*

Online

Hosting: de qué se trata y todo lo que tenés que tener en cuenta

27 de Noviembre 2018
Hosting: de qué se trata y todo lo que tenés que tener en cuenta

A la hora de crear una página web, muchos usuarios pueden dudar acerca del servicio de hosting a utilizar, debido a la falta de información sobre este tema. Nadie nace sabiendo, y si sos un experto en tecnología quizás la información de estas primeras líneas te parezca básica, pero es necesario explicar algunas cuestiones vinculadas al hosting para poder abordarlo de manera más profunda y que quienes no se especializan en este tema puedan conocer un poco del mundo de la internet y la tecnología vinculada a este mundo, que para algunos es tan ajeno.

En el idioma español, la traducción de hosting es alojamiento web, dado que el servicio de hosting justamente lo que hace es proveer alojamiento para todos los archivos de una página web. Por ejemplo, al ingresar la dirección de una página en la barra del navegador, lo que sucede a continuación es que se realiza una conexión entre internet y el lugar donde está hospedada la información del sitio al que se quiere acceder, y ese lugar envía la información del sitio web al navegador. Tan simple (y complejo) como eso. Pero vamos por pasos.

¿Para qué el hosting?

Toda la información que hay en internet, está almacenada en servidores. Los servidores son elementos físicos que ocupan, por supuesto, un espacio físico. Cuando se crea una página web, para que otras personas puedan acceder a la página y a toda la información que contiene, es necesario almacenar los archivos de la página (es decir, todas las imágenes, texto y demás elementos que contienen las páginas de internet) en un sitio de alojamiento web. Como toda la información que encontramos en internet, estos archivos y elementos están almacenados físicamente en algún lado, esto quiere decir que hay lugares específicos donde están alojados los servidores en condiciones especiales para este fin (temperatura, aislamiento, etc.).

La provisión de este espacio físico es llevada a cabo por compañías que se dedican a brindar este servicio. Sin embargo, el hosting no es el servicio de espacio de guardado de servidores netamente, sino que consiste en la provisión de un espacio virtual determinado dentro del servidor para los sitios web. Y este servicio, abarca desde el espacio de los servidores en sí, a su calidad, la velocidad, la tecnología que opera estos servidores, etc.

Elegir un servicio de alojamiento web

Es por todo lo aclarado en las líneas previas que, a la hora de elegir un servicio de alojamiento web, hay varios factores a tener en cuenta:

- El tipo de servicio: Existen los servicios HDD y los SSD. El disco HDD es el usado históricamente para almacenar datos. Consiste en discos que giran a gran velocidad y leen y transmiten la información. Con el pasar de los años y como toda tecnología, el servicio de discos HDD se ha ido perfeccionando, existiendo discos con mayor velocidad y, por lo tanto, con mayor capacidad para leer y transmitir la información. Sin embargo, esta tecnología tiene un límite, que es justamente la velocidad del movimiento, que puede alcanzar un punto máximo. El disco SSD es de tecnología más reciente y reemplaza el disco y el movimiento por un chip, una memoria. Al realizar esta transformación, la tecnología SSD tiene mayor velocidad y la posibilidad de mayor simultaneidad en el acceso de datos. De todos modos, al ser una tecnología significativamente más costosa, muchas compañías todavía no la utilizan. Este es un importante punto a tener en cuenta, dado que quienes sí la utilizan dispondrán de mayor velocidad en la accesibilidad y transmisión de datos.

- Garantía sobre los datos: De acuerdo a la cantidad de información que haya en la página, es necesario conocer qué tipo de garantía ofrecen sobre los datos, ya sea su protección y seguridad como los backups en caso de pérdida de información. Algo no menor es la disponibilidad (uptime) del servicio que contratás. O sea, que tiempo total del mes funcionará el servicio contratado sin errores o caídas. Nada funciona el 100% del tiempo, pero una disponibilidad de 99.9% o superior es lo esperado.

- Interfaz y otros aplicativos: Hoy en día donde estamos acostumbrados a manejar muchos sistemas con distintas dinámicas, es muy importante que manejemos una interfaz intuitiva y dinámica, puesto que si no será un trámite muy engorroso acceder a tu información y manipular los elementos de tu página web. La interfaz más utilizada y difundida es cPanel. Desde ella es posible gestionar los archivos de la página web, auto instalar manejadores de contenido como WordPress o Joomla, configurar certificados de sitio seguro SSL, gestionar tu zona de DNS y todo lo necesario para hacer funcionar tu página web de forma completa y segura.

De todos modos, el tipo de hosting a elegir para una página web va a depender del tipo de página a crear. No es lo mismo una página gubernamental, con múltiples menús desplegables, con muchísima información y necesidad de acceder a distintas áreas con imágenes, links, textos, listados e información quizás más sensible que una página más sencilla o con menor necesidad de velocidad y accesibilidad de datos, o una página de juegos, o un blog donde solamente habrá un menú, texto e imágenes.

Es por este motivo que vale la pena conocer esta información a la hora de elegir el servicio de alojamiento web, dado que probablemente muchos sean muy básicos pero constituyan la oferta necesaria para lo que necesitás a la hora de crear tu página, así como otros incluirán otro montón de elementos y utilidades que no vas a usar o que no son necesarias a los fines de tu página web.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas