*

Online

"Los traicioné por u$s 850 millones", confesó el creador de WhatsApp

Se trata de una decisión millonaria. La tomo pero al costo de perder cerca de U$S 1.000 millones. 27 de Septiembre 2018
"Los traicioné por u$s 850 millones", confesó el creador de WhatsApp

Brian Acton, cofundador de WhatsApp, explicó su decisión de dejar Facebook y, con eso, US$ 850 millones sobre la mesa. Según Acton, se trató de un desacuerdo sobre cómo Facebook debía monetizar WhatsApp, la aplicación que compró en 2014 por la impresionante suma de US$ 19.000 millones.

Mark Zuckerberg y otros ejecutivos de Facebook se pronunciaban por comenzar a orientar los anuncios a los usuarios y vender las herramientas analíticas de negocios, dos planes con los que Acton no estaba de acuerdo. "Al fin y al cabo, vendí mi compañía", confesó Acton. "Vendí la privacidad de mis usuarios por un beneficio mayor. Hice una elección y un compromiso. Vivo con eso todos los días", lamentó el cofundador de WhatsApp.

Durante una extensa entrevista a Forbes el emprendedor contó de todo. Desde su polémico tuit contra la compañía de Zuckerberg cuando esta se vió envuelta en un escándalo por mal uso de datos hasta cuánto perdió por irse de Facebook.

En marzo, cuando Facebook y la empresa de análisis de datos digitales Cambridge Analytica estaban en el centro de un escándalo que involucraba la exposición de datos de usuarios privados, Acton –quien se fue de la compañía a mediados del año pasado– publicó un tuit llamando a los usuarios a eliminar sus cuentas en en la red social creada por Mark Zuckerberg: "Es la hora de #deletefacebook".

Un compañero de Acton y cofundador de WhatsApp, Jan Koum, abandonó Facebook en abril. Si hubieran mantenido la sociedad con esa red social hasta noviembre de este año, se habrían embolsado US$ 1.300 millones (850 millones en el caso de Acton y el resto para Koum), pero ambos decidieron abandonar la nave

El futuro de la app de Acton y socios en asociación con Facebook siempre pareció, desde un principio, condenada al fracaso. Las ideas que dieron vida a WhatsApp son, por un lado, la posibilidad de conectarse de manera segura a través de WhatsApp y por el otro, el concepto de "no bullshit" (sin tonterías, es decir, sin publicidad ni pagos de ningún tipo). Mientras que Facebook basa su negocio en un modelo publicitario y con gran uso comercial de los datos. El creador de WhatsApp hasta llego incluso a poner una cláusula en el contrato que decía que no Facebook no podía realizar una decisión sobre monetización de la app de mensajería sin consultarlos a ellos.

Hoy, el cerebro detrás de WhatsApp se dedica a trabajar en Signal, una aplicación más respetuosa que el propio servicio de mensajería comprado por Facebook y que prioriza a la privacidad de sus usuarios. Tanto así que es la que usa el denunciante Edward Snowden.



¿Te gustó la nota?

Notas Relacionadas

Shopping