*

Online

El "combo" que explica por qué es tan caro comprar tecnología en la Argentina

Importadores y empresas explicaron los motivos por los cuáles existe una importante diferencia de precios entre los mismos equipos de acuerdo a su lugar de venta.

08 de Junio 2020
El "combo" que explica por qué es tan caro comprar tecnología en la Argentina

La pandemia global de coronavirus COVID-19 generó que muchas familias tuvieran que incrementar la cantidad de notebooks o computadoras para que todos los integrantes de la casa pudieran hacer frente a sus obligaciones, en el contexto de las medidas de aislamiento social dispuestas por el Gobierno.

De este modo, miles de personas iniciaron una búsqueda por los diferentes sitios de venta para hallar un dispositivo de la forma más rápida posible.

No obstante, los obstáculos no tardaron en aparecer: a la escasa disponibilidad y los problemas de logística -sobretodo, en el inicio de la cuarentena-, se sumó el inconveniente más importante: el precio.

En ese sentido, el valor actual que muestran las computadoras y notebooks en la Argentina supera en algunos casos el 60% respecto a los mismos dispositivos en otros países.

Según un informe elaborado por el sitio de e-commerce Linio en mayo pasado, la Argentina es actualmente el segundo país más caro de Latinoamérica para comprar notebooks. Chile, Colombia, México y Perú fueron los otros países en donde se realizó el relevamiento.

De acuerdo al trabajo, Colombia se posiciona como el más asequible y Perú como el más caro. Por otro lado, la Argentina, Chile y México están cerca del precio promedio por dispositivo, que es de US$ 876.

Entre todos los productos y perfiles analizados, el gamer en Perú es el que más dinero desembolsa, mientras que el escolar en Colombia, el que menos.

En Chile el producto más barato es la computadora para el hogar, al igual que en la Argentina. En tanto, para México y Perú lo más asequible es la computadora escolar.

Por otro lado, de acuerdo a un trabajo desarrollado por la firma de investigación Credit Suisse, se estima que este año se venderán alrededor de 256 millones de computadoras de escritorio y laptops alrededor del mundo.

El sector empezará a recomponerse y a estabilizarse (en precios) a partir de 2021: la producción y distribución es el factor limitante ya que China es el principal distribuidor de electrónica del mundo y por la pandemia, cerraron la producción.

Algunos ejemplos

Infotechnology se puso en contacto con Lenovo, una de las empresas que comercializa sus productos en la Argentina.

Al consultarle por qué una notebook en la Argentina posee un precio más elevado respecto al que posee el mismo equipo en otros países (como por ejemplo, España), Juan Martín, gerente general de Lenovo, explicó que la empresa “opera habitualmente a través de canales que compran los productos en planta”.

El costo de un dispositivo y de un accesorio se construye a partir de la logística y la carga arancelaria. El valor final de venta por parte de Lenovo no responde únicamente al costo en sí del dispositivo, sino también de las diferentes cargas impositivas y de logística del país donde se comercializa el producto”, precisó.

La semana pasada, en Twitter se hizo viral el posteo publicado por un usuario que hacía mención al distinto valor que poseía la misma notebook en España y en la Argentina. Como era de esperarse, rápidamente el contenido se hizo viral.

El origen del problema

A raíz de la distancia que separa a la Argentina del país asiático, la diferencia en el valor de los equipos empieza a generarse a partir de los kilómetros que deben atravesar los dispositivos.

El “flete” y la distancia empiezan a ser la variables indispensables a tener en cuenta, más allá de los impuestos que luego deben abonar los importadores para poder ingresar los productos al país.

La diferencia de precios es básicamente por dos factores. El primero radica en que si los productos son de origen chino, la distancia que hay entre China y España (por ejemplo) y China y la Argentina, no es la misma", detalló Mariel Bruno, directora Extrazona S.A., firma de logística de Comercio Exterior, en diálogo con Infotechnology

“La imposibilidad de conseguir dólares y obligar a las empresas a procurarlos afuera, hace que aumenten todos (los precios) al pasar a un tipo de cambio más alto", añadió.

El tipo de cambio, el otro gran enemigo

Los dispositivos tecnológicos, computadores o smartphones, televisores o videoconsolas, poseen sus precios en dólares. Y ahí surge el otro gran problema.

Hay una resolución en la Argentina que dice que podés importar hasta US$ 3000, valor total -con flete incluido- y hasta 50 kilogramos de peso de mercaderías. Se puede traer cualquier producto pagando el 50% de los derechos y el 50% del valor y recibirlo en la puerta de tu casa. No hay una imposibilidad de importar cosas, como existía en otro momento. Es la realidad”, explicó Bruno  

“(Pero) Hay una disparidad de cotización de dólares. Cuando se compra en el exterior, por ejemplo una computadora, se hace con una tarjeta de crédito en dólares, instrumento que hoy posee un 30% más de valor por el impuesto al dólar solidario. En cambio, el importador directo de esos productos lo paga al dólar a $ 70", precisó.

La directora de la importadora y exportadora especializada en el comercio con China detalló que actualmente otro de los problemas es que "hay varios tipos de cambio". "Por ejemplo, hay un dólar de importación de $ 70 y pico de pesos, un dólar solidario (que es de $ 70 más el 30% solidario arriba), y el dólar paralelo. Pero la imposibilidad de hacerte de billetes genera este tipo de cosas”, completó.

En la Argentina, aún sin aumentar su valor nominal (es decir, que cueste un mismo producto durante varios meses US$ 100, por ejemplo), el costo final para el usuario interesado se modificará día a día a partir de la devaluación del peso argentino respecto al dólar estadounidense.

Si bien este tipo de movimiento puede llegar a acortar la brecha de precios que existe en comparación con otros países de la región, lo cierto es que los ciclos inflacionarios en la Argentina son también más intensos y constantes respecto al de los países vecinos.

El sobreprecio que se debe abonar en la Argentina también se debe a la alta presión impositiva que impone el Gobierno argentino a los productos importados (en algunos casos hasta un 50% de impuestos a los productos externos).

En ese sentido, en la Argentina existen actualmente unos 167 diferentes impuestos que generan que buena parte de los productos tengan un precio hasta un 60% más caro respecto a lo que en verdad costarían, según diferentes economistas.

De todos modos, más allá de las variaciones de los precios, el gran problema en la Argentina parece seguir siendo el mismo: medidas que que apunten al consumidor más que al producto.

Es decir, por más ofertas que aparezcan el consumo se mantiene contraído a raíz de la reducción del poder adquisitivo de buena parte de la población.

En ese sentido, el combo compuesto por factores como "distancia + tipo de cambio + inflación + presión tributaria" explicaría el motivo por el cuál los productos tecnológicos son más caros en la Argentina respecto a otros países.  



¿Te gustó la nota?

Notas Relacionadas