Online

Cómo es el nuevo método que te vacía la cuenta usando cajeros automáticos "truchos".

Cómo es el nuevo método que te vacía la cuenta usando cajeros automáticos "truchos".

04 de Octubre 2020
Cómo es el nuevo método que te vacía la cuenta usando cajeros automáticos "truchos".

Durante la época de pandemia, se conocieron diferentes casos de estafas relacionadas a medios de pago digitales o a servicios digitales de distinto tipo. En una primera instancia aparecieron estafas relacionadas al cobro del Ingreso Familiar de Emergencia. El phishing es un método de estafa que se basa en engañar a los usuarios para que realicen alguna acción que vulnere la seguridad de su sistema. En este caso, los ciberatacantes en la Argentina optaron por aprovechar las dudas y la ansiedad que generó el pago del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE).

Se llegaron a crear diferentes páginas de redes sociales falsas que imitaban al sitio original de la Anses, la institución que realiza los pagos del IFE.

Luego se conoció otra estafa relacionada al homebanking. Esta nueva modalidad consiste en ofrecer premios, solicitar a la víctima información sobre sus datos personales y pidiéndole que se acerque al cajero del banco más cercano. Allí, mediante alguna historia o engaño logran que el dueño de la tarjeta active la clave token y de esa manera acceden a la cuenta y realizan una transferencia bancaria hacia otra cuenta. Luego van transfiriendo el depósito a más cuentas, lo que hace casi imposible recuperar el dinero.

La clave token es un código que ofrece un segundo factor de seguridad en el homebankig para poder realizar distintas operaciones. Entre otros aspectos, permite aumentar el límite de transferencias, blanquear el PIN y realizar una transferencia por primera vez a una cuenta nueva sin necesidad de dirigirse a un cajero.

La víctima pierde su dinero y el banco no se responsabiliza porque la operación fue realizada por el propio cliente. Pero en muchos casos la estafa no culmina ahí, ya que teniendo esa clave piden prestaos a nombre de esta persona. Los mismos son de acreditación automática, los cuales a los pocos segundos son transferidos a otras cuentas.

Recientemente se suma otra estafa a la lista: la de los cajeros automáticos.

Cómo es la estafa con cajeros automáticos

Los skimmers eligen lectores de tarjetas y cámaras en miniatura o superposiciones de teclado para robar información financiera personal y dinero. El Skimming es un método usado para el robo de datos mediante la clonación de tarjetas de crédito sin que el usuario lo sospeche, y se realiza tanto en cajeros automáticos como en los propios establecimientos.

En los cajeros, los estafadores suelen colocar un lector de tarjetas magnéticas en la ranura donde el cliente inserta la tarjeta. Posteriormente, el dispositivo "lee" la información de la banda magnética y la transmite a otro aparato, donde quedan almacenados los datos.

Asimismo, en otras ocasiones una pequeña cámara inalámbrica, oculta cerca del panel frontal del cajero automático captura el PIN del usuario cuando se ingresa. La información del dispositivo y la cámara se envía de forma inalámbrica al criminal, que generalmente está estacionado con una computadora portátil cerca.

Finalmente, el usuario del cajero automático no tiene idea de que su información ha sido comprometida.

El método de clonación es tan rápido que cualquier persona puede convertirse en víctima sin haber sentido ningún tipo de anomalía en los procesos de pago habituales. Los ladrones consiguen acceder a nuestros datos para transferirlos a una tarjeta en blanco o realizar transacciones online, para lo que ni siquiera hará falta el clonado físico en ciertas ocasiones.

“Es una modalidad viejisima. Antes se usaban los llamados ‘pescadores’ que se armaban con una radiografías y el objetivo era dejar la tarjeta atrapada en el lector, para que luego el ciberdelincuente tuviera la robe. Ese fue el comienzo, pero ahora, con los nuevos avances de seguridad en los bancos, los criminales están más ingeniosos”, explicó oportunamente Sebastián Stranieri, CEO de la empresa argentina de ciberseguridad VU. “Hoy llegan hasta a colocar réplicas exactas de los lectores por encima. He llegado a ver casos donde, incluso, usan copias del teclado, la caja, todo menos el monitor. Usan una cámara para ver la clave o un keyloggger y las copian”, comenta. La metódica del delito, en nuestro país, no involucra la clonación de tarjetas tanto como el robo oportunista.

“Los cibercriminales por lo general están cerca del lugar del delito, usando alguna red pública de WiFi, desde donde se conectan al cajero apócrifo y roban los datos, luego sacan el dinero de ese mismo cajero. No se suelen clonar tarjetas porque se incurren en muchos más riesgos que son innecesarios”, aclara Stranieri. Sin embargo, el experto comenta que la clonación sí se da en lugares de ventas exprés, “hay que tener cuidado en restaurantes o estaciones de servicio, donde se usan los posnet y es más común la clonación. Hay casos, incluso, donde usando los nuevos posnet WiFi se engaña al consumidor con ingeniería social para que paguen con otro posnet y el dinero vaya a una cuenta diferente”, relata.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas