Online

Criptomonedas: la única inversión que le gana siempre al dólar y no tiene "costo argentino"

Cómo funciona el mercado de criptomonedas y qué tiene que saber un inversor para no quedarse afuera. ¿Cuánto se puede ganar?

03 de Marzo 2020
Criptomonedas: la única inversión que le gana siempre al dólar y no tiene "costo argentino"

Llegó 2020 y los inversores más avezados se plantean objetivos de rendimiento de su cartera. Probablemente algunos hayan escuchado hablar de las criptomonedas, algunos habrán intentado adentrarse, otros habrán sido desaconsejados, o quizá fue descartada de plano por "riesgosa".

Es cierto que al ser un activo financiero tan nuevo, las criptomonedas atraviesan turbulencias que otros activos ya más consolidados no. Pero ahí quizá reside el atractivo para incluirlas en una cartera con cierto apetito de riesgo.

Bitcoin fue la inversión de mejor retorno en la década pasada (dejando en el polvo a Netflix, la acción que más ganó entre las acciones, multiplicando por 38 el capital invertido durante esos 10 años). También Bitcoin ganó en 2019 con el 91% y en 2020 viene siendo también el ganador en estos 60 días con aproximadamente 30%

Las alternativas de inversión hoy

Veamos qué alternativas de inversión puede considerar un inversor en 2020:

Como vemos en el gráfico, a grandes rasgos estas son algunas de las alternativas de inversión de que dispone el inversor. No son todas, pero dan una idea acabada de las opciones a nivel general.

En el eje vertical vemos cuan rápido puede hacerse del dinero (desinvertir, salir de esa inversión) y pasarse a dinero líquido, disponible.

Los dos cuadrantes de abajo indican una forma más lenta (estaremos más ilíquidos en esa inversión) de materializar una eventual ganancia. En cambio los dos cuadrantes superiores son más bien líquidos, de disponibilidad del dinero en forma casi inmediata.

Las criptomonedas más grandes son líquidas y ofrecen un potencial retorno muy alto en 2020 y en lo que resta de la década. Las acciones ofrecen una potencial de alto retorno, aunque si consideramos el promedio reflejado en el S&P 500 de los últimos 30 años da en promedio 7.96% anual de revalorización, por lo cual quizá debería reflejarse en el primer cuadrante izquierdo.

La volatilidad reina y seguirá reinando en cripto

Las criptomonedas son todavía un activo financiero muy reciente, lo cual todavía habrá mucha volatilidad por los próximos 10 años. Quienes estamos en el mercado hace varios años vemos una caída respecto a la volatilidad que experimentaba antes, pero así y todo es uno de los mercados más volátiles que existan.

Sin lugar a dudas el inversor que esté leyendo este artículo no tenga inversiones en otro activo tan volátil como las criptomonedas. Para ellos sugerimos que la manera más simple de neutralizar semejante volatilidad es asignandole un porcentaje muy bajo de su patrimonio, idealmente que no supere el 2%.

De esa manera se pueden lograr resultados muy atractivos (duplicar el patrimonio total en 10 años por ejemplo), arriesgando un porcentaje muy bajo de la cartera. Si la inversión no materializa, o atraviesa largos períodos de caída, no debería impactar en forma negativa significativamente la cartera.

¿Qué resultados estoy dispuesto a arriesgar?

Obviamente para lograr un 1% mensual, el nivel de riesgo es mucho más bajo que si el inversor intenta lograr un 25% mensual, algo posible en cripto siempre y cuando el esté dispuesto a arriesgar una posible caída del 25% de su patrimonio.

Cuando el inversor se confronta con esa realidad, es cuando el "apetito por el riesgo" disminuye significativamente, y un 1% mensual vuelve a parecer un retorno muy apetecible.

Intentar ver el bosque y no el árbol

Pero un inversor con cierto apetito de riesgo puede intentar buscar retornos muy atractivos en un área como cripto, siempre y cuando, como decíamos más arriba, no arriesgue más del 2% de su patrimonio.

El 98% restante del patrimonio se puede usar para buscar retornos más estables, más conservadores, menos dependientes de la volatilidad.

Cómo armar una cartera cripto en 3 etapas

Una vez que se decidió por incluir cripto, en un porcentaje muy poco significativo (no más del 2%), estos son algunos de los lineamientos a seguir para hacerlo con éxito:

Determinar el objetivo de la inversión en cripto: 

Pueden ser varios: diversificar el riesgo (contra dólar por ejemplo), intentar duplicar el patriomonio, headgearse contra la economía mundial, etc. Básicamente hay que responder la pregunta ¿porqué el inversor quiere entrar en cirpto?.

