*

Online

El error fatal que desató la pandemia: un país rebelde avisó tres meses antes pero nadie le hizo caso

Taiwán reveló los correos que envió a la OMS diciembre 2019 alertando sobre un brote de "neumonía atípica". Pero nadie hizo nada. 

24 de Abril 2020
El error fatal que desató la pandemia: un país rebelde avisó tres meses antes pero nadie le hizo caso

Taiwán reveló los correos que envió a la OMS diciembre 2019. Estos correos alertaban sobre creciente amenaza de una “neumonía atípica”.

La Organización Mundial de la Salud negó la existencia de esta correspondencia pero se hizo pública.

La OMS desmintió el haber recibido y desatendido una alerta precoz de Taiwán. Además, negaron que fueron alertados sobre la gran base de contagios que empezaba a crecer día a día entre el personal médico en Wuhan. Es decir, alertaron de un contagio “de humano a humano”.

El gobierno de Donald Trump denunció que la OMS había sido notificada y esta ignoró la temprana advertencia.

Taiwán envió una advertencia en diciembre de 2019 un brote de “neumonía atípica” en China. El presidente de los Estados Unidos destacó la inclinación de la Organización por China.

Semanas atrás, el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, acusó a Tsai Ing-wen, la presidenta de Taiwán, de racista y ella se defendió: “Taiwán es un país que se compromete con la libertad, la democracia, la diversidad y la tolerancia”.

Y agregó: “Durante años, hemos sido excluidos de las organizaciones internacionales y sabemos mejor que nadie lo que se siente ser discriminado y aislado".

La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, junto a una militar utilizando barbijos.

La OMS solo toma como miembros aquellos países que participan de las Naciones Unidas. La Asamblea General de la ONU no reconoce a Taiwan; por lo tanto, el país queda excluido de los debates con el resto de los países.

El Centro de Control de Enfermedades de Taiwán reveló a través de un comunicado de prensa oficial el contenido de la carta y su fecha de envío.

“En respuesta a que la OMS se niega a admitir que fue alertado de la posibilidad de contagio humano a humano de COVID-19”, comienza el comunicado del país.

“Dada la falta de claridad en ese momento, así como los muchos rumores que circulaban, el objetivo de Taiwán era garantizar que todas las partes relevantes permanecieran alertas", advierten.

El Centro de Control de Enfermedades de Taiwán se enteró de 7 casos de neumonía atípica en Wuhan, China”. Y explica: “En China, el término “neumonía atípica” se refiere al SARS, una enfermedad que se transmite entre humanos”.

La OMS dijo que en el correo “no se menciona una transmisión de humano a humano” y el CDC taiwanés demostró lo contrario. 

"Los profesionales de la salud pública podían discernir de esta redacción que había una posibilidad real de transmisión de la enfermedad de persona a persona", escriben luego de la repercusión.

El comunicado sigue y escribe: “Debido a la experiencia de la pandemia de SARS en 2003, Taiwán lleva cuenta de información del nuevo brote. El 31 de diciembre de 2019, Taiwán envió un mail a la OMS informando sobre nuestro entendimiento de la enfermedad y pidiéndole información adicional a la Organización”.

El gobierno de Taiwán afirma que su alerta no fue enviado a otros países, sino que la OMS decidió ocultarlo: “En el correo electrónico nos esforzamos por referirnos a la neumonía atípica, y notamos específicamente que los pacientes habían sido aislados para recibir tratamiento”.

"Para ser prudentes, en el correo electrónico nos esforzamos por referirnos a la neumonía atípica, y notamos específicamente que los pacientes habían sido aislados para recibir tratamiento", aclararon luego de la repercusión.

Taiwán acusa a la OMS con pruebas de su imposibilidad de actuar a tiempo: según el país, fueron alertados de la transmisión de persona a persona en diciembre.

Al día de hoy, Taiwán cuenta con 393 casos confirmados de COVID-19 y con seis víctimas fatales. El país en 2003 sufrió un gran golpe con la pandemia de SARS y reaccionaron inmediatamente frente a este nuevo brote.

Fueron capaces de clasificar el 15 de junio la enfermedad como: “Neumonía especial, severa y contagiosa” antes de llamarla COVID-19.

Instauraron medidas especiales el mismo día que enviaron el correo: "El día en que se envió el correo electrónico mencionado a la OMS, el gobierno de Taiwán activó el control fronterizo mejorado y las medidas de cuarentena basadas en el supuesto de que la transmisión de persona a persona estuviera ocurriendo. Estas medidas incluyeron la detección de pasajeros en vuelos desde Wuhan antes del desembarque”. 

"Nuevas fuentes indicaron hoy que al menos 7 casos de neumonía atípica fueron reportados en Wuhan, CHINA. Las autoridades de salud del lugar contestaron a los medios que los nuevos casos no son de SARS. Sin embargo, las muestras están todavía siendo examinadas y los pacientes han sido aislados para recibir tratamiento", escribieron en otro correo electrónico.

Luego de la polémica, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, suspendió los fondos para la Organización Mundial de la Salud. Acusó a la OMS de mal manejo de la pandemia de coronavirus y de "no actuar lo suficientemente rápido". Gracias a la filtración de los correos de Taiwán a la OMS, el presidente se convenció que la Organización estuvo avisada con anterioridad y no hizo nada para alertar a la comunidad internacional.

En el día de ayer, China anunció que financiará a la OMS con 30 millones de dólares



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas