PedidosYa: el secreto de esta empresa uruguaya que vale u$s 2000 M y los argentinos aman

Este unicornio uruguayo nació como un trabajo de la facultad en 2009 y, luego de poco más de una década, se convirtió en una referencia para las apps de delivery de la región.

Parece increíble pero todo comenzó con un chivito montevideano. En 2009 Ariel Burschtin y Álvaro García eran compañeros de la facultad en la ORT uruguaya cuando recibieron un trabajo práctico en la materia Actitud Emprendedora. La consigna era inventar un negocio desde cero en 30 minutos, pensar su propósito, imaginar su nombre y diseñar cómo podría ser su implementación. Jamás imaginaron que ese ejercicio se volvería una empresa unicornio con presencia en una decena de países y de las que más crecieron a nivel regional durante la pandemia.

Hoy PedidosYa es líder en América Latina, no deja de innovar y ya suena con su nuevo objetivo, pisar fuerte en el mundo fintech. "Con Ariel nos encantaba un local de chivito que había en Montevideo y que te permitía armarlo a partir de muchas opciones y gustos, pero que si pedías por teléfono siempre se equivocaban: pedías el lomo entero y te lo traían cortado; lo pedías sin tomate pero se olvidaban de sacarlo. Además, el teléfono de la chivitería siempre daba ocupado y era imposible comunicarse. Así que imaginamos cómo sería poder pedirlo por la web, mantener una propuesta de personalización total y que nos sea entregado en donde estábamos. Armamos el plan de esa idea, pasamos al frente de la clase para exponerla en el pizarrón y ahí nos dimos cuenta de que podía ser un verdadero negocio, más allá del trabajo práctico. El nombre original que le habíamos puesto era Delivery.com, pero ya en ese entonces estaba tomado. Nos pusimos a trabajar y lo lanzamos oficialmente en octubre de 2009. Fue el primer e-commerce de comida en Uruguay comenzamos con 40 restaurantes y, como nos teníamos mucha fe, cruzamos el Río de la Plata y elegimos un par de sitios en Buenos Aires. El primer gran nombre porteño que logramos fue Romario Pizza, que en ese momento era muy popular", le explicó a Infotechnology García.

Con corazón y alma uruguaya, PedidosYa (o "PEYA", como lo llaman todos sus empleados) siempre tuvo una doble ciudadanía, y aunque mantiene tiene sus oficinas centrales en Montevideo, consolidó en la Argentina su principal operación y desde el Río de la Plata se extendió hasta sumar 14 países, el número alcanzado el año pasado con la compra de la operación de la empresa catalana Glovo.

Oficinas de PedidosYa.

El crecimiento sostenido de la empresa, que vio todas sus métricas explotar y alcanzar nuevos récords en medio de la pandemia, es parte de la ambición que, de acuerdo a su fundador, es parte del ADN de PedidosYa: "Nuestra estrategia, en términos generales, siempre fue la expansión, siempre quisimos crecer. Somos una empresa con mucha hambre, nos encantan los desafíos".

Fue el primer e-commerce de comida en Uruguay comenzamos con 40 restaurantes y, como nos teníamos mucha fe, cruzamos el Río de la Plata y elegimos un par de sitios en Buenos Aires. 

Ruben Sosenke (Founder & Ex CTO), Álvaro García (Founder & CPO) y Ariel Burschtin (Founder & CEO)

"A medida que sumamos cadenas de comida y confiterías, fuimos aprendiendo lecciones que hoy capitalizamos o sobre las que trabajamos profesionalmente pero que en ese momento eran más intuitivas, como comprender la experiencia del cliente para ofrecer el mejor servicio. En poco tiempo la idea de una web fue quedando atrás y entendimos que todo debía pasar por los teléfonos", explicó García.

Sin embargo, cuando lanzaron su primera app en 2011 no tenían los recursos ni el equipo necesario así que decidieron tomar el único camino posible: copiaron y pegaron el código de una aplicación estadounidense. Y mal no les fue, ya que en el primer mes el cuatro por ciento de sus usuarios pedían sus comidas por el teléfono celular, un porcentaje que creció hasta el día de hoy, en donde el 96 por ciento del uso viene de la app.

A García y Burschtin se le sumó Rubén Sosenke, un amigo que escuchó la idea en un cumpleaños y se quiso sumar. El trío comenzó a trabajar en el proyecto en una oficina pagada por sus padres mientras en paralelo diseñaba páginas web para terceros.

 Tres para triunfar Ruben Sosenke (Founder & Ex CTO), Álvaro García (Founder & CPO) y Ariel Burschtin (Founder & CEO), las tres piedras angulares de lo que es hoy el éxito de la app de delivery. 

