*

Online

Atención: choferes de Uber pueden hacer trampa para cobrarte más

Se trata de una acción conjunta que permite modificar el precio de los viajes. ¿De qué se trata y cómo estar atento para evitar caer en ella?

24 de Mayo 2019
Atención: choferes de Uber pueden hacer trampa para cobrarte más

Hecha la ley, hecha la trampa. La legendaria frase se refiere a la posibilidad de violar algún régimen establecido. En esta ocasión, la aplicación de viajes Uber vuelve a ingresar en el foco de la polémica.

¿Por qué? Distintos usuarios denunciaron haber sufrido sobreprecios en las tarifas, a partir una manipulación de la app por parte de los conductores de los vehículos.

La trampa permite subir el valor de los viajes a través de una escasez de la oferta de vehículos. Es decir, se trata de un truco simple y fácil de llevar adelante por los conductores.

¿Cómo se hace? Varios choferes se ponen de acuerdo y apagan por algunos minutos la aplicación de viajes de forma simultánea.

El método que permite a los choferes engañar al sistema y aumentar por voluntad propia las tarifas fue implementado por primera vez en los Estados Unidos, en el aeropuerto Reagan, de Washington.

De esta forma, engañan al sistema que cree que no hay choferes disponibles en la zona, en el caso mencionado, en un aeropuerto.

La baja oferta genera que aumente el precio, ya que la plataforma responde a la clásica lógica del mercado. Cuando el valor les parece lo suficientemente alto, los conductores prenden nuevamente el programa para tomar los viajes a este nuevo e incrementado valor.

La palabra de los choferes

“Uber no nos paga lo suficiente, lo que la compañía está haciendo es defraudar a todas estas personas quedándose el 35-40 por ciento”, explicó un conductor en diálogo con la cadena ABC 7.

En el exterior, por ejemplo, mediante esta manipulación artificial de los valores, grupos de conductores consiguieron elevar el precio de las tarifas entre 10 dólares y US$ 19.

La otra gran clave que poseían los choferes en el aeropuerto Reagan era conocer la información sobre el horario de llegada de cada uno de los vuelos. Minutos antes del arribo de los nuevos potenciales los pasajeros-clientes los choferes apagaban la app y listo. Hecha la ley, hecha la trampa.



¿Te gustó la nota?

Notas Relacionadas

Shopping