Online

Amazon lanzará más de 3.200 satélites: por qué ahora ofrecerán internet de alta velocidad

El gigante estadounidense recibió la aprobación de la Comisión Federal de Comunicaciones estadounidense para iniciar el ambicioso proyecto. Cuánto invertirá y por qué ya existen voces en contra de la iniciativa.

13 de Agosto 2020

Jeff Bezos, el actual hombre más rico del mundo, tiene un nuevo motivo para estar entusiasmado. La empresa que fundó, Amazon, consiguió la aprobación de la la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por su sigla en inglés) para enviar al espacio más de 3.200 satélites de comunicaciones.

Mediante la puesta en órbita de estos dispositivos, la empresa pretende ofrecer un servicio de banda ancha de alta velocidad en casi todo el país, pero en especial, en aquellos lugares fuera del alcance de las tradicionales redes de comunicación.

La iniciativa de Amazon tiene el nombre de Proyecto Kuiper y contempla la puesta en órbita de 3.236 satélites de comunicaciones, en 98 planos orbitales.

Básicamente, el proyecto es similar a las redes Starlink y OneWeb impulsadas por SpaceX, la firma espacial privada fundada por el magnate Elon Musk.

Captan un "tren de satélites" de Elon Musk en órbita

Noticias y adelantos sobre tecnología, Internet, emprendedores e innovación. Con el respaldo de la revista Information Technology.

Para poder cumplir con el proyecto, trascendió que la firma dirigida por Bezos invertirá más de US$ 10.000 millones y, además, generará miles de puestos de trabajo.

Las voces en contra

Actualmente, existen unos 2.600 satélites activos. Esa es una de las bases donde se apuntalan los argumentos de las principales voces en contra de la iniciativa.

Básicamente, un grupo de astrónomos y expertos de la comunidad científica deslizaron su preocupación por la contaminación lumínica del espacio que producirán estos satélites.

Los especialistas alarmaron que la puesta en órbita de estos satélites alterará la visión de gran cantidad de objetos de estudio y exigen una mayor regulación.

De acuerdo a la hoja de ruta del proyecto, cerca de la mitad de los satélites ya se encontrarían en órbita en julio de 2026.

En una segunda etapa, que culminaría en 2030, Amazon se encargaría de poner órbita al resto de los satélites.

Redmond, el centro de operaciones de Kuiper

El 18 de diciembre de 2019, la empresa de Bezos confirmó que será la localidad de Redmond, en Washington, la que albergará la sede de Kuiper Systems.

En ese lugar se instalarán dos edificios de 67,000 metros cuadrados, con oficinas, espacios para investigación y desarrollo, así como fábricas para la construcción de prototipos.

Cómo es el plan del Gobierno para relanzar a la Argentina al espacio

El Gobierno nacional prevé invertir US$ 91 millones en el Programa de Desarrollo de Tecnologías Satelitales (Prosat II), a fin de aumentar la efectividad de las políticas de gestión de riesgos y de fomento productivo, con "un alto impacto en el agro, la planificación territorial y la mitigación y adaptación al cambio climático", según se informó.

Desde 2010, Amazon invirtió más de US$ 38.000 millones en esa misma zona, es decir, el área metropolitana de Seattle, donde creó más de 53.000 empleos.

Ubicada en el condado de King, la ciudad poseía 45,256 habitantes para el censo de 2010 y actualmente alberga las oficinas centrales de empresas como Microsoft y Nintendo of America.

Servicios de conectividad global 5G

Kuiper Systems, una subsidiaria de propiedad de Amazon Services, se fusionó con Satellite Industry Association (SIA) como su nuevo miembro ejecutivo.

La empresa presentó una solicitud ante FCC para autorizar el lanzamiento y la operación de una constelación de órbita satelital no geoestacionaria (NGSO) de banda Ka para proporcionar servicios de banda ancha de alta velocidad a consumidores, empresas y otros clientes en todo el mundo.

Kuiper Systems, filial de Amazon, presentó una solicitud ante la FCC la primera semana de julio de 2019 para obtener el permiso para lanzar 3,236 satélites de banda ancha a la órbita baja de la Tierra.

