Estos argentinos vieron el negocio en facilitarle la vida a las empresas en la pandemia y quieren ser el próximo MercadoLibre

Los fundadores de la startup Andrómeda esperan ser el próximo unicornio argentino y ya tienen clientes como Banco Supervielle, Anses, YPF y CNN. Quiénes son qué hacen.

En 2018, el Gobierno impulsó "País Digital", un proyecto que busca integrar los sistemas de gestión de 2.296 municipios del país y modernizar la gestión de trámites y servicios digitales. La necesidad de una administración 100% digital se hizo cada vez más necesaria por el aislamiento preventivo y obligatorio. En tanto, la pandemia puso en jaque la operatividad de los organismos del Estado argentino y del sector bancario, que apostó por soluciones móviles como MODO, Cuenta DNI y BNA+ para competir con billeteras digitales.

Para modernizar procesos internos y superar la brecha digital, ambos sectores confiaron sus sistemas en empresas digitales como Andrómeda, que se encargó de la digitalización del distintos organismos del Estado como el Ministerio de Educación, el Ministerio de Turismo, Anses, la Municipalidad de Tandil, Mar del Plata y del Banco Supervielle, Banco Industrial, Banco Itaú, ICBC, Cencosud, entre otros, en el sector bancario.

En cuanto a su modelo de negocios, la startup argentina desarrolla soluciones biométricas, de inteligencia artificial y en blockchain. Por un lado, venden software empresarial que permite manejar diversos negocios desde un mismo lugar. Por ejemplo, integran en una misma aplicación móvil cajeros automáticos, mobile banking y atención al cliente. En este sentido, las soluciones son flexibles para adaptarse a cualquier servicio que gestiona la relación con el cliente.

Por otro lado, cuentan con una solución biométrica llamada Sobio, desarrollada con redes neuronales. Su fin es achicar el campo de búsqueda de las máquinas cuando emparejan una huella digital con una persona. ¿Cómo funciona? "En primer lugar, corrimos redes neuronales para compilar cuándo, dónde y quiénes van a los cajeros automáticos. En vez de buscar en seis millones de huellas, la red neuronal busca en el rango de personas que van a la sucursal en esos días y horarios. Si no está dentro de ese rango, la red neuronal realiza una búsqueda global. No es lo mismo comparar una huella con seis millones que puede tardar en cinco segundos a comprar una huella con 10.000, porque la búsqueda es de milisegundos", explica Diego Iñigo (43), director de producto de la startup.

Ernesto Mordentti (47), CIO de Andrómeda.

"Este producto nos permite brindar un abanico de soluciones para evitar fraude y agilizar cualquier proceso de negocio que necesite identificación y verificación de personas", agrega Ernesto Mordentti (47), CIO de Andrómeda.

Durante la pandemia, sumaron experiencias e-commerce y marketplace para el sector bancario. Mordentti revela que funcionan con "un modelo de comisión por venta" y generaron "sólidos negocios con socios estratégicos".

En tanto, los inicios de la startup se remontan a mediados 2019. Los fundadores Mordentti, Iñigo y Leonardo Fiorentini (43) ya habían tenido una primera experiencia en el mundo emprendedor. Precisamente, se conocieron en 1998 y en 2007 fundaron una empresa Software del Centro con una inversión de $30.000, que luego se reconvirtió a Andrómeda.

Hoy en día, ya tienen oficinas en Miami, Panamá, Colombia, Mar del Plata y Buenos Aires. La base de la compañía está en Tandil. Este año esperan facturar $300 millones. 

A mediano plazo, los emprendedores quieren dejarlo todo para convertirse en el próximo unicornio argentino: "Hoy, 14 años después de empezar a emprender en la Argentina, mi sueño es lograr que Andrómeda sea el próximo unicornio", concluye Mordentti.

Tags relacionados

Más de Negocios