Eventos El Cronista

El desafío de liderar en plena pandemia: cómo lo hacen los CEO más importantes del país

Cómo afrontar la pandemia, el valor de la diversidad y la retroalimentación en los equipos de trabajo en la visión de tres tomadores de decisión.

El liderazgo en los entornos empresariales es imprescindible porque es lo que define, en gran medida, el correcto rumbo de la organización. Como el capitán del barco es el más importante de toda la tripulación, o el director de orquesta es el más importante de toda la orquesta, el papel del líder es fundamental.

Durante el 11° CEO Profile "Los líderes, más allá de los negocios", organizado por El Cronista, revista Apertura e Information Technology; Antonio Aracre, presidente de Syngenta para Latinoamérica Sur; Marco Musitano, director general Hub Cono Sur de Becton Dickinson, y Ricardo Castellán, gerente general de Amgen Argentina, destacaron durante su participación en el evento las características que debe tener un líder de empresa y comentaron cuáles fueron los desafíos y aprendizajes que obtuvieron ocupando la posición principal en sus respectivas organizaciones.

"Hace 10 años que ocupo el puesto de CEO, y realmente es mucho tiempo porque el promedio de permanencia es bajo", comentó Antonio Aracre de Syngenta. "Se van poniendo de moda distintas palabras y me parece que no hay tampoco demasiados secretos que la entrega de resultados. Lo único que me dio la posibilidad de continuar haciendo lo que yo quería fue entregar los resultados que la organización me pedía", aclaró con respecto a las habilidades necesarias para desarrollar la tarea de dirigir una compañía.

Marco Musitano de Beckton Dickinson, una empresa que desarrolla su actividad en el segmento de la salud, valora las prácticas horizontales en el interior de las empresas, sobre todo las relacionadas con productos médicos. "Creo que durante muchos años estuve trabajando como gerente del negocio bien desde la verticalidad y tuve la oportunidad de trabajar en diferentes industrias. Eso me fue formando y me dio diferentes miradas. El cambio a una empresa de salud fue una de las mejores decisiones que tomé. Una empresa de salud tiene un propósito que se vive y que es muy diferente a liderar un negocio en otra industria. El propósito de hacer avanzar el mundo de la salud", ahondó.

Desde Amgen, una compañía de biotecnología de origen estadounidense, Ricardo Castellan aporta su mirada sobre la enriquecedora experiencia de una trayectoria profesional que lo llevó a desarrollar tareas en varios países. "Soy brasileño y empecé una carrera internacional. Viví en Estados Unidos, Japón, Hong Kong y varios otros países. Ahora estoy hace poco más de un año como gerente general en Argentina. Vivir diferente culturas amplía la manera en la que pensás y cómo te adaptás a entornos cambiantes. Trabajar en varios países te ayuda a entender mejor la inclusión. Sigo aprendiendo en cada país en el que me toca trabajar para entender la diversidad y la inclusión".

La pandemia ha obligado a empresas de todo tipo, segmento y tamaño a redefinir sus estructuras y prácticas para continuar su operación a pesar de las medidas de aislamiento y protección sanitaria. Los CEOs han atravesado la experiencia de tomar decisiones bajo este escenario complejo con diferentes procesos y, conocer cómo lo hicieron, puede ser una mirada que aporte valor para sus pares.

"La cadena más fuerte es tan resistente como el eslabón más débil. Cada uno tiene una función y tenemos la oportunidad de ser bien claros en la función que cada uno representa y en sumar empoderamiento y mecanismos para ver cómo confiamos en la gente. Necesitamos confiar en los equipos y ser flexibles, generar un ambiente de cultura y pertenencia y la pandemia desafió todo eso. La falta de contacto nos generó la necesidad de reinventarnos para suplir esa falta de contacto. Me costó mucho no ir a la oficina todos los días, en lo personal. Estuvimos conectados 100% remoto una semana antes de que se decretara el aislamiento. Fue duro. Tuvimos que pensar cómo ser más flexibles", confió Musitano.

El empoderamiento de los equipos de trabajo fue el común denominador para estos tomadores de decisión. Castellan comentó: "Asumí el cargo en medio de la pandemia y fue un desafío. Para mí la prioridad siempre fue cuidar de los equipos. Hubiese sido bueno estar con el equipo cara a cara desde el principio, pero lo que aprendí en el tiempo de virtualidad es que es importante el empoderamiento. Es una característica clave para el éxito y hoy todavía más. Hay que darle a las personas lo que necesitan y cuidar de ellos para que puedan desarrollarse. Se puede hacer mucho de una manera diferente a la que estábamos acostumbrados.

Para poder tomar decisiones se torna fundamental la retroalimentación de los colaboradores, una tendencia de marcada vigencia sobre todo en un contexto tan desafiante como el actual.

"En todos los procesos de evaluación de desempeño trato de recoger el pensamiento de mi equipo, de escuchar qué esperan de mí. Creo que hay una buena percepción, cosas que fui mejorando cosas que son valorables. Creo que el equipo valora la capacidad de escucha y que soy duro con las cosas pero no con las personas", explicó Aracre sobre el feedback y su estilo de liderazgo.

Tags relacionados

Más de Negocios

Compartí tus comentarios