Exilio

Puso US$ 1 millón, inventó la Nespresso de la pastelería pero se exilió a España: "Argentina es inviable"

Atraído por los beneficios de España, el emprendedor Rodrigo Córdoba se fue de la Argentina con un producto innovador y un negocio millonario. Las razones.

La situación económica en la Argentina parece no beneficiar a los emprendedores tecnológicos y, en consecuencia, muchos miran a Uruguay y a España como destinos ideales para expandir su negocio.

Rodrigo Córdoba. 

Una de las recientes historias que resonó en las redes sociales es la del emprendedor Rodrigo Córdoba (47) que, como todo argentino, es ingenioso y creó una máquina de cápsulas llamada Tigoût, como una Nespresso, pero de postres.

En el sitio oficial de la marca, explican el funcionamiento del dispositivo: "Una máquina y una cápsula que en unos pocos minutos dan lo mejor de la patisserie, en pequeñas porciones recién horneadas". En términos simples, cada vez que una persona ingresa una cápsula, la máquina le devuelve una pequeña porción de un postre de autor.

Máquina Tigoût.

Días atrás, Córdoba dio a conocer que mudó su negocio a España para siempre, luego de que el organismo gubernamental español ICEX se interesara por Tigoût y lo considerara clave para promover la inversión y la exportación en dicho país.

"Luego de más de cinco años de mucho trabajo y esfuerzo nos hemos visto obligados a suspender nuestro lanzamiento en Argentina, nuestro país", escribió en su cuenta de LinkedIn.

Según Córdoba, se hubiesen fundido antes de lanzar y, en esta línea, enumeró las razones por las que emprender en España es más viable que en la Argentina.

"En menos de dos meses, me otorgaron una visa de residencia de emprendedor en España. En un mes, conseguí mi tarjeta de extranjero. En dos semanas, mi familia ya tiene la residencia. Ahora, estoy aplicando a créditos blandos para el lanzamiento y hemos iniciado conversaciones con la empresa donde fabricaremos las cápsulas para España, Europa y el mundo", detalló.

En cambio, en la Argentina fue imposible operar: "Necesitamos permiso para importar. A comienzos de este año el Banco Central sacó una resolución que, básicamente, impide que ciertos productos importados se puedan pagar en tiempo y forma. Eso generó una gran incertidumbre para el negocio. Hace dos años que espero la aprobación del registro para vender y exportar mi producto en la Argentina y el dinero que nos falta para lanzar, lo tengo en Bonos Argentinos casi sin valor y a cobrar en no sé qué año", aclaró.

En la Argentina, llevan invertidos US$ 1 millón que financiaron con capital propio.  En 2018, probaron la factibilidad del negocio y obtuvieron el prototipo de la máquina. En 2020, esperaban lanzar la máquina final en el mercado local. Sin embargo, no podrá ser así.

Sin más, Córdoba se fue de la Argentina con un producto sumamente innovador que llegará a los negocios en el mes de septiembre: máquinas y cápsulas que almacenan postres finos.

Máquina Tigoût.

En España, el precio inicial de lanzamiento del dispositivo y 36 cápsulas costará $339 euros, es decir, unos US$ 399. A dólar blue, su valor rondaría unos $70.000.

En diálogo con Infobae, Córdoba precisó otras exigencias que tenía que cumplir en la Argentina: "En este tipo de proyecto se negocian los pagos con el importador para pagar anticipos y saldos. A una empresa nueva se le exige un poco más: 50% antes y el resto con la mercadería en el barco. Negocié eso con mi distribuidor porque no puedo bancar desde lo financiero la operación de traer las máquinas. Estaban los permisos de importación listos de parte del distribuidor, y yo le pagué a la fábrica china. Semanas después, el BCRA sacó la norma sobre bienes suntuosos, en las que incluyó a los hornos eléctricos. Dieron la orden de pagar a 90 días, pero las demoras superan el año".

"Es una locura que esto que es innovación 100% argentina lo tengamos que lanzar en España. Mucha tristeza y dolor. Amo mi país y tenía mucha ilusión de hacer un negocio global desde allá. Nunca imaginé esto", concluyó Córdoba.


Tags relacionados

Más de Negocios

Compartí tus comentarios