*

Online

Ahora ofrecen Netflix por $1 al año por la cuarentena de coronavirus (pero es una trampa)

La oferta intenta engañar a los usuarios en el marco de la crisis por el coronavirus. Qué dice y cómo podes protegerte. 

16 de Marzo 2020
Ahora ofrecen Netflix por $1 al año por la cuarentena de coronavirus (pero es una trampa)

Las estafas digitales están a la orden del día, es sabido. La estrategia de esta estafa, conocida como phishing, es sólida: utilizan el formato publicitario de las stories, ese contenido efímero de Instagram para publicar imágenes que pueden contener mensajes y hasta enlaces asociados.

En la versión más reciente, una publicidad con la estética del servicio de streaming promete disfrutar del servicio de contenido audiovisual por tan solo $1 por año (cuando en realidad el valor anual de la versión más económica del servicio está arriba de los $1.500).

Cuando el esperanzado usuario de Instagram hace clic en la publicidad, esta lo lleva a una página web que da detalles de la promoción y que luego redirige a un formulario online similar que hay que llenar cuando uno quiere dar de alta el servicio oficial. Esto, claro, incluye la obligación de ingresar los datos de una tarjeta de crédito activa (en un paso posterior).

La web que promociona el supuesto servicio se ampara en la reciente crisis por el coronavirus. Ya que fueron varias las empresas que ofrecieron servicios gratis o costos reducidos para ayudar a la población a sobrellevar el aislamiento social.

¿Cómo darse cuenta que es una estafa? Sencillo. Si a uno se le acerca un desconocido en la calle y le dice que a la vuelta están dando un año de gaseosa gratis, que solo le dé el dinero y en un rato vuelve con “los vouchers”, lo más normal sería no creerle. En internet la lógica opera de la misma manera. Una de las reglas de internet, según enuncia el periodista especializado Ariel Torres en su libro “Hackearán tu mente”, es que si una oferta es demasiado buena para ser verdad, seguro es una estafa.

Una estafa similar, pero que recorrió WhatsApp, fue dada a conocer durante la primera mitad del año pasado. Primero pedía que compartiera la “oferta” con 10 amigos o grupos y luego el número de teléfono, donde al final se terminarían facturando gastos adicionales.

No es la única

Hay muchas estafas dando vueltas relacionadas con la alta tecnología. Dos ejemplos:

En España, ofrecen el iPhone X (el último modelo del smartphone de Apple) a un euro, según reporta el portal El Grupo Informático. La página que realiza la estafa señala que se trata de un asociado de la firma de Cupertino es una estrategia de la compañía “para recuperar el 35% de mercado perdido frente al resto de la competencia”. Conocido, ¿no?

El sitio web que acompaña a esta estafa es verosímil: tiene testimonios de “usuarios satisfechos” que, aparentemente, dirigen a Facebook. Sin embargo, si uno hace clic sobre uno de los usuarios, el enlace no redirige a ningún lugar. La web, mientras tanto, está registrada en Bangkok desde no hace mucho tiempo.

Otra estafa apunta a los usuarios que ya tienen el servicio, aunque por ahora afecta a los usuarios de habla inglesa. A estos les llega un mail similar a los de la compañía creada por Reed Hastings que avisa que la información de pago está desactualizada y por tanto la cuenta quedó desactivada. Así, uno debe hacer clic en un enlace para luego actualiza los datos, según informa el portal WHNT.

Lo malo es que esto es algo que puede pasar cuando la tarjeta de crédito vence y hay que cambiarla, así que no es imposible. Pero, por lo general, el aviso llega dentro de la plataforma. Netflix ha avisado que el mail no es de ellos y que recomienda a los usuarios no hacer clic o descargar cualquier archivo adjunto que venga con el mail.

¿Qué es el phishing?

Se trata de una suplantación de identidad que se comete mediante el uso de un tipo de ingeniería social que busca adquirir información confidencial, como contraseñas y datos de tarjetas de crédito, a través de una página web que parece ser el de un servicio o entidad de confianza.

Al principio, llegaba por correo electrónico, pero con el advenimiento de los servicios de mensajería y las redes sociales, han comenzado a pulular por estas últimas. Para evitarlo conviene seguir estos consejos:



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas