*

Negocios

Un invento canadiense limita la propagación del sonido en recitales

De esta forma, los vecinos de los lugares donde se realizan festivales o conciertos masivos sufren mucho menos el estruendo masivo que generan los eventos

Por PABLO HECKER - 29 de Octubre 2018
Un invento canadiense limita la propagación del sonido en recitales

Uno de los principales problemas para la normal realización de grandes eventos, festivales o recitales al aire libre en las ciudades y sus alrededores ha sido la propagación de la música hacia los barrios y vecindarios.

De hecho, el estadio de River Plate fue suspendido en algún momento por este motivo y actualmente los productores deben bajar los decibeles que salen de los parlantes para tener permisos de organización.

Pues bien, parece que en un futuro no muy lejano, esta complicación será cosa del pasado.

Es que un ingeniero de sonido canadiense, Jeremy Bridge, acaba de inventar una tecnología de altavoces que ofrece un sonido de alta calidad, al tiempo que limita su “sangrado” en las áreas circundantes.

“La densidad de la población seguirá aumentando, así que si se quieren tener grandes eventos, tenemos que trabajar más duro para hacer felices a todos”, dijo Bridge al respecto, quién pensó en el concepto mientras dirigía una compañía de alquiler de altavoces con su esposa.

En Ontario, la edición del verano pasado de un importante festival, provocó más de 100 quejas a las autoridades locales sobre el ruido excesivo. Así que este año, los organizadores recurrieron a Bridge y su compañía, PK Sound, para asegurarse de que la música solo esté dirigida a las personas que desean escucharla. De esta forma el número de quejas bajó a sólo seis.

“La tecnología de los altavoces es arcaica, de la década del 90, y siempre tuvimos problemas con el tiempo de configuración y el ruido, generalmente no pudiendo controlar el sonido, porque no solo es aplicable en exteriores” explicó en una entrevista con CBS News.

El sistema, llamado Trinity, parece una gran barra de parlantes. Pero las persianas cercanas al centro de la barra pueden girar a la izquierda y a la derecha, abriendo y cerrando como las alas de una mariposa y ampliando o estrechando el campo de sonido que se proyecta.

Antes del mencionado festival “Ever After” en Kitchener, Ontario, se reunió con funcionarios de la Intendencia local y se dirigió a las áreas de donde provenían la mayoría de las quejas. Con medidores de ruido, Bridge y los oficiales acordaron los niveles de sonido.
“Ponemos la robótica en los altavoces”, cuenta Bridge. “Tenemos una aplicación de software que controla la robótica en el altavoz y permite controlar la dirección del sonido”.

A medida que la noticia de su invento se ha ido difundiendo su lista de clientes de alto perfil comenzó a crecer.

Sus altavoces ahora son también usados en la exitosa obra de Broadway “Hamilton” y brindan un sonido limpio y claro en los festivales de música Electric Daisy en Las Vegas y Ciudad de México, a los que asistieron más de 100.000 personas.

El sistema también se presentó con éxito recientemente en Ottawa, durante el festival de música electrónica “Escapade”, que se lleva a cabo cerca del centro de la ciudad canadiense.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas

Shopping