*

Online

El trabajo de moda que paga $100.000 mensual genera "odios" en las empresas

El rol del Chief Tecnology Officer está transformándose en una posición estratégica. Especialmente en compañias que buscan impacto y apuntan a liderar la transformación tecnólogica. Cómo evoluciono la posición. Por CINTIA PERAZO - 16 de Julio 2018
El trabajo de moda que paga $100.000 mensual genera "odios" en las empresas

A medida que la tecnología adquiere mayor importancia dentro de las compañías, las áreas que se ocupan de ella se transforman y sus protagonistas también adquieren nuevas responsabilidades y diferente protagonismo, según el caso.   

"Desde hace 15 años el departamento de IT estaba liderado por un Chief Information Officer o CIO y, dentro de su estructura tenía a cargo al Chief Technology Officer o CTO. El CIO era una figura que podía hablarle al negocio sobre tecnología en un lenguaje que podían entender. Del CIO dependían, también, las aplicaciones, el software. Y en esa estructura, donde el CIO era el número uno, el CTO era una figura más tecnológica, que manejaba las cuestiones más duras de infraestructura", explica Walter Risi, socio de Asesoría Tecnológica en KPMG.

Pero hoy el panorama está cambiando. Comenzó a surgir un CTO diferente, que ya no se ocupa solo de las cuestiones más duras de la tecnología. El nuevo CTO es alguien que ve toda la estrategia tecnológica del negocio. "Antes, el área tecnológica tenía al CIO como número uno de sistemas y al CTO como una figura más técnica. Hoy el CTO es el número uno y debajo de suyo existe el CIO y otras posiciones", destaca Risi. Además el analista explica que el nuevo CTO no es tan técnico como lo era su antigua acepción. Hoy en día, de acuerdo a la encuesta más actualizada de la comunidad sysarmy (que agrupan a los profesionales de sistemas de todo el país), es un puesto que paga alrededor de $100.000 por mes.

Por su parte Daniel Rabinovich, justamente CTO de MercadoLibre, agrega que quienes ocupan su rol hoy deben asegurarse que la compañía esté implementando tecnologías que mejoren el desarrollo de productos y el desarrollo web. "El CTO es la persona encargada de pensar estrategias relacionadas con la línea de negocios de la empresa, utilizando las nuevas tecnologías para mejorar el producto, mientras que el CIO es quien las ejecuta. El director de tecnologías de IT (CIO) se enfoca en la mejora de la eficiencia de los procesos internos, con el fin de garantizar una comunicación efectiva, maximizar la productividad y mantener la organización funcionando de manera eficiente. Es responsable de  la infraestructura, servicio de entrega y puntos de venta, entre otras tareas", aclara.

Conocer el punto de vista de Rabinovich es importante ya que para su empresa la tecnología conforma el corazón de su negocio. Actualmente esta firma cuenta con más 1.500 profesionales de IT que trabajan en siete centros de desarrollo en la región. "Son responsables de desarrollar in house todo el software de la plataforma. Creamos e integramos más de 4.000 aplicaciones. Se generan 1.700 cambios por día en sus múltiples plataformas. Se hicieron más 5.000 repositorios de código. Me siento en un lugar privilegiado dentro de MercadoLibre", reconoce.

Otra compañía que da gran protagonismo a esta figura es YPF. En esta firma el CTO es el responsable de tecnología en sentido amplio. A él reportan el responsable de tecnología de la información, el responsable de ciberseguridad, del CIO, y el área de investigación y desarrollo, representada por la empresa Y-TEC, mediante un joint venture con el Conicet. Justamente el CTO en YPF es el Chairman de Y-TEC. "El CTO constituye un puesto nuevo en nuestra compañía. Es quien debe bregar por el correcto aporte de la tecnología en sentido amplio en los procesos de negocio. Supera el rol tradicional que tiene el CTO en otras empresas, donde se centra en la responsabilidad sobre la infraestructura de tecnología de la información", explica Sergio Fernández Mena, CTO de YPF

Otro punto interesante es que el enfoque del proceso de innovación también es responsabilidad del CTO. "No se trata de un área sino más bien una responsabilidad tendiente a elaborar estrategias de innovación para la compañía. Este rol apalanca fuertemente los objetivos estratégicos de transformación de la compañía", revela Fernández Mena. 

