*

Online

Explicó cómo se usa bien la tarjeta para no pagar de más y que no te "enganchen" con intereses y se hizo viral


Se trata de un hilo publicado en Twitter que detalla cada uno de los pasos que nadie detalla sobre el uso de los cartones

11 de Octubre 2019
Explicó cómo se usa bien la tarjeta para no pagar de más y que no te "enganchen" con intereses y se hizo viral

Las crisis económicas exigen creatividad para realizar determinados tipos de gastos. Uno de los elementos tradicionales de financiación más utilizados es la tarjeta de crédito.

Sin embargo, en más de una ocasión, diferentes usuarios se quejan por algunos gastos ocultos o “intereses” que terminan complicando el pago en término de este servicio de financiación.

En esta ocasión, el usuario de Twitter Martin Arriola (@muypocadata), contador público de UBA, que decidió publicar un hilo en el que detalla cómo utilizar de la mejor forma una tarjeta de crédito, evitar pagar de más y que la compañía enganche al usuario con el pago de intereses.

“Este hermoso rectángulo te hace sentir que podés comprarte todo y te lo ofrecen todo el tiempo en todos lados. Algunos conceptos y consejos para usarlas bien y no terminar así”, explicó Arriola en el posteo que abre el hilo.

Según el contador, una tarjeta de crédito “es un medio de pago y de financiamiento que permite comprar en cuotas algo que no se puede pagar al contado. "Para algunos gastos en el exterior es el único medio de pago aceptado”, detalla.

Puntualizó que una tarjeta de crédito puede tener costos de mantenimiento (en cada resumen), de renovación (anual) o también puede venir con productos asociados que nunca fueron pedidos por el usuario.

Aconsejó “preguntar todo” al ente emisor al momento de solicitar y o aceptar una tarjeta de crédito.

Explicó que “muchos de los productos asociados” como, por ejemplo, algún seguro pueden darse de baja luego. “Sólo hay que tener paciencia e insistir, no te lo van a poner fácil: mucha espera telefónica o pedirte que vayas a la sucursal”, advirtió.

También resaltó el Impuesto a los Sellos, una tasa equivalente al 1,2% sobre el total de los consumos del usuario.

Enfatizó que nunca se debe utilizar la opción de “pago mínimo de la tarjeta”. “Definitivamente pagar el mínimo es la peor decisión. El saldo que no pagaste será refinanciado por el banco a tasas que siempre fueron increíblemente altas. Este año han llegado a ser del 100% anual”, remarcó.

También aclaró que si el usuario pretende pagar la tarjeta antes del vencimiento del resumen, el cliente debe llamar al banco y consultar cuánto tardará en acreeditarse.

No obstante, remarcó que utilizar una tarjeta de crédito para comprar en cuotas sin interés representa “una gran ventaja” en una economía con inflación. No obstante, advirtió que se debe tener cuidado: “una promoción puede decir “sin interés” e incluir gastos administrativos, seguros y demás costos”, alertó.

En ese sentido, subrayó que una compra realmente no posee interés si el costo financiero total (CFTEA) es 0,00%.

También remarcó que se debe tener en cuenta que los consumos realizados en dólares recién se pesifican a la fecha de liquidación del resumen.

Por último, el contador, a modo de conclusión, dejó en claro: “Aún evitando todos estos errores comunes y costos hormiga, el mayor desafío es entender que nuestra capacidad de compra es la misma con o sin la tarjeta porque nuestro ingreso es el mismo. El resto es una ilusión temporal”, completó.



¿Te gustó la nota?

Notas Relacionadas