*

Online

El increíble yate de US$ 645 millones de Bill Gates: la historia que no fue

Diferentes medios se hicieron eco de una noticia que, horas después, fue desmentida. ¿Qué fue lo que pasó? 

10 de Febrero 2020
El increíble yate de US$ 645 millones de Bill Gates: la historia que no fue

La noticia recorrió el mundo con una rapidez inusitada, impulsada en gran medida por el poder conjunto de los medios y las redes sociales: Bill Gates, el cofundador de Microsoft, había dejado de lado sus acciones de filantropía por un rato para desembolsar 645 millones y comprarse un lujoso yate impulsado por hidrógeno.

El rumor sostenía que Gates -que lidera una fundación benéfica junto a su esposa Melinda- había comprado este superyate que poseía hasta una cascada propia incorporada. Sin embargo, horas después, la firma Sinot Aqua, fabricante del yate de hidrógeno, salió a desmentir la noticia.

"El concepto de hidrógeno Aqua no está vinculado al Sr. Gates (o sus representantes) en ninguna forma o asunto", remarcó Sinot Yacht Architecture & Design en un comunicado. "Sinot no tiene ninguna relación comercial con el señor Gates", añadió.

En cuanto al Aqua en sí, eso es "solo un concepto en desarrollo y no se ha vendido al Sr. Gates", insistió la compañía.

El rumor que no fue

El trascendido se originó en el prestigioso diario The Telegraph. En una publicación, el periódico detalló que fuentes de construcción naval sugirieron que la intención de Gates para la producción del yate era agregar también motores diesel más tradicional.

¿El motivo? Según el rumor, Gates estaba preocupado porque la infraestructura de hidrógeno simplemente no está tan extendida como sería necesario.

La publicación también puntualizó que el cofundador de Microsoft tendría una estación de reabastecimiento de combustible tal construida en el puerto de origen del yate.

¿Cómo es el Aqua?

Desarrollado por Sinot Yacht Architecture & Design, en colaboración con Lateral Naval Architects, Aqua es una visión de 112 metros de largo que podría definirse como un súper yate ecológico.

En lugar de motores diesel, su funcionamiento se basa en un sistema eléctrico de hidrógeno, con tanques gemelos de hidrógeno licuado.

Además, a partir de una celda de combustible, muy similar a la del Toyota Mirai o Honda Clarity -aunque mucho más grande-, ese hidrógeno se puede convertir en electricidad.

La nave no sería para nada lenta: los diseñadores del yate sugirieron que podría navegar a 10-12 nudos, alcanzar una velocidad máxima de 17 nudos y tener un alcance de 3.750 millas náuticas.

Toda esa potencia se combina con un lujo increíble y pocas veces visto. Entre los amenities se incluyen una suite para el propietario que se encuentra en la parte delantera de la cubierta superior, que la convierten en un observatorio privilegiado con vistas de hasta 180 grados.

Además, el interior de la nave es muy similar al brillo que suelen exhibir los hoteles ubicados en la ciudad estadounidense de Las Vegas. En ese sentido, los “camarotes” ubicados en la planta abierta son parecidos a los que se encuentran en un hotel de alta gama.

El yate puede albergar hasta catorce invitados y una tripulación de 31 para apoyarlos.

A raíz del interés de Gates en la energía verde, nadie se sorprendió demasiado por el rumor de que el magnate fuera el comprador del Aqua.

A continuación una galería de imágenes con el proyecto Aqua:



¿Te gustó la nota?

Notas Relacionadas