbrida, que le den alcance a la nueva conectividad para ser aprovechada por el IoT, por ejemplo, y para que haya inclusión de plataformas de movilidad sin importar el productor o marca de los dispositivos. Lo cual, a su vez, sólo puede desplegarse con calidad y estabilidad a partir de una amplia y coordinada red de edge computing. “Con la densificación de conexiones y de servicios que se espera de las redes 5G, automatizar y orquestar el aprovisionamiento de los nodos de conexión y administrar las operaciones diarias se volverá primordial”, expresa Carrique.  

En este contexto, con NFV y contenedores, es donde Red Hat se destaca por su aporte y experiencia en el desarrollo de software de código abierto y Kubernetes, ilustra el Director de la compañía: “Venimos trabajando con empresas de Latinoamérica, y de todo el mundo, que adoptan Kubernetes y OpenShift como una plataforma estándar de facto para implementar aplicaciones en nubes híbridas y podemos hacer lo mismo para la nueva generación de redes móviles. Las nuevas soluciones se ejecutan en Red Hat OpenShift, la principal plataforma empresarial de Kubernetes, y ayudan a las empresas a superar la complejidad de administrar las crecientes cargas de trabajo en un gran volumen de dispositivos de distintos proveedores. Además, permite ofrecer a las operadoras de telecomunicaciones la agilidad para extender a sus clientes servicios habilitados para edge computing”.

En el mundo, la industria de las telecomunicaciones está trabajando con modelos de desarrollo colaborativo y tecnologías de código abierto para hacer realidad la nueva generación de redes móviles. Para esto, plataformas como OpenShift, han sido adoptadas ampliamente para nuevos casos de uso de telecomunicaciones, incluyendo la era 5G, en diversos países de Latinoamérica, esto significa contar con aliados cercanos, y sus tecnologías ya probadas, para encarar el desarrollo e implementación de los proyectos de conectividad necesarios y así no quedarse atrás en competitividad frente al nuevo mundo. 



¿Te gustó la nota?

Notas Relacionadas