Online

El truco que usan los argentinos para revivir las notebooks "quemadas" en cuarentena: es barato

16 de Octubre 2020
El truco que usan los argentinos para revivir las notebooks "quemadas" en cuarentena: es barato

Durante la cuarentena muchos usuarios de PC tuvieron que poner sus equipos a trabajar mucho más de lo habitual. Es por esto que las computadoras sufrieron más castigo y necesitan, entonces, mejoras de rendimiento. Uno de los elementos que más se está vendiendo en el país para mitigar esto son los discos de estado sólido. La empresa Kingston destacó el crecimiento de venta de los SSD en Argentina durante 2020 versus 2019 con un aumento del 58% cuando a principio de año se estimaba su crecimiento fuera del 20 por ciento. Esto se debe a la situación actual de pandemia iniciada en Argentina en marzo. “El modo de trabajo ha cambiado mucho, se requiere de trabajo en casa, trabajo móvil. La durabilidad de un disco duro es limitada, el ssd es resistente no tiene partes móviles, no hay forma de que se rompa. Está muy apto al estilo de vida y trabajo de hoy que es móvil”, resumió Geraldine Stack, Business Manager de SSD y CKT de Kingston para América Latina.

“Cuando el upgrade se realiza sobre una notebook, además de la performance se gana mayor autonomía de la batería, ya que el SSD consume hasta 10 veces menos que el disco mecánico, sin contar la robustez y tranquilidad al usuario que brinda al ser mucho más resistente a golpes y vibraciones", agregaron desde la empresa.

Jean-Pierre Cecillon Regional Director SSA de Kingston indicó: “Varios factores confluyeron para este resultado expresivo. A la tendencia natural de sustitución de los discos rígidos tradicionales por los SSD, se sumó la aceleración de compra de notebooks tanto para los estudiantes como los profesionales en general –indicó–. Un gran volumen de estas notebooks necesitaron el upgrade de memoria y SSD para tener el rendimiento esperado por los usuarios. Si a eso le sumamos que los productos importados se benefician con un cambio más barato, la tentación de realizar el upgrade de inmediato aumenta”.

¿Qué son?

La gran diferencia es que mientras los discos duros utilizan componentes mecánicos que se mueven, las SSD almacenan los archivos en microchips con memorias flash interconectadas entre sí. Por lo tanto, casi podríamos considerarlos como una evolución de las memorias USB.

Los SSD suelen utilizar memorias flash basadas en NAND, que como también son no-volátiles mantienen la información almacenada cuando el disco se desconecta. No tienen cabezales físicos para grabar los datos, en su lugar incluyen un procesador integrado para realizar operaciones relacionadas con la lectura y escritura de datos.

Estos procesadores, llamados controladores, son los que toman las "decisiones" sobre cómo almacenar, recuperar, almacenar en caché y limpiar los datos del disco, y su eficiencia es uno de los factores que determinan la velocidad total de la unidad. Además, al no depender del giro de un componente físico, también se logra una unidad más silenciosa que los discos mecánicos.

En cuanto al tamaño, estos discos suelen ser de 2,5", y tienen un diseño casi idéntico al de los discos duros mecánicos, lo que ayuda a que puedan encajar en las mismas carcasas y ranuras donde van montados los discos duros convencionales en un ordenador.

Mejoras de un SSD frente a un HD

Arranque del sistema; pasarás de tener un sistema que arranca en varios minutos a un sistema que arranca en cuestión de segundos.

Suspensión del equipo y despertar del mismo será un proceso casi instantáneo.

Mejora en productividad; los programas se abren más rápido, los juegos cargan antes, etc.

Transferencia de archivos.

Menor consumo energético, algo a destacar en portátiles, ya que mejora de más de 30 minutos de autonomía.

Menor peso, punto importante también en portátiles.

Menor calor producido.

Sin vibraciones ni ruido.

Mejor resistencia a pequeños golpes y a magnetismo.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas