*

Online

El "código secreto" que te acelera y mejora cualquier Wi Fi

La red hogareña suele tener caídas y ser lenta. Sin embargo, el servicio puede mejorarse con una simple modificación. ¿De qué se trata?

28 de Enero 2019
El "código secreto" que te acelera y mejora cualquier Wi Fi

La red WiFi hogareña nunca será perfecta. Se caerá, será lenta, y tendrá fallos. Esto será casi siempre así, pese a las promesas de los proveedores de servicio.

Las causas de los fallos pueden ser de origen variado. En principio, el router está en una mala posición o es poco potente; la antena de nuestro dispositivo está funcionando mal o, simplemente, sufre interferencias.

Y lo más factible es que las interferencias sean la principal causa. En ese caso, el usuario deberá revisar el canal donde se encuentra.

¿Qué son los canales?

La mayoría de routers WiFi emiten en la banda de los 2,4 GHz, la banda clásica compatible con todos los dispositivos móviles. Esta banda va desde los 2.412 MHz hasta los 2.472 MHz y se divide en 13 canales.

Cada uno de esos 13 canales se reparten un espectro de 100 MHz, aunque cada uno tiene 20 MHz.

Es decir, la cuenta no cierra. Por tal motivo, los canales se solapan entre sí de forma que cada canal ocupa una parte o porción del espectro de los subyacentes.

El esquema muestra cómo los canales se solapan

Por ejemplo, el ancho de banda del canal 1 llega hasta el canal 3, situación que significa que un router que emita en el canal 1 generaría interferencias a un router que emita en el canal 3, y viceversa.

Las interferencias vienen generadas por el solapamiento de los canales.

Una de las soluciones factibles es pasar a la banda de los 5 GHz, que se encuentra menos saturada ya que posee 25 canales no superpuestos y capacidad para brindar mayor velocidad, aunque menos alcance.

Pero existe un problema. No todos los routers pueden emitir en la banda 5 GHz, sobretodo, los modelos más antiguos. Asimismo, no todos los dispositivos móviles cuentan con una antena compatible con la banda de 5 GHz, por lo que no es una solución, digamos, universal.

¿Cuál es el truco entonces para ganar en potencia y cobertura? Cambiar el canal.

Antes de cambiar el canal hay que saber cuál estamos usando y luego ir hacia el que se encuentre menos saturado.

Para saber qué canal se está usando es necesario bajar una app, por ejemplo, WiFi Analyzer, desde la tienda Google Play, que mostrará todos los routers WiFi que estén emitiendo señal cerca, su potencia y el canal que están usando en una gráfica.

Ese mismo gráfico también permitirá ayudar a saber cuál es el canal que más conviene utilizar.

La imagen muestra cómo existen muchos routers emitiendo en nuestro mismo canal o solapándose con el nuestro, situación que puede generar caídas, interferencias, reducción de velocidad, etc.

El usuario deberá deslizar tres veces hacia la izquierda para acceder a un ranking. En esa pantalla, deberá pulsar "Choose your AP" y seleccionar su red WiFi.

La app le mostrará cuál es el canal que está utilizando y cuál es, según los que existen a su alrededor, al que deberías cambiar para tener una conexión óptima.

Hay que tener en claro que el canal 14 siempre saldrá con todas las estrellas, pero no se puede utilizar. En el caso de la imagen, el usuario usa el 4 y debería moverse al 12 o al 13.

Una vez identificado cuál es el canal óptimo, el usuario deberá cambiarlo en su ruoter, abriendo cualquier navegador web, sea en su dispositivo móvil o en una computadora, y escribir la dirección 192.168.1.1.

El sistema pedirá unas credenciales que, si el usuario no las modificó, probablemente sean admin/admin, 1234/1234 o una combinación de ambas.

A partir de ese instante, dependerá del router que tenga el usuario que el acceso esté en un sitio o en otro, pero básicamente deberá buscar la opción para cambiar el canal de emisión.

En nuestro router, que es un ZTE F680, la opción está en "Network" > "WLAN Radio 2.4G".

Por defecto, el router suele venir configurado en automático, opción recomendable porque, en teoría, elige el que mejor se adecua según a la localización del usuario.

No obstante, si aun así pretende cambiarlo, deberá seleccionar el apartado correspondiente y modificarlo.

Una vez llevado adelante los procedimientos, deberá guardar las modificaciones y listo, el canal se habrá cambiado.

En teoría, el usuario debería notar un pequeño corte y luego una mejora en la conexión.

A tener en cuenta

Posiblemente la mejora también sea temporal, ya que si los routers de los vecinos están configurados en automático y detectan que el canal que estás usando es el mejor, se cambiarán y se deberá repetir el proceso antes descripto.



¿Te gustó la nota?

Notas Relacionadas