Estos argentinos lanzaron un supermercado por internet pero especial: el emotivo plan que los guía

En la cuarentena, Santiago Morgan decidió montar un retail online que se encargue, también, de la gestión de residuos.

En plena cuarentena y mientras estaba en su casa, Santiago Morgan se dio cuenta de la cantidad de residuos que se podían generar en un solo día. Al no ir a trabajar, a hacer deportes y las demás actividades habituales de la "vieja normalidad", todos los desechos se acumulaban en un mismo lugar y lo ayudaron a tomar una dimensión del problema.

Fue entonces que se puso a pensar en posibles soluciones que fomentaran el reciclaje de una manera sencilla. Y con su óptica de ingeniero vio que había capacidad instalada desperdiciada en los camiones de reparto que van llenos hasta el lugar de entrega y vuelven vacíos al depósito.

"Esa fue la idea inicial de Ida y Vuelta Market, hacer un súper online que, además, se encargue de la gestión de reciclables. Decidimos lanzarnos pese a que ninguno de los integrantes del equipo era experto en consumo masivo", explica Morgan, que está a cargo del día a día de la operación junto con Juan Donnelly.

La experiencia de Origen Directo (OD, un supermercado online que funcionó durante la cuarentena como una manera de mantener la actividad de Salke Fresh, distribuidora de productos para locales de fast food) fue otro de los incentivos para avanzar. Había una demanda insatisfecha y lugar en el mercado.

"Con OD nos dimos cuenta de que el modelo era viable. Y después de leer sobre ellos en una nota en Infotechnology, decidimos emprender", agrega.

El equipo está formado, además, por Alejandro Andereggen, un ingeniero con experiencia en logística, y Franco Fechino, economista y angel investor del proyecto. Con apenas US$ 1200 decidieron empezar el negocio.

Lo primero que hicieron fue subalquilar un depósito y contactar proveedores. En diciembre del año pasado tuvieron los primeros pedidos, pero recién en marzo se consolidó el modelo de entrega en 48 horas.

Por el momento trabajan con un sistema de gestión online del stock, o sea que lo que se ve en el sitio es lo que está disponible en el depósito. La intención de Morgan es poder implementar el modelo toyotista del just in time, lo que permitiría hacer más eficiente el espacio de depósito.

"Nuestro principal canal de ventas es Twitter y eso es algo que copiamos de Pablo Ricatti, el creador de OD. Y aunque no tenemos relación, sí nos dio una mano con retuits y recomendaciones. Muchos de nuestros clientes son exconsumidores de OD, que buscaron una alternativa cuando dejó de atender clientes minoristas", cuenta.

Para la gestión de reciclables firmaron un acuerdo con la ONG Proyectar, que monetiza los desechos. El dinero se destina a huertas y capacitación.

El súper tiene 600 usuarios que hicieron al menos una compra y más de 200 que son recurrentes. El ticket promedio por compra es de $ 7000, monto mínimo a partir del cual la entrega y la gestión de reciclables pasa a ser sin cargo. La proyección para fin de año es facturar $ 14 millones.

La aspiración, sostiene, es llegar al cliente "común y corriente" que no tiene incorporado el hábito de separar residuos. Y, a largo plazo, la idea es lograr un verdadero ida y vuelta, con más packaging reutilizable.

"Buscamos a ese usuario que hoy no recicla porque llevar las cosas al punto verde es engorroso, pero si viene una empresa que retira los desechos está dispuesto a separar la basura", concluye. 

Tags relacionados

Más de Negocios

Compartí tus comentarios