Según explica el ejecutivo de YPF la relevancia del puesto se debe al rol preponderante que ha ganado la tecnología en la consecución de los objetivos de negocio. "Contrariamente a la visión más tradicional, en la cual estos roles estaban más ligados a cuestiones meramente transaccionales, en YPF este rol concentra una mirada particularmente enfocada en la conversión de datos en información, con tres objetivos claros: asegurarse una base de funcionamiento correcta, agregar valor y transformar", detalla. 

Mientras que para Atair Silva, director de IT Ford Grupo Sur, resume que la diferencia clave entre los dos roles es que un CIO se centra en los sistemas de información con el objetivo de aumentar la eficiencia, mientras que un CTO es el responsable de la estrategia orientada a mejorar el producto. "Si en décadas anteriores la figura del CTO era importante, actualmente se le ha conferido un protagonismo mayor que ha modificado en parte su papel y funciones dentro de la empresa. A veces pueden confundirse los puestos de CTO y CIO, ya que en algunas empresas comparten tareas. Sin embargo, no todas las empresas tienen ambas figuras ni las diferencian de igual modo. En algunas organizaciones sus tareas son asumidas por la misma persona, que puede recibir cualquiera de los dos títulos. En otras oportunidades ambas figuras son iguales y responden ante el CEO; y otras veces, uno responde ante el otro", observa.

La metamorfosis

Pero ¿por qué se produjo esta transformación? "Es que hace diez años la gente de negocios entendía poco de tecnología y era necesario explicarles. Era ahí donde intervenía un CIO que oficiaba de 'traductor' y decidía qué tecnología utilizar y cómo implementarla -dice Risi y continúa- Hoy pasan dos cosas. En primer lugar la tecnología y los negocios están cada vez más fusionados. Y, por otro lado, la tecnología ya no es algo que maneja un área específica y que nadie entiende. Todo el mundo habla de tecnología y el número uno de la compañía ya habla de transformación digital. Por esta razón esa necesidad de establecer un puente entre tecnología y negocios ya no es necesaria."

Como explica el analista de KPMG, el usuario de negocios está cada vez más cerca de la tecnología, la consume,  y no necesita un traductor. Pero lo que precisan las empresas es tener un visionario que marque el rumbo, alguien que mire las últimas tendencias tecnológicas y esté pensando cómo la tecnología puede cambiar su negocio. "Ese visionario es el nuevo CTO, un estratega que entiende de tecnología, entiende el negocio, pero ya no es un mero traductor", resume Risi. 

Rabinovich atribuye la importancia del CTO a que todas las compañías poco a poco, incluso las más tradicionales, precisan innovar en materia de tecnología, ofreciendo nuevas soluciones a sus usuarios y mejorando procesos internos. "Y ese cambio, justamente, es liderado por los CTO", señala.

Desaparecer o no, esa es la cuestión

Pero, según aclaran todos los entrevistados, esta transformación no implica la desaparición de la figura del CIO. "No desaparece. Ahora reporta al CTO y se encarga de los sistemas específicos de la compañía. Además como muchas empresas están migrando a la nube eso también colaboró para cambiar el perfil del CIO. Es que antes era necesario que supieran de hardware para poder administrarlos, pero como ahora los servidores están afuera de la organización no es necesario que sepan tanto de equipos", explica el analista. 

Y, entonces, ¿el CIO perderá poder? El ejecutivo de YPF considera que no. "El CIO y el CTO trabajan en forma integrada. Cada uno de ellos aporta al todo y es indispensable. En YPF operamos en grupos de trabajo con responsabilidades punta a punta y cada rol es complementario. Vemos que se ha dado un corrimiento de lo transaccional, al valor agregado y esto ha cambiado en algunos casos el scope de algunos roles", afirma. 

Ford tiene, globalmente, los puestos de CIO y CTO. El CTO también es responsable de la investigación en ingeniería avanzada y reporta al CEO.  "Pero no solamente el CTO está teniendo cada vez más importancia también el CIO ha cobrado un nuevo rol en la empresa moderna. La implementación de alta tecnología los ha situado entre los cargos ejecutivos más importantes, a la vez que desarrolla funciones transversales para implementar estrategias innovadoras y de máximo rendimiento", afirma Silva.

