Emprendedores

Choiz, la startup que enamoró a Varsavsky y a otros inversores: qué hace

Dos emprendedores argentinos quieren mejorar la salud anticonceptiva de un millón de mujeres en América Latina. Qué hacen y por qué inversores "estrellas" les dieron miles de dólares.

En la Argentina, la anticoncepción es un derecho como también la libertad de decir sobre una misma. Según la ley nacional 25.673, los anticonceptivos orales son gratuitos y pueden ser pedidos en centros de salud y hospitales, como también en obras sociales y prepagas.

No obstante, las mujeres que deciden tomar anticonceptivos -con todo lo que esto conlleva- no siempre pueden acceder de manera sencilla. Si la mujer tiene una obra social, debe sacar turno con su ginecóloga para que le haga una receta. Luego, deberá certificar esa receta en su obra social para, finalmente, ir a una de las farmacias adheridas para conseguir tres cajas de anticonceptivos de manera gratuita.

Y, por esta razón, muchas mujeres prefieren gastar de su bolsillo alrededor de $2000 por cada caja, antes de pasar por este proceso.

Aquí es cuando cobra relevancia Choiz, una startup que funciona como intermediaria de los canales normales.

Con una suscripción mensual de $200, la empresa ofrece atención médica, la receta, la certificación en la obra social, la compra de las anticonceptivas y, por último, la entrega de tres cajas de anticonceptivas a domicilio. En otras palabras, Choiz realiza el trámite que las mujeres deben hacer cada tres meses.

Franco Lacrampette.

"La idea surgió de ver sufrir a nuestras amigas. Se volvían locas porque no podían conseguir turnos para ir a comprar sus pastillas anticonceptivas gratis. Esperan 30 días para el turno y encima después tienen que encontrar una farmacia adherida por la obra social. Por eso, muchas terminan comprando las anticonceptivas por su cuenta", relata Franco Lacrampette, el joven de 27 años que fundó Choiz junto con Franco D'Anunzio, que también tiene su misma edad.

Ambos se conocieron estudiando en el ITBA y ambos tienen experiencia en tecnología. Lacrampette, por su parte, trabajó en la industria retail mientras que D'Anunzio es ex empleado de Mercado Pago, la billetera virtual de Mercado Libre.

En 2020, lanzaron Choiz, para abarcar dos variables. La principal, la económica ya que las pastillas anticonceptivas superan los $1.500 cada caja y, la segunda, tiene que ver con la salud.

"El mal uso del anticonceptivo termina en resultados no esperados. Queremos como startup mejorar las métricas de la salud pública y encontramos una forma de solucionar este problema con tecnología. Como ninguno viene del área de la salud, no tenemos preconceptos", afirma Lacrampette en diálogo con Infotechnology.

En esta línea, como se trata de un servicio tecnológico, las mujeres deben registrarse a través del sitio web oficial con sus datos personales y también deberán llenar un formulario médico pensado para la anticoncepción.

Esto último es leído, efectivamente, por un profesional de salud y en base a eso, decide si puede prescribir las pastillas. Si el médico cree que es pertinente pactar un encuentro, la paciente deberá realizar una videollamada médica.

Como anteúltimo paso, Choiz solicita el número de la credencial de la obra social. Finalmente, se deberá ingresar un domicilio en donde se entregarán las pastillas y luego, la startup se contactará para fijar una fecha de entrega a través de WhatsApp.

"La receta es digital y con la ginecóloga pueden hacer videollamadas. Además, el delivery lo hace la propia farmacia, lo que también beneficia al local", explica el joven emprendedor.

A mediano plazo, quieren posicionarse como una plataforma de salud digital para cualquier tratamiento médico recurrente en la mujer. Gracias a la pandemia -que impulsó tendencias como la telemedicina-, su negocio creció a pasos agigantados y ya tienen más de 1.200 usuarias con perspectivas de alcanzar las 50.000 para finales de año.

"A futuro, queremos lanzar Choiz en Brasil y en México y queremos llegar al millón de usuarias en los próximos tres o cuatro años", dice Lacrampette, motivado.

Al día de hoy, la startup ya busca empleados en la Argentina y quiere sumar ocho personas a su equipo de trabajo.

Rondas de inversión

Recientemente, Choiz cerró una ronda de inversión con Newtopia, el nuevo venture capital que fue fundado por Mariano Mayer, de la consultora Marea Venture Partners, Juan Pablo Lafosse, fundador y exCEO de AlMundo, Patricio Jutard cofundador y CTO del unicornio Mural, Sacha Spitz, cofundador y partner de la aceleradora Yavu Ventures, y cofundador y director de la Incubadora de la UdeSA, y Jorge Aguado, exsecretario de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación, responsable del desarrollo de startups provenientes de I+D y exdirector General de Tecnología Educativa de la CABA.

Nace un nuevo fondo: lo lidera un ex funcionario y quiere ayudar a que otros le ganen al "valle de la muerte"

Por otro lado, Myelin Ventures también invirtió en la plataforma de anticoncepción. Este fondo es liderado por Martín Varsavsky, el empresario argentino exiliado en España, y Matías Nisenson, el emprendedor serial que, además, es tutor de dicha startup.

Myelin, el venture capital de Martin Varsavsky ya invirtió en 17 empresas: cuáles son argentinas

"En el caso de Choiz, invertí y soy tutor de la startup. Ya se están expandiendo a Brasil y a México y me parece vital que existan plataformas con médicos y ginecólogas detrás que faciliten el acceso a recetas y medicamentos", concluye Nisenson.


Tags relacionados

Más de Negocios

Compartí tus comentarios