Se presentaron en varios concursos para emprendedores y lograron sumar los primeros 40 restaurantes yendo de puerta en puerta contando la idea. Sumaron clientes en la Argentina y Chile y lograron su primera ronda de capitalización con Atómico, una firma de capital de riesgo inglesa. En dos años habían sumado locales en Brasil, Colombia, Venezuela, Perú, Ecuador, Paraguay y Panamá.

En 2014 se asociaron con Delivery Hero, la multinacional que ahora es dueña de la empresa y que salió a la bolsa de Frankfurt en 2017.

En ese momento PedidosYa fue valuada en US$ 500 millones. El desarrollo de PedidosYa se dio en paralelo con la popularización de la cultura del delivery en la región, tanto por restaurantes que entendieron que ofrecer sus platos a domicilio era una opción viable como aquellos emprendimientos que nacieron para sólo para ofrecer comida para llevar.

La vieja rotisería que surgió en la década del 80 y las primeras casas de venta exclusiva de pizza y empanadas de mediados de los 90 tuvieron su evolución entrado el siglo 21 con una flamante cultura alimentaria que incorporó hábitos acordes a formas de vida que ya no tenían como prototipo principal a la familia reunida alrededor de la mesa esperando que la madre sirva aquello que había estado cocinando durante toda la tarde.

La consolidación actual de la empresa coincide con otro cambio cultural, esta vez más profundo y más ligado a lo social y económico, como son las transformaciones que se están viviendo en lo laboral. En la actualidad tiene solo en la Argentina 18.000 repartidores y cerca de 32.000 comercios adheridos a la app.

En este escenario, García entiende el rol de su empresa junto con el de otras compañías que están transformando otras industrias tradicionales, como Uber o Airbnb: "Somos conscientes de que estamos en un mundo en plena transformación  y en una cierta revolución del mundo del trabajo que implica que, por ejemplo, desde pequeños restaurantes tradicionales a grandes locales ahora puedan tener un sistema de envíos. Esta nueva faceta tiene muchos desafíos y por ahora muchas preguntas, sobre todo en países como la Argentina en donde las actividades están muy sindicalizadas. Nosotros estamos enfocados en ser parte de un cambio positivo".

En la actualidad tiene solo en la Argentina 18.000 repartidores y cerca de 32.000 comercios adheridos a la app. 

Y así como García no pudo imaginar en 2009 que un trabajo práctico de la facultad se volvería uno de los primeros unicornios de su país o que sería parte fundamental de las nuevas economías de plataformas, nadie pudo prever que en 2020 la Humanidad viviría una crisis provocada por una pandemia.

En medio de las medidas de cuarentena y aislamiento en todos los países de la región, PedidosYa se enfrentó al desafío de un crecimiento mayor al 50 por ciento interanual en los pedidos. "No hay dudas de que el año pasado tuvo un contexto muy lamentable para todo el mundo. En ese escenario, como compañía de tecnología, entendimos nuestro rol y buscamos cómo poder ayudar. En términos de adopción y fidelización, en pocos meses crecimos lo que quizá habíamos planeado para tres o cuatro años porque ya no era curiosidad por probar algo nuevo sino genuina necesidad", explicó.

En la empresa calculan que cerraron el año con el triple de transacciones que 2019. Uno de los responsables de poder mantener este ritmo fue Germán Scoglio, líder del equipo de tecnología de Argentina. Este uruguayo llegó a la empresa en 2019, después de trabajar ocho años con OLX, e inauguró el hub tecnológico de la empresa en Argentina.

"Cuando trabajás con una plataforma en la que los usuarios confían tanto la presión es mayor: si por 10 minutos no funciona una promoción o no andan los pagos, por ejemplo, inmediatamente somos tendencia en las redes sociales. Nuestro mayor orgullo es que tenemos niveles de satisfacción muy altos en un terreno delicado como alguien que tiene hambre y espera su pizza o alguien que se olvidó la llave de su casa y la espera afuera", explicó este Ingeniero en Sistemas de Información.

Germán Scoglio, Engineering Director en PedidosYa.

Uno de los proyectos más desafiantes en los que trabajó Scoglio desde que entró a la empresa fue el lanzamiento de Market PedidosYa, un supermercado totalmente online con productos específicos de conveniencia que son preparados por personal shoppers en pocos minutos en locales que no están abiertos al público pero con el compromiso de que se entrega en 30 minutos.

El nuevo vertical comenzó tímidamente a inicios del año pasado pero explotó con las medidas de aislamiento preventivo social y obligatorio. "Los dos meses que le siguieron a marzo fue una locura realmente, tuvimos una tormenta a nivel operacional que pudimos controlar gracias a un equipo que trabajó muchísimo y que ya venía trabajando en un sistema que nos permitió escalar y acomodarnos muy bien. Realmente es para rescatar que todas las métricas subieron pero también las de satisfacción y eficiencia", reveló García.

Entre las personas que más trabajaron estaba María Elena Germino, una de las empleadas más antiguas de la empresa, que comenzó su carrera como diseñadora y hoy es UX Manager: "Estamos todo el tiempo aprendiendo y cambiando pero la pandemia sin dudas nos ofreció una curva que era todo un reto.

María Elena Germino, UX Manager en PedidosYa.

Scoglio coincide en que trabajar en PedidosYa incluye una adrenalina única aunque también hay espacio para la suerte: "No podemos negar que fue muy afortunado que en marzo de 2020 ya teníamos el vertical del supermercado bastante consolidado y explorado. De estos clientes aprendimos cosas que sólo se saben trabajando con grandes cadenas y en espacios físicos. Pudimos absorber eso a nuestros conocimientos de tecnología".

Germino coincide con el diagnóstico, ya que aprender de los aciertos de otros supermercados les permitió concentrarse en lo que hacía falta: "Entendimos que había que mostrarle al usuario que estábamos cerca, que llegábamos rápido y que teníamos los productos que más deseaba".

En medio de la pandemia y este fuerte crecimiento, además, en septiembre se conoció la noticia de la adquisición del negocio de Glovo por parte de Delivery Hero, controlante de PedidosYa.

Así, la empresa comenzó la incorporación de la operación de la compañía sumando los mercados de Perú, Ecuador, Guatemala, Honduras y Costa Rica. "Estamos decididos avanzar hacia otros segmentos, más allá del delivery de comida o sumar nuestro sistema de reparto. Hoy estamos felices de poder ofrecer una experiencia que va desde farmacias y supermercados a verdulerías y chocolaterías", explicó Juan Muxí, VP Business Development & New Business. Su función es hacer que PedidosYa se vuelva una aplicación multivertical, con más soluciones para su ecosistema de usuarios. Y por eso ahora sueña con el mundo fintech.

Si bien el abanico de productos que podría ofrecer en el mundo de las finanzas es amplio, desde billeteras virtuales y créditos hasta seguros o una tarjeta- por ahora los planes son mantenidos en secreto y aseguran estar explorando opciones.

Según Muxí: "2020 fue un año en donde, mientras nos consolidábamos en varios verticales, nos lanzamos a explorar cómo poder mejorar la experiencias de pago, que es central en nuestro quehacer y que es muy relevante para nuestros clientes. No lo vemos necesariamente como una oportunidad de negocios sino como la oportunidad de mejorar la experiencia del usuario. Sabemos que hoy se hace todo con el teléfono: somos parte de que se pueda pedir a un restaurante, un supermercado o una farmacia... ¿qué pasa a la hora de pagar? Quizá tal vez tengamos que estar ahí", aseguró.

Con una valuación que supera los US$ 2.000 millones, más de 2.800 empleados en la región y más de 35.000 repartidores, el trabajo práctico de la facultad de 2009 parece haber quedado muy atrás pero aún nadie puede asegurar cuál será su techo.

Y a pesar de que son uno de los emblemas del vecino país, su fundador se resiste a llevarse mucho crédito: "No sé si hablaría de que somos un orgullo nacional, pero es cierto que son los ojos extranjeros los que nos ven distintos, quizá para nosotros es difícil decirlo. Creo que el toque uruguayo lo da nuestra perseverancia y esfuerzo constante. Como te dije, somos una empresa con mucha hambre y con muchas ganas, pero en muchos sentidos once años después de empezar aún nos sentimos en pañales. Ojalá seamos un ejemplo para otros emprendedores de América latina".

El fin de una era

Burschtin y García,  a medidados de enero,  dejaron de ocupar sus cargos ejecutivos en la compañía que fue fundada por ellos mismos. La noticia fue anunciada por ambos a toda la organización. 

"Nos sentimos tremendamente orgullosos del equipo que hoy tiene PEYA. Todo lo que hemos conseguido hasta ahora, y todo lo que conseguiremos a futuro, es posible gracias a su talento, su visión clara y una pasión increíble.", dijo Burschtin. "Gracias a este equipo tenemos la tranquilidad necesaria para tomar esta decisión. Hemos decidido cerrar un capítulo hermoso en nuestras vidas y dar un paso al costado en nuestro rol como Managers de la compañía". 

El rol del CEO será ocupado por Esteban Gutiérrez, quien ingresó a PedidosYa en 2017 como Chief Operating Officer (COO) y ha sido el responsable de desarrollar la estrategia de expansión a toda la región y operar el negocio en una etapa de muy alto crecimiento. A su vez, Leandro Malandrini, quien actualmente se desempeña como VP of Product y cuenta con amplia experiencia en la industria, asume como el nuevo CPO. 

Tags relacionados

Más de Negocios