*

Online

Intentó robar el único kiosco digital de país y no pudo: cómo funciona y quién lo maneja

Se trata del primer local manejado a distancia. Se ubica en el oeste del conurbano bonaerense y constituye un avance fundamental en materia de seguridad.

18 de Octubre 2019
Intentó robar el único kiosco digital de país y no pudo: cómo funciona y quién lo maneja

En el día de ayer se conoció la noticia de que un delincuente armado ingresó el pasado martes a robar en un quiosco "inteligente" en la localidad bonaerense de Hurlingham. Sin embargo, el intento de atraco no tuvo éxito dado que la tecnología colaboró de manera decisiva para contrarrestar el intento.

El suceso ocurrió en un local ubicado en la avenida General Roca al 1200, entre las calles Crucero General Belgrano e Isabel la Católica. Un ladrón ingresó para robar pero se retiró sin concretar el asalto ni lastimar a nadie gracias al sistema de venta y seguridad del comercio.

Lo que sucedió es que se dirigió a la ventanilla donde esperaba que estuviera la empleada del lugar pero no encontró nada. Cuando la empleada, que gestiona el lugar de manera remota por cuestiones de seguridad, comprendió que la persona estaba merodeando decidió cerrar el portón del negocio. Ahí fue cuando el delincuente huyó sin que fuera capaz de llevarse nada. ¿Qué sucedió?

El dueño del local, Sergio Iribarren, le relató al Crónica.com.ar que el local l local se maneja de manera remota pero el ladrón no se dio cuenta de esto. 

 "El delincuente se hizo pasar por un cliente, utilizó la pantalla táctil del local y solicitó la opción de pagar facturas. De inmediato, la cara de una empleada apareció en esa pantalla y la chica le comunicó al ladrón que estábamos sin servicio en ese momento. El hombre pensó que esa trabajadora estaba dentro de ese negocio y empezó a buscarla por todos lados. Lo que no sabía es que nos manejamos vía streaming y que la empleada estaba a unas 10 cuadras del lugar", relató Iribarren al medio mencionado.

El ladrón creyó que detrás del buzón donde se recibe el dinero y se entrega la mercadería encontraría a la empleada y por eso introdujo allí su arma. En realidad, es una "puerta de seguridad" que el empleado, puede desbloquear o no para tomar el efectivo y luego, si corresponde, dejar el producto seleccionar previamente a través de la pantalla.

Sin embargo, resaltó el dueño, el cierre de las puertas no es para atrapar a nadie, porque correría riesgos la tecnología del local, sino "ahuyentar a los potenciales ladrones. También sirve para alejar a pandilleros", señaló.

Contra la inseguridad, un desarrollo argentino reemplaza los vigiladores de edificio

En Argentina, ni los vigiladores tienen asegurado su trabajo. Un nuevo desarrollo local intenta llevar la tecnología a los edificios de la mano de un sistema de monitoreo que reemplazaría la presencia de los vigiladores de carne y hueso. El nuevo sistema se conoce como "El Ojo de Halcón" y fue desarrollado en Argentina.

¿Cómo surgió?

Luego de trabajar mucho tiempo en un quisco tradicional Iribarren quiso mudarse a una zona más segura. Pero los robos igualmente complicaban su labor y por eso decidió buscar una solución tecnológica. 

"Me junté con un par de socios y planteamos la necesidad de un sistema de seguridad diferente. Hicimos una lluvia de ideas, intercambiamos opiniones y realizamos sugerencias. Luego de tener un plan, pusimos manos a la obra", contó. 

"Además de trabajar en el kiosco, trabajé en una carpintería. Así que me doy maña con las creaciones de muebles. Empecé con eso y, luego, entre todos, fuimos tomando ideas de todos los sectores y las adaptamos al nuestro.Tomamos inventos ya conocidos como lo es el buzón, las pantallas táctiles que vemos en los centros comerciales más grandes, un servicio virtual que ya está implementado en países como España y un portón común, sin ninguna potencia especial", recordó ante la prensa.

"Finalmente, nos animamos a abrir en mayo de este año. Los robos siempre son una desgracia pero, gracias a esto, pudimos comprobar la eficiencia de este servicio. Incluso, el sistema de autoservicio que incluye pantallas táctiles y no muestra los productos al cliente, evita los típicos robos de manoteos."

Según el dueño, este es el primer quiosco de estas características. Es similar a los sistemas de seguridad tipo Totem que implementaron distintas compañías como Prosegur y otras en los últimos años.



¿Te gustó la nota?

Notas Relacionadas