Negocios Pyme

El método argentino para que las Pyme cobren en dólares vendiendo a todos lados

Por la crisis y las nuevas posibilidades de negocio, cada vez más emprendedores eligen abrirse al juego global. Apuntan a ampliar el mercado y cobrar en dólares.

La pandemia de COVID-19 tiene grandes repercusiones en la economía mundial, provocando una crisis internacional. Al restringirse los movimientos, muchas personas optaron por cambiar sus hábitos y realizar compras online, fomentando de gran manera el e-commerce.

En este sentido, el papel de las nuevas empresas enfocadas en ventas al exterior es clave. Y es que desde hace un tiempo comenzó a crecer un nicho de negocios enfocado en facilitar el proceso tanto de exportación como de importación de productos desde y hacia el exterior. Para los consumidores, se abre un nuevo canal de compras que permite traer productos de todo el mundo. Pero para las empresas locales, en particular las Pyme, se genera un nuevo canal de ventas que les permite llegar a todos los posibles consumidores del mundo.

Las Pyme encontraron, a través de las ventas al extranjero, un segmento que hasta ahora no estaba explotado: el de poder ofrecer sus productos en diferentes marketplaces globales, desde Amazon y eBay hasta tiendas digitales de China y Europa. De esta manera, las Pyme pasan a tener "un mercado del mundo" donde ofrecer sus productos, con todas sus ventajas incluso la posibilidad de vender en dólares. Además, este proceso es más sencillo que antaño: hoy existen empresas especializadas en la exportación, por lo que la empresa no tiene que lidiar con los procesos burocráticos de la exportación, como permisos, impuestos y demás.

Por caso, la empresa argentina Aerocargo es una de las que se subió a la tendencia de ventas al exterior por parte de Pymes. El servicio, de hecho, es "puerta a puerta" por lo que los productores pueden hacer entregas directas a clientes de todo el mundo.

¿Cómo exportar y cobrar en dólares?


Las empresas que quieran exportar deben, en primera instancia, inscribirse en la plataforma. Luego crearán su perfil con los correspondientes datos. Posteriormente, puede comenzar a armar sus paquetes para el envío. Además, la empresa tiene personal especial que recoge la paquetería y la acondiciona para que no tenga problemas en el envío.

  La inscripción no tiene requerimientos especiales, explican desde la empresa, y aclaran que solo se necesita tener número de CUIL o CUIT. La empresa afirma, además, hacerse cargo del proceso de papeleo necesario para habilitar la importación. De hecho, la empresa ya cuenta con más de 13.000 clientes y han transportado 34.000 kilos de mercadería.  

El asesoramiento llega también al momento de la transacción y de recibir el pago, que puede ser en dólares. Por lo que es una fuente de ingresos adicionales en divisa extranjera para la empresa.

Usando este método se pueden abrir oportunidades de negocio en dos de los grandes mercados del mundo: China y EE.UU. donde la empresa tiene centro logístico propio. Las entregas se pueden realizar en 4 días hábiles.

Actualmente, las Pyme pueden exportar casi cualquier tipo de producto pero los rubros más destacados son laptos (que muchas veces se traen en cantidad tanto para abastecer flotas propias como para reventa), repuestos de auto y de maquinaría en general (que son muchas veces difíciles de encontrar en el país) y artículos deportivos de toda índole.

El servicio cuenta con un sistema de cotización de envío, una suerte de calculadora para calcular los costos de los envíos.

Las complicaciones del mercado monetario argentino son bien conocidas para los emprendedores, en particular la inflación y los costos. Por eso muchos emprendedores se están moviendo hacia este tipo de sistemas ya que el sistema no cuenta con el impuesto del 65% y por lo tanto permite exportar a dólar oficial.

Muchos emprendedores también combinan esta posibilidad con el pago en 12 cuotas que ofrece la empresa a través del programa Ahora 12, por lo que se relajan aún más los márgenes.


Tags relacionados

Más de Negocios

Compartí tus comentarios