Horizonte de tiempo hasta maduración de la inversión:

Si bien es cierto que cripto está recién empezando, quizá el inversor tenga en mente un período de tiempo a esta etapa de prueba de este nuevo activo financiero. Debido a la alta volatilidad, no acostumbrada por la mayoría de los inversores, es importante mantenerse firme con el horizonte que se fijó de antemano. 

Tolerancia al riesgo:

Este punto es donde se tiende a ser más teórico que práctico, y donde uno dice que quiere alto retorno potencial, pero hay que asumir el riesgo y la volatilidad. No es lo mismo el riesgo implícito de intentar lograr un 5% mensual que un 25% mensual.

Al ser un activo financiero tan nuevo, el inversor clásico no encuentra eco en sus asesores financieros tradicionales, por suerte están surgiendo una nueva camada de especialistas en inversiones en cripto que pueden ayudar a dar el primer paso y responder sus dudas y definir los aspectos más tácticos.

Ahora sí, definir la parte táctica

Una vez que se definen estas tres grandes lineamientos de la cartera, se pasa a definir aspectos más tácticos. Hay varias opciones, para gusto de cada quién:

Una sola moneda o una canasta de criptomonedas

Se puede elegir sólo Bitcoin o sólo alguna moneda en específico. Ha habido otras criptomonedas que han tenido mejor retorno en ciertos períodos de tiempo, pero cuando se factorea por el riesgo implícito, Bitcoin termina siendo la de mejor Sharpe Ratio (la que tiene potencial de upside, cotejado el riesgo implícito). Se puede elegir una cartera diversificada, por ejemplo en el top 10, o top 20 en base a mayor capitalización de mercado. Una canasta ayuda a disminuir la volatilidad de una sola cripto pero a la hora de buscar altos retornos se necesita que todas las carteras de la canasta se comporten al alza en porcentaje parecido para apalancar toda la cartera. Sirve para amortiguar la caida, al menos un poco, pero también morigeran la subida, lo cual puede ser frustrante si se la compara con la ganadora del portafolio.

Comprar y olvidarse, o ir tradeando

Se puede ser holder de Bitcoin de largo plazo (más de 1 año, idealmente 3 o más). Se compra Bitcoin y no se mira atrás, pase lo que pase. Es lo más parecido a olvidarse que se tiene esta inversión, que históricamente ha sido la mejor inversión. También se puede "Ir tradeando en el camino". Es para quienes buscan sacarle el máximo provecho en el camino. Son quienes hubieran intentado vender cuando llegó a USD 20.000 a fines de 2017 y volver a recomprar cuando Bitcoin cayó a USD 3.500 en Enero 2019. 

Hacer toda la inversión una única vez o en partes

Para quienes desean reacomodar algunas piezas de su portfolio y decidirse a eliminar alguna inversión que no prometía grandes retornos este año para arriesgarlo en las criptos, quizá convenga entrar "todo de una vez".

Para quienes tienen cash flow proveniente de inversiones en real estate por ejemplo, pueden aprovechar para ir haciendo Dollar Cost Averaging (DCA) y promediar entradas todos los meses, sin arriesgar capital, sino solamente lo producido por renta.

Hacerlo por su cuenta o delegarlo

La ventaja de hacerlo por su cuenta es que no se necesita confiar en nadie, ni pagar los fees de gestión. Por otro lado, es muy probable que ningún asesor de inversiones tradicional le haya mencionado la oportunidad que se está perdiendo, más que nada por desconocimiento en esta área compleja y tan reciente. En ese caso se puede delegar en asesores financieros especializados en criptomonedas. 

Conclusión

Ciertamente las 5.000 criptomonedas existentes hoy ya han ido ganando un lugar en la cartera de los portafolios más osados. Y a fuerza de resultados, y potencial, es que los inversores más tradicionales están animandose a darle una chance, con un porcentaje muy menor de su portfolio.

Por algo se empieza. Se repite mucho la cara de sorpresa cuando les cuento a los inversores interesados explorando en cripto, que Bitcoin en términos de volumen medido en dólares ya tradea lo mismo por día que las acciones sumadas de las 5 empresas más grande del mundo, US$ 28.3 billones de dólares.

Cripto ya se puso los pantalones largos en el mundo de las inversiones, sólo que todavía es muy temprano, lo cual lo hace difícil de entender, pero muy atractivo llegar antes que los demás.

Por Gonzalo Arzuaga es administrador de portfolios cripto en Terrifico.Capital,  profesor en Bitcoinario.com y autor de "Criptomonedas" (Penguin Random House).



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas