*

Online

El mayor problema del WiFi: ahora pueden "entrar" a tu computadora pero hay forma de protegerse

Contraseñas de Wi-Fi incrackeables: cómo mejorar la seguridad de Internet en tu hogar según los expertos.

23 de Julio 2020
El mayor problema del WiFi: ahora pueden "entrar" a tu computadora pero hay forma de protegerse

La pandemia global de COVID-19 generó que miles de personas alrededor del mundo deban modificar la rutina diaria y laboral y permanecer dentro de sus hogares a partir de las medidas de aislamiento social y preventivo. El presidente de ARSAT, Pablo Tognetti, confirmó que el tráfico de Internet en Argentina creció en un 50% desde que comenzó el aislamiento preventivo y obligatorio.

Ante la necesidad de utilizar nuestros dispositivos electrónicos en la casa con mayor frecuencia, es preciso mejorar la seguridad de nuestra red de Internet. Por eso, los expertos recomiendan cambiar la contraseña al menos una vez al mes para evitar que dispositivos no deseados utilicen el ancho de banda.

“El Wi-Fi es la puerta de casa y la clave su llave”, asegura Jorge Velázquez, técnico universitario en desarrollo web y mobile de la Universidad de La Matanza. “Se tiende a ser más descuidado con el acceso a Internet compartiendo estos datos con muchas personas. Esto significa que, estemos o no en casa, éstas pueden usar nuestra conexión a Internet, lo que tiene consecuencias", explica Velázquez.

Es importante cambiar la contraseña una vez al mes y el nombre de nuestra red cada seis meses para que dispositivos ajenos a la casa no puedan conectarse. Para cambiar la contraseña Wi-Fi se debe entrar a ajustes o configuración del router y tener a mano tres datos: el número de IP (para identificar por lo menos a un dispositivo dentro de la red), el nombre de usuario y la clave del router.

Cuando entramos a ajustes, ingresamos estos tres datos y cambiamos la contraseña del Wi-Fi desde una computadora conectada a la red. Cuando abrimos una página de algún navegador como Chrome o Firefox o Microsoft Edge, ingresamos el número de IP en el buscador. Se desplegará una página de “puerta de entrada” y se deberán completar los campos con el nombre de usuario y la contraseña del router.

Cuando los completemos, se abrirá un menú de opciones: debemos buscar la palabra “network”, “redes” o “wireless” y hacer click. Cuando hacemos click, se abrirán dos caminos: red 2,4 GHz o 5 GHz, que son los dos tipos de bandas anchas que trabaja nuestro router. Seleccioná la que le quieras cambiar la contraseña.

Cuando seleccionás para cambiar la contraseña, aparecerá un menú secundario con la opción de seguridad o “security” y ahí se almacena la contraseña actual de Wi-Fi. Ahora sí, cambiá la vieja clave por la nueva y guardá los cambios.

Los expertos informáticos recomiendan contraseñas solo de letras y largas para los algoritmos no puedan crackearla. Las numéricas son débiles. Este es un ejemplo de contraseña que recomiendan: “tengomuchotrabajoenelhospital”.

Cómo posicionar tu router para tener un mejor Internet

El primer consejo a tener en cuenta es tener router lo más cerca posible. Las redes WiFi están basadas en una tecnología mucho más antigua que internet: la tecnología de radio.

Al igual que otras fuentes de ondas electromagnéticas, cuanto más se aleje uno de la fuente (en este caso, tu router), más débil será la señal. Por tal motivo, la regla fundamental es la de colocar el router lo más cerca posible de los dispositivos que se pretende usar conectados a la red WiFi. El router no puede tener elementos adelante o atrás de él porque podrían bloquear su señal. Debe estar apoyado en una posición central y algo elevado como encima de una mesa o mueble.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas