*

Online

Bancos online truchos: una de las estafas más comunes ya llegó al mail del 10% de los argentinos

La práctica, conocida como "phishing", consiste en engañar a clientes bancarios con sitios web con diseños similares a los de los originales. También crece entre las entidades online, muy comunes en EE.UU. y Europa.

Por MARTÍN BURBRIDGE - 04 de Octubre 2019
Bancos online truchos: una de las estafas más comunes ya llegó al mail del 10% de los argentinos

Un estudio realizado por Kaspersky, compañía internacional especializada en seguridad informática, ubicó a la Argentina como uno de los siete países más afectados por las estafas financieras online. De acuerdo con el informe, uno de cada diez argentinos que navegan en la web recibió mensajes de lo que en la práctica se conoce como "phishing", que consiste en intentar obtener de manera fraudulenta los datos de una persona o cliente bancario para luego lucrar con ellos.

Por más que en Brasil, que encabeza el ranking mundial de Kaspersky, los damnificados llegan al doble que en nuestro país, los datos son alarmantes y reflejan una realidad que crece sin pausa en el mundo: la de sitios bancarios truchos, que ofrecen los servicios financieros básicos, tales como depósitos, plazos fijos, préstamos y tarjetas, a costos supuestamente más competitivos que los de las entidades reales.

SITIOS WEB CLONADOS

En esta categoría del fraude online hay dos tipos de sitios web de bancos falsos: los que buscan imitar a la perfección el de una entidad tradicional, copiando el diseño de su sitio y modificando levemente la dirección en Internet (lo que se conoce como URL), y aquellos que se presentan como bancos 100% online, muy de moda en EE.UU. y Europa, y que ofrecen los mismos servicios, pero de manera fraudulenta.

El nivel de esta clase de estafas ha crecido tanto en los últimos años que las autoridades de control de diversos países han tenido que salir a alertar sobre los riesgos que se corren en la web, brindando recomendaciones para prevenir los potenciales engaños.

Incluso en Francia, la Autoridad de Control Prudencial y de Resolución (ACPR), a cargo de vigilar a los bancos, acaba de publicar una lista con los últimos 60 nombres de bancos online truchos que se sumaron a los ya detectados (el organismo confirmó que aparece más de uno por semana). Entre ellos, hay varios con nombres que suenan muy tradicionales, como el Royal Total Bank, y otros más exóticos, como el del Offshore-Bankingpro.

"Muchos de estos sitios son creados copiando una parte de los sitios web de bancos autorizados o usurpando algunos elementos de estas entidades. A menudo, estos sitios afirman tener alianzas con bancos autorizados o publican otras informaciones que se prestan al engaño", explicó el comunicado de la ACPR.

En el Reino Unido, mientras tanto, los investigadores del área de seguridad informática del sitio DomainTools detectaron 346 sitios bancarios truchos, de los cuales 110 tenían que ver con el banco HSBC, 74 con el Barclays y 22 con el Lloyds, entre los principales. Por ejemplo, si el HSBC tiene su banca online bajo la dirección "hsbcdirect.com", un sitio pirata lo copió con la URL "hsbc-direct.com".

Kyle Wilhoit, uno de los investigadores de la empresa, recomendó a los bancos que compren las URL de los sitios truchos para que los delincuentes no puedan usarlos. "Por unos u$s 15 anuales, es una póliza de seguro bastante barata", agregó. El especialista también advirtió que las estafas se vuelven cada vez más sofisticadas, cuando antes solo se buscaba comprar URL con nombres similares a los de las entidades para luego negociar con ellas y forzarlas a comprarlas.

LOS RIESGOS QUE SE CORREN

Hoy en día no alcanza con evitar ingresar los datos personales en un formulario online para estar a salvo de uno de estos fraudes. Porque con solo hacer clic sobre un hipervínculo trucho ya es suficiente para que la computadora pueda ser hackeada. Esto también sucede con los mails reenviados desde casillas de correo de personas conocidas, quienes sin saberlo abrieron algún virus que accedió a sus listas de contactos y envió mails de bancos truchos.

Para evitar caer en estas estafas, los especialistas recomiendan no abrir los correos que lleguen de las entidades y, en cambio, llamar a la sucursal para confirmar que la información recibida es veraz.

Además, conviene agregar la URL real del banco entre los favoritos del navegador de Internet, para no ingresar desde un hipervínculo que se recibió por correo, ni tampoco escribiendo la dirección en un motor de búsqueda, porque eso puede llevar a un sitio trucho que copia al original.

Si bien esta clase de estafas es mucho más frecuente en EE.UU. y Europa que en la Argentina (en términos de cantidad de hechos delictivos), sobre todo porque allí los particulares ya están acostumbrados a realizar operaciones bancarias con entidades 100% online, los sucesivos períodos de incertidumbre financiera que padecen regularmente los argentinos también los convierten en candidatos a ser estafados.

Porque más de uno habrá pensado que podría ser una buena idea guardar los ahorros en un banco online en el extranjero, al resguardo de los vaivenes económicos y las arbitrariedades reglamentarias de nuestro país. Por eso es bueno recordar el ejemplo de la última novela de Eduardo Sacheri ("La noche de la Usina"), que acaba de ser llevada al cine por Ricardo Darín y su hijo ("La Odisea de los Giles"), para no convertirse en uno de ellos.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

1 Comentario

Luis Gonzalez Bollo Reportar Responder

...bueh... s� tiene el aval del BCRA ya deja de ser banca trucha!... HHAYAAY TERROR EN LOS BANCOS!!! la competencia los eliminar� a futuro!

Notas Relacionadas