Estrategias

Exportar rápido y fácil, cobrando en dólares: la solución argentina que busca "salvar" a las Pymes

Por la crisis y las nuevas posibilidades de negocio, cada vez más emprendedores eligen abrirse al juego global. Apuntan a ampliar el mercado y cobrar en dólares.

Por las dificultades cambiarias y la crisis económica en general, muchas pymes están intentando reinventar su negocio. Una de las alternativas es la búsqueda de nuevos mercados. Cobrando en dólares y exportando hacia otros países, incluso aprovechando la maquinaria de las grandes empresas como Amazon, las pyme encontraron una manera de pelearle a la crisis.

Y es que desde hace un tiempo comenzó a crecer un nicho de negocios enfocado en facilitar el proceso tanto de exportación como de importación de productos desde y hacia el exterior. Para los consumidores, se abre un nuevo canal de compras que permite traer productos de todo el mundo. Pero para las empresas locales, en particular las Pyme, se genera un nuevo canal de ventas que les permite llegar a todos los posibles consumidores del mundo.

Con el crecimiento del e-commerce y la digitalización de las ventas, las Pyme encontraron, a través de las ventas al extranjero, un segmento que hasta ahora no estaba explotado: el de poder ofrecer sus productos en diferentes marketplaces globales, desde Amazon y eBay hasta tiendas digitales de China y Europa. De esta manera, las Pyme pasan a tener "un mercado del mundo" donde ofrecer sus productos, con todas sus ventajas incluso la posibilidad de vender en dólares. Además, este proceso es más sencillo que antaño: hoy existen empresas especializadas en la exportación, por lo que la empresa no tiene que lidiar con los procesos burocráticos de la exportación, como permisos, impuestos y demás.

Por caso, la empresa argentina Aerocargo es una de las que se subió a la tendencia de ventas al exterior por parte de Pymes. El servicio, de hecho, es "puerta a puerta" por lo que los productores pueden hacer entregas directas a clientes de todo el mundo.

La inscripción no tiene requerimientos especiales, explican desde la empresa, y aclaran que solo se necesita tener número de CUIL o CUIT. La empresa afirma, además, hacerse cargo del proceso de papeleo necesario para habilitar la importación. De hecho, la empresa ya cuenta con más de 130.000 clientes y han transportado 34.000 kilos de mercadería.

Actualmente, las Pyme pueden exportar casi cualquier tipo de producto: salvo el caso de ciertas restricciones como ser el rubro farmacéutico o productos perecederos. En este sentido, los emprendedores locales pueden ofrecer productos autóctonos hacia mercados internacionales. El servicio cuenta con un sistema de cotización de envío, una suerte de calculadora para calcular los costos de los envíos.

Luego, la empresa genera una línea área y programa la recolección de sus productos para el posterior envío. Tras el despecho, se puede hacer el seguimiento en tiempo real todos los días y en cualquier horario.

DE ARGENTINA AL MUNDO Y COBRANDO EN DÓLARES

Las complicaciones del mercado monetario argentino son bien conocidas para los emprendedores, en particular la inflación y los costos. Por eso muchos emprendedores se están moviendo hacia este tipo de sistemas ya que el sistema no cuenta con el impuesto del 65% y por lo tanto permite exportar a dólar oficial.

De la misma manera, los cobros se pueden hacer en dólares e ingresarlos al país de diferentes maneras, sin perder en la cotización ni ocupar el límite de US$ 200 mensuales. Esto se suma a la ventaja de no tener que mantener un stock enorme ya que es posible procesar primero las compras y luego enviarlas.

Existen plataformas y billeteras virtuales que permiten a emprendedores y trabajadores argentinos cobrar sus servicios en el exterior en dólares y mantenerlos en esa moneda. Western Union permite el envío y pagos en dólares en la Argentina. En el caso de querer retirar los dólares hay que convertirlos a pesos, la compañía de servicios financieros realiza la cotización según el valor del dólar MEP y no tiene en cuenta la cotización del Banco Nación.

Es decir, es posible recibir pagos en muchas monedas diferentes a través de Western Union, pero el pago siempre se recibe en pesos argentinos.

Para abrir una cuenta en Western Union desde la Argentina, se debe contactar a un agente desde la aplicación que puede descargarse en Google Play o App Store. Para cobrar a través de Western Union, el empleador necesita los datos personales del usuario, los detalles de la cuenta, la razón de la transacción y un teléfono celular.

Otra de las plataformas recomendadas es Girarg. El servicio es comúnmente usado para enviar dinero al exterior por la comunidad venezolana en la Argentina. También permite depósitos bancarios a países como la Argentina, Alemania, Bolivia, Chile, España, Francia, Uruguay, etcétera. La plataforma también posibilita transacciones de dinero entre empleadores y empleados. A pesar de la pandemia, Girarg atiende al público de lunes a viernes en sus 12 locales en Buenos Aires.

Otra de las opciones es la billetera virtual Airtm. Muchos utilizan este sistema para comprar dólares con pesos argentinos ya que el ahorro en dólares dentro de la plataforma no tiene 30%, ni 35%, ni tampoco límite. Ni siquiera es necesario declararlos. La plataforma actualiza todos los días las tasas de compra y venta. Se pueden ver acá

Tags relacionados

Más de Negocios

Compartí tus comentarios