En abril pasado, un representante de Amazon describió el proyecto como “una nueva iniciativa para lanzar una constelación de satélites de órbita terrestre baja, que proporcionará conectividad de banda ancha de baja velocidad y baja latencia a las comunidades sin servicios y con servicios insuficientes en todo el mundo”.

En aquella oportunidad se adelantó que era un proyecto a largo plazo, y que atendería las necesidades de millones de personas que carecen de acceso básico a Internet de banda ancha.

Más pasos adelante

Los nuevos documentos presentados por la firma muestran que este proyecto quiere ir más allá de solamente ofrecer servicios de Internet de alta velocidad para el hogar y los negocios.

Así es Saocom 1B, el satélite argentino que pondrá en órbita SpaceX

La Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae) informó hoy que debido a decisiones de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, la puesta en órbita del satélite argentino Saocom 1B fue reprogramada para fines de agosto.

¿Por qué? Los satélites también se convirtieron en una posibilidad para sostener los servicios de los teléfonos móviles, y así brindar una mejor cobertura en las áreas rurales, donde la señal no alcanza su mayor potencia, y en algunos casos es inexistente.

De concretarse, esta avance en los posibles usos de la red satelital de Amazon tendría el suficiente potencial de afectar la industria telefónica en ese país, mientras que los ganadores serían los usuarios.

Más sobre el ambicioso plan

El Proyecto Kuiper contempla la posibilidad de lanzar satélites en tres altitudes diferentes.

Esto incluirá 784 satélites a una altura de 367 millas, 1,296 más a 379 millas, y 1,156 más a 391 millas.

Es decir, todos juntos, estos satélites cubrirían aproximadamente el 95 por ciento de la población de la Tierra.

Elon Musk lo hizo primero

El año pasado, el magnate presentó un plan para proporcionar Internet global a través de una enorme red de 4,425 satélites en órbita, y la FCC aprobó los planes del empresario para desplegar 7,518 satélites de banda ancha adicionales para el denominado Proyecto Skylink.

Argentina se animó a este multimillonario negocio "del cielo": cuántos dolares pueden entrar

La start up argentina Lia Aerospace desarrolla cohetes espaciales y apuestan a la ubicación de Argentina para lanzar cohetes al espacio. Actualmente, trabajan en un vehículo con capacidad de carga de hasta 150 kg que planean lanzar en órbita baja terrestre en 2024. Fue fundada en 2018 por Federico Brito (COO) y Dan Etenberg (CEO).

No obstante, a diferencia de Amazon, la compañía espacial de Musk, SpaceX, cuenta con un plan aún más ambicioso: pretende desarrollar la infraestructura de Skylink y desplegarla en un futuro en planetas colonizados, como Marte.

Google también lo hizo

Amazon no es el único gigante tecnológico que quiere brindar una solución para proporcionar acceso a la Internet de una manera viable a regiones rurales remotas, situación que representó un desafío para muchos países de todo el mundo, incluyendo a los Estados Unidos.

Por ejemplo, el gigante estadounidense Google impulsa desde hace un tiempo el Proyecto Loon, que se basa en la idea de usar globos para lograr ese objetivo.

Esta iniciativa, presentada en 2017, contempla el desarrollo de un sistema para entregar grandes globos equipados con tecnología a áreas clave que necesitan cobertura adicional.

Los dispositivos aprovechan el viento y las corrientes de aire como un medio de transporte esencialmente gratuito.

Qué era en realidad el OVNI que vieron los argentinos: "salvó" a varios en medio de la cuarentena

Como consecuencia del cierre de fronteras y la prohibición de vuelos comerciales de cabotaje, el cielo argentino quedó prácticamente vacío de aeronaves. En este contexto, en algunos lugares del país miles de personas pudieron divisar la extraña presencia de un globo aerostático. Se trata de una especie de bolsa transparente gigante, de la cual cuelga un módem.

Cada globo se encuentra equipado con paneles solares, transmisores y receptores para proporcionar una estación de difusión de Internet que utiliza corrientes de aire naturales para viajar.

En su última actualización de navegación, Loon utilizó las mismas corrientes de aire para mantener los globos agrupados en un área determinada.

De este modo, el sistema de Google podría ser utilizado para proporcionar acceso inalámbrico a la Internet en áreas afectadas por desastres, o para aliviar la carga cuando se alcanza la capacidad de las redes existentes.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas