*

Online

Aprender a gestionar la ciencia

La gerente de I+D de Aluar cuenta un periplo que comenzó hace más de dos décadas y hoy la llevó a ocupar un puesto que, hasta no hace mucho, estaba reservado a sus colegas masculinos. La trayectoria singular de una científica con visión de empresa. Por SEBASTIÁN DE TOMA - 14 de Mayo 2018
Aprender a gestionar la ciencia

Su nombre es María Victoria Canullo y, cuando vio que su pasión por la astronomía estaba llena de obstáculos, se decidió por darle un vuelco a su vida profesional: entró a Aluar, la única compañía argentina que produce aluminio primario en el país y una de las más grandes del subcontinente sudamericano.

El cambio fue de raíz: la profesional, ya doctora en Física por la facultad de Ciencias Exactas (UBA) desde 1997, se mudó a Puerto Madryn, donde tiene sede la empresa nacional y fue ascendiendo en la escalera de la meritocracia. Hoy, llegó a un puesto gerencial inédito para una mujer dentro de esa tormentosa relación entre el sistema científico argentino y el sector productivo: es la gerente de Investigación y Desarrollo desde diciembre de 2017. Cabe aclarar que lo que es una novedad en la parte científica no lo es dentro de la totalidad de la compañía: el 19% del personal es mujer, un porcentaje que aumentó 6% en los últimos 10 años; además, el 30% de los jefes de Aluar son mujeres, todo de acuerdo a información que brinda la empresa.

“Mi tesis de licenciatura fue sobre astrofísica y seguí el camino de la investigación en un principio. Pero, para cuando termine el doctorado, el Conicet había cerrado el ingreso a la carrera. Tenía una posibilidad de seguir con un posdoc en Suiza, porque el Conicet solo me aseguraba una beca de un año”, recuerdo Canullo. “Ahora todo es por internet, pero en ese entonces uno seguía mirando los avisos en los diarios. Un día vi uno que decía ‘buscamos físicos, químicos e ingenieros para una empresa del interior’, me contacte y me llamaron para una entrevista. Y cuando estaba en Escocia presentando una parte de mi tesis, me llaman desde Aluar para decirme que querían que empezará en unas semana”.

Allí comenzó una vida dentro de la industria metalúrgica que sigue hasta hoy. “Cuando yo ingrese al departamento de metalurgia, que es uno de los departamentos de investigación y desarrollo, el primer desafío fue -además de adaptarme a un entorno diferente- pasar de una realidad diferente, de provenir del Conicet, a una industria que implicó reentrenarme en una especialización nueva”, relata.

Al menos en aquella época, señala la doctora en Física los físicos no estaban formados para trabajar en la industria. “En nuestra formación académica no tenemos ninguna formación específica sobre gestión. Por eso es que en algún momento de mi carrera me pareció indispensable para poder seguir desarrollándome y creciendo entender esa parte del mundo donde yo ya estaba inserta con una visión mucho más macro.” En este sentido, Canullo completo su formación no solo con una Maestría en Ciencia y Tecnología de Materiales en el Instituto Sábato (Unsam-CNEA) en 1997 sino que, una década después, le agregó un MBA en la IAE Business School.

¿Consejos para aquellos científicos que se deciden por la industria? “La voluntad de aprendizaje, ser flexible y tratar de aprender lo más posible de la realidad de la gente que está ejecutando los procesos. O sea, escuchar, desde la realidad del que tiene que poner en marcha las ideas de innovación o los cambios que se pueden proponer, para materializarlos y que sean sostenibles en quién ejecuta la tarea hasta por supuesto analizarlos para los estamentos de decisión, que son los que tienen que evidentemente tomar las decisiones y asignar recursos.”

Si bien no deja de comprender el significado histórico de su nuevo puesto como cabeza de investigación y desarrollo en Aluar, la entrevistada señala que, en vista del crecimiento de la cantidad de mujeres profesionales dentro de la compañía, espera que en algunos años sea algo más natural, que no se hable de un hecho de estas características –es decir, que haya mujeres en cargos de decisión- como algo raro.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

1 Comentario

Jorge Luis Novales Reportar Responder

Brillante, y mis humildes felicitaciones

Notas Relacionadas