El directivo de YPF coincide con que esta situación no provocará la perdida de presencia y poder del CIO, porque -según considera- los roles están bien definidos. "El CTO lidera el desarrollo, la implementación de la estrategia y los planes tecnológicos de la compañía, desempeñando un papel clave en la expansión de la compañía en oportunidades emergentes de movilidad. Mientras que el CIO se encarga de la estructuración de IT global, supervisa las pruebas con aplicaciones de inteligencia artificial y otros proyectos de alta tecnología, como computación de alto rendimiento, computación cuántica e Internet de las cosas. El CIO es responsable de los servicios de tecnología de la información para las operaciones de la compañía a nivel mundial y supervisa las aplicaciones de negocio de IT globales de Ford, la arquitectura, los centros de datos, los servicios e infraestructura", explica. 

Por otro lado, Risi también observa que hay compañías en las cuales el mismo CIO transforma su rol, toma esa función de visionario y se hace cargo de marcar el rumbo tecnológico de la organización.  

En definitiva, según todos los consultados, los roles se van reacomodando pero no desaparecen, porque la tecnología ocupa cada vez más lugar dentro de las corporaciones, provocando que todas las posiciones sean importantes y se transformen en engranajes necesarios dentro de la gran máquina tecnológica. Eso sí el CTO parece ser un pieza clave e imprescindible para su funcionamiento. 

"El mundo de la tecnología no es de los ingenieros sino que es de los curiosos, y los CTO son los curiosos en las compañías, que ven constantemente la posibilidad de mejorar, articular y evolucionar la dirección de la estrategia tecnológica de la empresa", concluye Daniel Rabinovich, de MercadoLibre.

Todos son necesarios

Como siglas indescifrables y hasta, en algunos casos, complicadas de pronunciar aparecen dentro del área tecnológica, posiciones como UX, CISO y CDO. ¿Compiten entre sí? Los entrevistados aseguran que no, que todas ellas son necesarias y complementarias. "UX, por ejemplo, está tomando cada vez más fuerza y tiene que ver con la experiencia de los usuarios. Pero no existe una única versión de esta tarea. Hay firmas que tienen un departamento de UX, en otros casos esta responsabilidad depende del CIO. Pero en todos los casos se suman, no compiten con los otros roles tecnológicos", resume Walter Risi, de KPMG.

Por su parte el Chief Information Security Officer o CISO, es una figura que existe hace muchos años pero está cobrando cada vez más importancia. "Es que hoy la seguridad informática es fundamental, no se puede realizar una campaña digital sólida sin acompañarla de ciberseguridad. Por eso el rol del CISO está tomando cada vez más fuerza al punto de llegar al mismo nivel jerárquico que el CIO", destaca Risi. 

Mientras que el Chief Digital Officer o CDO es quien conduce la transformación digital pero desde una óptica comercial y de negocios. "Aunque es diferente en cada empresa, se trata de un rol más enfocada a los negocios. En una compañía punto com no existe esta figura porque el negocio nació digital. Las compañías tradicionales pueden tener un CDO para que sea responsable de la transformación digital, pero esa figura quedará disuelta cuando la compañía se transforme por completo", explica el analista de KPMG.

Sergio Fernández Mena, YPF, considera que estos roles dependen del organigrama de cada compañía. "Nosotros contamos con un responsable de seguridad, el tema digital está integrado dentro de las funciones del CIO y lo relativo a UX lo trabajamos con el área de Comercial y Marketing, para el cliente externo. En el caso del cliente interno tenemos una iniciativa amplia denominada Digital Workplace, que busca ofrecer a cada empleado las herramientas correctas para trabajar bajo el concepto de ubicuidad, y facilitar así el trabajo colaborativo en un entorno flexible", detalla. 

Mientras que en Ford estos puestos son ocupados por posiciones globales que tienen personal de cada país o región, reportando matricialmente a ellos. "Para mí todos los cargos se completan porque están alineados bajo la misma misión y visión a medida que Ford continúa su transformación para convertirse en una empresa de movilidad que fabrica vehículos inteligentes", asegura Atair Silva, director de IT en Ford Grupo Sur.

--

Publicado en el suplemento Innovación del diario El Cronista Comercial del 17/07/2018.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas