*

Online

Innovation Summit 2020: el desafío de las firmas para mejorar sus productos en cuarentena

Ejecutivos y especialistas de diferentes industrias precisaron cómo consiguieron rearmar sus estrategias a partir del inicio de la pandemia. Nestlé, Panamerican Energy, Copileidy y Bagó contaron sus experiencias.

15 de Septiembre 2020
Innovation Summit 2020: el desafío de las firmas para mejorar sus productos en cuarentena

La pandemia global de coronavirus provocó que miles de empresas en la Argentina debieran agudizar su ingenio para reinvertarse a contra reloj y reprogramar sus estrategias para resignar el menor porcentaje posible de sus recursos durante las medidas de aislamiento y distanciamiento social impuestas para combatir la propagación del virus. 

En la quinta edición del Innovation Summit organizada por El Cronista e InfoTechnology, ejecutivos y especialistas expusieron su experiencia sobre los cambios disruptivos en productos y como aceleraron su transformación digital a partir del inicio de la pandemia.

El consumidor en el centro de la escena 

Guillermo Fazio, director de Supply Chain de Nestlé Argentina, Uruguay y Paraguay, explicó que aún durante la cuarentena, la empresa decidió seguir teniendo al consumidor en el centro de la escena y, a partir de allí impulsar otros proyectos como, por ejemplo, la leche orgánica y A2.

“Con el consumidor en el centro de todo lo que hacemos, adaptamos los procesos productivos. La innovación de nuestra compañía no aparece solo en nuevos productos, sino también en cómo llegamos a ese consumidor con costos mínimos para que encuentren el mayor beneficio a partir del costo que paga”, explicó.  

Fazio detalló que la producción de leche orgánica y A2 necesitó un cambio de cabeza y mindset para los integrantes de la empresa y también para los tamberos. “Tuvimos que entender la problemática, entender la idea y luego convencer a los tamberos. Hoy tenemos muchos tamberos que serán los primeros en la Argentina en poder vender la leche orgánica acá y también en el exterior”, remarcó. 

Fue un desafío importante. Empezamos hace tres años, ya que determinó un cambio de proceso y de pensar cómo hacerlo. Recién a fines de 2020 podremos presentar leche orgánica en transición y a mediados de 2021 estará certificada”, completó. 

Lo primero: entender qué querés hacer

Sandra Yachelini, vicepresidente Comercial y Marketing Downstream Pan American Energy, se refirió a cómo su compañía lleva adelante la transformación digital y la experiencia de compra del futuro en retail

“Primero analizamos cada uno de los procesos de la firma, cómo hacer para innovar y poder llevar un mejor servicio al consumidor. Luego hicimos focus group y encuestas de mercado para saber qué esperan de nosotros en una estación de servicio, o en el agro”, detalló.

La ejecutiva contó que mutaron infraestructuras para hacer posibles los cambios. “Es necesario tener listas la tecnología de Big Data de tecnología en la nube. Estamos cambiando los puntos de venta y back office de nuestras empresas. Pero primero hay que entender qué querés hacer y luego usar toda la tecnología para adaptarla al hoy y a lo que viene”, agregó. 

Con vistas al futuro, Yachelini precisó que la empresa buscará llevar adelante un plan de fidelización. “Por ejemplo, en las estaciones de servicios pondremos cámaras para que al ver la patente del auto, ofrecerles al usuario distintos medio de pago y la posibilidad de que puedan realizar precompras de productos dentro del shop. El objetivo será mejorar los tiempos de atención y en el esquema de comercialización”, añadió. 

La ejecutiva resaltó que cada vez se valora más el tiempo. “Queremos que la atención sea lo más rápido posible. En retail, se viene la autogestión y el reconocimiento fácial. Tarde o temprano va a llegar a la Argentina. También la precompra del shop y del combustible. Es decir, toda apunta a la autogestión y nuevos modelos de pago”, completó. 

Innovación siempre, pero ahora con conciencia

Al explicar cómo innovar en tiempos de COVID-19, Facundo Maldonado, director comercial y de marketing Copileidy, admitió que su firma debió reinventarse porque integran una industria que es “muy poco digital”. 

“El primer desafío fue estar más de dos meses cerrados. Debimos afianzar las relaciones con los colaboradores y los clientes. Llevamos adelante un gran trabajo de comunicación, para mostrarle a los clientes que podríamos llegar a ayudarlos”, detalló al tiempo que apuntó que Copileidy es “una compañía que siempre estuvo relacionada con la innovación”. “Siempre mutamos, pero ahora lo hacemos con conciencia, y en la búsqueda que se incorpore todo el equipo de trabajo”. 

Aconsejó que se deber tener “desarrollada la comunicación, sobre todo con los colaboradores, para que ese cambio se vaya desarrollando en cada una de las partes”. “Hay que concentrarse en que todas las partes internas estén comunicadas, para que el cliente le llegue lo que necesita”, agregó. 

Según el ejecutivo en este contexto es imprescindible ver “qué es lo que el otro necesita y ver qué es lo que busca el cliente”. “Hay que dejar de pensar en hacer una gran diferencia y empezar a pensar qué es lo que necesito si estoy del otro lado, y eso es hacer rendir mejor mi presupuesto”, consideró. 

También destacó que se debe buscar una relación genuina con los clientes y también con el equipo de trabajo. “Detrás de todo hay personas, con todas sus problemáticas personales. Nos concentramos en las personas y, a partir de ahí empezamos a desarrollar los productos”, completó.

Una gran base de biotecnología

Por su parte, Edgardo Vázquez, gerente General de Laboratorios Bagó, se refirió a la Innovación dentro de la industria farmacéutica. “En un momento como este, creo que todas las miradas están puestas sobre la industria: cuándo vamos a tener un producto o una vacuna que nos pueda sacar de este contexto”, expresó. 

Recordó que el desarrollo de cualquier vacuna cuenta con un tiempo promedio de 10 años, pero, sin embargo, en este contexto se está tratando de resolver todo en 3 meses. 

Al referirse a lo que sucede en la Argentina, Vázquez resaltó: “Estamos dentro de un ecosistema de innovación. Estamos trabajando con actores para la innovación de productos que quizá puedan colaborar con la asistencia a diferentes sectores”.  

“A partir de contratos de confidencialidad, no puedo brindar mayores detalles, pero en el país tenemos una gran base de biotecnología y Bagó está buscando formas de asociación para potenciar este conocimiento que existe en la Argentina”, resaltó. 

El ejecutivo comentó que la empresa sigue de cerca la evolución de soluciones que aparecen en la región y en el sudeste asiático para traerlas rápidamente a la Argentina y tratar de ayudar a los pacientes. 

Destacó que Bagó es una empresa basada en el conocimiento. Ahora el desafío es “cómo acelerar el proceso sin asumir más riesgos y ver cómo la industria puede acelerar esos procesos”.  

Resaltó asimismo que en la industria farmacéutica, que es una “industria de capital humano”, “la diferencia la hace la investigación básica". "Investigación en el sector público. Hoy la mitad del presupuesto está dedicado a la salud, humana o animal. Ahí Bagó tiene buenas relaciones con la Universidad de La Plata, el Conicet, entre otros”, detalló. 

Reconoció que la aparición del COVID-19 modificó los planes previstos para este año. “Obviamente, nada tienen que ver con los planes que teníamos a principio de año. Tuvimos que repensarnos y hacer las cosas de una forma distinta. Pusimos el énfasis en la comunicación de productos como alcohol en gel, y pantallas azules”, detalló. 

“Somos una empresa con 1200 empleados. En apenas 72 horas virtualizamos la operación de 500 personas, en la segunda quincena de marzo, y eso nos permitió solucionar algunos inconvenientes rápidamente. En lo referido a nuestro modelo de negocios, tratamos de ver cómo estar cerca de los clientes a partir del nuevo entorno”, completó.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas