La empleada doméstica y otra historia que deja mal parados a los bancos

Un economista y docente contó el "calvario" de su empleada doméstica para acceder a una simple caja de ahorro gratuita.

El economista (UBA) Ignacio Carballo, a través de su cuenta en la red social Twitter, contó el “calvario que tuvo que atravesar una empleada doméstica -cuyo nombre no trascendió- a su servicio para abrir por primera vez una cuenta bancaria en, en este caso, el Banco Nación.

Hoy acompañé a una empleada doméstica que nunca había tenido un acercamiento bancario a abrir una cuenta. Hubo barreras. Las cito a continuación, pues reflejan un sistema ineficiente que confío puede y debe mejorar en pos de una #InclusionFinanciera real y para todos/as. pic.twitter.com/r6pGIDC089

— Ignacio E. Carballo (@IECarballo) 12 de diciembre de 2018

“Hubo barreras que reflejan un sistema ineficiente que confío puede y debe mejorar en pos de una inclusión financiera real y para todos/as , indicó Carballo en su primera publicación.

La desinfomación en la línea de caja fue la “primera barrera , comentó luego. “Tenés que traer un servicio a tu nombre o certificado de domicilio", le dijeron a la mujer. Con la insistencia de Carballo, que la acompañó a realizar el trámite, de que por normativa esto no es así, y tras una consulta al gerente de la sucursal, pudieron avanzar.

En charla con Infotechnology.com, Carballo recuerda que existieron dos comunicados del Banco Central  -el 5.928/16 y el 6.050/16 (agregadas a continuación)- que determinan la gratuidad de la caja de ahorro en pesos y la tarjeta de ahorro asociada.

 

 

Cabe recordar que este año el Banco Central además determinó que dar de baja las cuentas en los bancos debería poder hacerse "en unos pocos clics", como contó este medio oportunamente. El cumplimiento de esta norma también es dispar, a pesar de esfuerzos como el ex vicepresidente de la entidad, Lucas Llach.

"Medidas para favorecer la inclusión financiera" https://t.co/HC6vEB6bRe

Tags relacionados

Más de Negocios