*

Online

Así son los robots “colaborativos” de Amazon con los que mejoró su producción

Estos dispositivos automatizados le permitieron reducir a menos de una hora las tareas que antes demoraban más de un día. 

21 de Febrero 2019
Así son los robots “colaborativos” de Amazon con los que mejoró su producción

El gigante tecnológico Amazon intensificó el uso de robots colaborativos en su planta ubicada en Staten Island, en Nueva York, inaugurada en septiembre pasado y que funciona como un centro de procesamiento de pedidos.

El predio fue desarrollado en una superficie de 80.000 metros cuadrados y, de alguna forma, comenzó a mostrar cómo serán las cosas en un futuro no tan lejano en la mayoría de las empresas.

Tye Brady, jefe de tecnología de Amazon Robotics y experto en el desarrollo de sistemas robóticos para astronautas, pronosticó que “es la clave de la productividad, el crecimiento y los empleos del futuro” el despliegue de robots colaborativos

Amazon Robotics es actualimente la filial de robots de Amazon, una de las piedras fundacionales en las cuáles se sustenta el gigante tecnológico para fortalecer su posición dominante en el e-commerce.

¿Cómo son y cuál es la labor de los robots colaborativos de Amazon? Se trata de pequeñas terminales color naranja que se encargan de transportar y mover, según un circuito coreografiado por computadoras y reajustado de forma constante, grandes armarios amarillos que poseen miles de artículos comprados en el gigante de e-commerce Amazon.

Analistas advirtieron que estos centros de procesamiento de pedidos de Amazon ejemplifican e ilustran perfectamente el inminente riesgo de los humanos a perder su trabajo en el corto plazo para ser desplazados por máquinas inteligentes.

Sin embargo, Brady defendió “los formidables ejemplos” de colaboración en el trabajo entre humanos y robots en Staten Island, centro que funciona 22 horas de 24 con más de 2.000 empleados de tiempo completo.

Brady, detalló que Amazon cuenta ya con más de 25 centros automatizados que le permitieron reducir a “menos de una hora (las tareas) que tomaban más de un día” e, incluso, facilitan ahorrar espacio de almacenamiento.

¿Cómo es la labor dentro de ese tipo de centro de procesamiento de pedidos?

En esos establecimientos cientos de jóvenes aparecen vestidos con chalecos tecnológicos o “tech vest” que cuentan con correas electrónicas, bolsillos con sensores y walkie talkies en la cintura.

La vestimenta se completa con completa con pantalones vaqueros y zapatillas deportivas. Sin embargo, lo importante es que con solo apretar un botón, estos jóvenes empleados consiguen ingresar a otra área donde se mueven al unísono cientos de robots color naranja transportadores.

Con solo presionar un botón, los operarios consiguen que los robots se detengan o disminuyan su velocidad, reajustando su ruta para evitar el lugar donde se va a actuar, y, de esa forma, pueden recoger un objeto caído o examinar algún robot averiado.

En un contexto de pleno auge de robots capaces de colaborar con humanos, Amazon consiguió desplegar su robótica más avanzada y parte de ese despliegue es generado por estos chalecos “tech”, utilizados en los almacenes de Amazon desde fines de 2018.

En Staten Island, los empleados de Amazon desembalan los productos y los clasifican en los casilleros, colocan en los casilleros los productos destinados al mismo cliente, y hacen las etiquetas. Del resto, se encargan los robots colaboradores de los cuáles uno se llama R2D2, en honor al legendario robot “Arturito” de la saga de la Guerra de las Galaxias.

Esta tecnología de Amazon está valuada en alrededor de US$ 15.000 millones.



¿Te gustó la nota?

Notas Relacionadas