*

Online

Cómo busca Uber cerrar la brecha de género

La empresa de tecnología llegó a 1 millón de conductoras a nivel global, número que busca hacer crecer ya que las mujeres representan solo el 3% de los conductores fuera de Estados Unidos. Por GUADALUPE SÁNCHEZ GRANEL - 08 de Octubre 2018
Cómo busca Uber cerrar la brecha de género

Con tan solo 8 años de vida, Uber estuvo en el ojo mediático desde que surgió. Desde su modelo de negocios disruptivo hasta su polémico desembarco en cada país por su conflicto con el rubro de los taxistas -conflicto hoy muy discutido en Argentina con el surgimiento de grupos “caza Uber”- su presencia no pasa desapercibida.

En 2017, sin embargo, fue otro tipo de polémica la que logró sacudir a la empresa desde sus cimientos: su CEO global, Travis Kalanick fue obligado a dimitir tras denuncias de acoso sexual, y discriminación. Un posteo público de la ingeniera en sistemas Susan Fowler Rigetti, exempleada que denunció desigualdad de género y acoso, fue el disparador que terminó por exponer la cultura sexista que imperaba en Uber y muchas otras empresas de tecnología.

Blaire Mattson, Head of Social Impact de Uber es la responsable del programa "One Millon Woman", un programa que busca ayudar a cerrar la brecha de género tanto dentro de la empresa como fuera de ella. De paso por Argentina para participar del Woman 20, Mattson habló con Infotechnology acerca de cómo utilizan los datos para trabajar en desigualdad de género.

¿Cómo fue que empezaste a trabajar en temas de diversidad e inclusión?

Mi carrera fue siempre muy standard de negocios, estudié administración, estuve en consultoría y tuve roles donde era responsable de facturación. Hasta que entré a Dropbox, que en aquel momento tenía unos 250 empleados. Era una empresa bastante chica pero vimos que había que trabajar más en diversidad e inclusión y los fundadores me pidieron que tomara este trabajo lo que fue una gran oportunidad para acercarme a esta temática desde los datos, que es algo que me fascina. Empezamos a revisar cómo se reclutaba a los empleados, como funcionaban los ascensos. Gracias a esa experiencia, en enero de 2016 fui contratada por Uber para liderar el programa One MIllion Woman.

¿En qué consiste el programa?

Crecer para nosotros es sumar conductores a la plataforma y One Million Woman se trata de cómo sumar más conductoras mujeres. Lo primero que hicimos fue desagregar los datos por género, algo que estaba hecho en algunos países pero no en todos, para saber cuántas conductoras mujeres había en la plataforma y cómo era la representación local.  Eso nos señaló un montón de cosas en las que teníamos que trabajar. La experiencia en EEUU fue diferente al del resto de los lugares, ya que allí un 20% de los conductores activos son mujeres. Fuera de EEUU, las mujeres son un 3% de nuestros conductores, un número bastante bajo aunque justo en Argentina es bastante alto con un 10%. Pero evidenciar esa diferencia te hacer ver que hay mucho para entender y hacer. Con eso relevamos y elegimos 6 países para investigar con más profundidad para ver por qué hay baja representatividad y qué puede hacer Uber para atraer más mujeres a la plataforma y trabajar con los gobiernos y ONG para ayudar a cerrar la brecha de género.

No hay camino fácil, pero llegamos al millón de conductoras globalmente en julio de este año, es decir que hay un millón de mujeres que se ven beneficiadas económicamente gracias a la plataforma. Ese trabajo ayudó a desarrollar nuestra estrategia de impacto social con el empoderamiento económico de las mujeres como uno de los focos. Las acciones concretas se van a ir tomando basados en cada país porque algo que encontramos que los obstáculos son muy locales y hay que tener en cuenta el contexto.

¿Qué descubrieron al desagregar los datos por género?

En EEUU, por ejemplo, el proceso fue entender el embudo de entrada a la plataforma, cómo las mujeres se daban de alta. Descubrimos que muchas veces eran rechazadas en el momento en el que tenían que cargar sus documentos, un 15% más que los hombres y era algo que no tenía ningún sentido. Cuando investigamos, vimos que sus aplicaciones eran automáticamente rechazadas porque sus nombres a veces no estaban en la primera hoja, que era la hoja que había que escanear, ya que algunas no eran titulares del seguro entonces su nombre estaba en otras páginas. Ese fue un ejemplo interesante de cómo algunas decisiones como decir "que solo escaneen la primera hoja porque es más fácil" terminaba teniendo implicancias impensadas.

¿Qué otros obstáculos suelen tener las mujeres para ser conductoras?

En algunos países el trámite de las licencias para conductor profesional es muy complejo, en otros países es el acceso a los autos o Wi-fi. Estamos en una etapa temprana, de entender cuáles son las problemáticas puntuales de cada país y el próximo será crear programas piloto. Estamos al tanto de que también hay barreras que son culturales, por eso buscamos trabajar en conjunto con gobiernos y ONG. Por ejemplo, conducir profesionalmente es todavía un ámbito muy dominado por hombres lo que puede implicar que muchas mujeres no lo vean cómo opción laboral.

Con poco tiempo en la empresa, te tocó lidiar con un momento difícil para hablar de empoderamiento de las mujeres y diversidad. ¿Cómo ves a la empresa hoy?

La cultura interna ha pasado por muchísimos cambios que creo que han sido muy positivos. Cuando entré, era difícil salir a hablar de temas de género porque nunca sabías que había dicho algún ejecutivo de la empresa y por qué cosas ibas a necesitar responder. Creo que 2017 fue un año difícil para nosotros pero a la vez un año de "limpieza". Yo trabajé en otras compañías tecnológicas y todas atraviesan un poco los mismos problemas, que no implica excusarlas para nada pero en el caso de Uber todo llegó a un punto tal que forzó a que se tuvieran que hacer cambios profundos y creo que fue muy bueno para la empresa, si bien todavía falta muchísimo. Se pasó de que no fuera una prioridad a que nuestro CEO realmente se ocupa del tema, han habido muchísimos esfuerzos desde RRHH para trabajar en temas de diversidad tanto en las contrataciones como en el ambiente laboral. Queda camino por recorrer pero veo que están todos muy comprometidos para que esto cambie. Soy muy optimista al respecto.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

1 Comentario

Fernando Amici Reportar Responder

Dejen de hacer propaganda a algo totalmente trucho. Cuanto le pagan? Pongan que es un aviso publicitario ladrones

Notas Relacionadas