*

Negocios

Si alquilas dos cosas cuando no las estás usando, se puede ganar hasta $ 18.000 al mes

Los nuevos modelos de la "sharing economy" sirven para poder ganar dinero con lo que ya tenés. Las plataformas tecnológicas lo convierten en algo fácil, rápido y seguro.

16 de Septiembre 2019
Si alquilas dos cosas cuando no las estás usando, se puede ganar hasta $ 18.000 al mes

Las nuevas tecnologías revivieron, y potenciaron, una forma de entender la economía más propia de las sociedades antiguas: compartir todo y con todos.

Conocida como "sharing economy", estas nuevas modalidades de consumo y de negocios, se enfocan en las comunidades que son las que mantienen vivos los sistemas de comunicación.

La idea es que cada usuario sea consumidor y productor, que ofrezca algo que tiene a alguien que lo necesita.

El caso de Airbnb es bien conocido. La compañía generó millones en ganancias creando una plataforma que conecta a viajeros y turistas con personas que quieren poner su casa para alojamiento (y ganar algo de dinero). Pero no es la única empresa -ni el único rubro- donde brilla este modelo de negocios.

En efecto, Brasil, México y Argentina son los países con mayor número de iniciativas de economía colaborativa en América Latina, de acuerdo al primer informe sobre el tema presentado esta semana en Madrid por IE Business School y el Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin), miembro del Grupo BID.

850.000 personas utilizaron AirBnB para quedar en el país en 2018 y hubo 55.000 conductores en Uber en los últimos tres meses de 2019.

¿Cómo se aprovecha la sharing economy?


Desde el lado del consumidor, muchas plataformas ofrecen servicios alternativos a los "tradicionales" a un costo menor o con algun diferencial. El clásico caso de Uber versus los taxis, donde al primero podemos pedirlo desde el celular y puede costar una fracción del precio si lo tomamos en un horario con poca demanda. 

Pero, también, hay beneficios desde el lado del proveedor y no son pocas las opciones a la hora de hacer un dinero extra a través de la economía colaborativa. 

Prestar el auto

Muchos servicios de la sharing economy se fundan en que pase a estar disponible para otros aquello que el usuario no usa. Incluso bienes caros, como un vehículo. Así funciona la cordobesa Andemus: la primera que lanzó el jueves pasado el servicio en el país.

Estas startups prometen ofrecer el servicio de prestamos de autos p2p (de persona a persona, por su expresión en inglés). Las empresas suelen oficiar de intermediario tecnológico y cobran una comisión por usar su plataforma (suelen ir del 5% al 15%) mientras que el resto queda para el prestador del vehículo. A nivel internacional, hay otros jugadores.

Turo fue fundada en 2009, opera en Estados Unidos, Canadá e Inglaterra y cuenta con 2,5 millones de usuarios y 121.000 autos. En Sudamérica funcionan Parpe y Pegcar en Brasil; Arrienda en Chile y Croway en Uruguay. Los retornos pueden ser de hasta $ 15.000 por mes (US$ 700).

Y, si bien no es lo mismo, conducir el propio auto y llevar pasajeros también deja un buen dinero. 

Según una nota publicada por Apertura.com, "los socios que manejan cerca de 20 horas semanales y ostentan el mayor rendimiento monetario por sus servicios ganan entre $ 5.449 y $ 6.133 por semana. Mientras tanto, aquellos que manejan más de 40 horas en una semana y obtiene por ello los niveles más altos de ingresos ganan entre $ 12.042 y $ 12.393 en el mismo período de tiempo".

Prestar la casa

Desde el advenimiento de Airbnb, son muchas las compañías que quieren subirse al negocio de los rentals. Fundada en 2013 en Dublín, Homestay ofrece alojamiento en familia en 160 países. Los anfitriones ofrecen casa, manutención y facilidades para integrarse en la cultura local a precios módicos. El diferencial para el consumidor es la calidez hogareña y,  para el prestador, las ganancias. Similar a este último, pero con reservas hoteleras para el mismo día, Overnight proporciona alojamiento de última hora en casas de residentes locales.

En el caso de la Argentina, la empresa creada por Brian Chesky y compañía informó lo que ganaron los host locales en Buenos Aires. Específicamente, "durante 2016, los usuarios de Airbnb en Buenos Aires ganaron alrededor de $ 39.104 al año cada uno”, aseguró Christopher Lehane, Líder en el área de Global Policy & Public Affairs, a Apertura.com. O sea, un promedio de poco más de $3.000 por mes. En 2017, desde AirBnb comentan que durante 2017, "el anfitrión típico de Airbnb en la Ciudad de Buenos Aires obtuvo un ingreso anual de casi $ 50.000".

Usar la cocina

Pinny es una aplicación que permite subirse a la cuestión de los delivery de comidas sin tener un local o mucha infraestructura. Se trata de una aplicación platense que comenzó a operar en la Ciudad de Buenos Aires y hace que cualquiera con ganas de de cocinar pueda enviar comida.

Según cuenta Cronista.com, "los cocineros, que pueden ser profesionales o no, cuentan con una aplicación aparte llamada Pinny Chef, en la que se registran y, una vez autorizados, establecen sus días y horarios de trabajo, además de publicar el menú que ofrecen –hasta 22 platos por chef-. Los precios son establecidos de manera libre por cada uno de ellos y apenas se confirma el pedido, tienen entre 60 y 90 minutos para entregarlo. El modelo de negocios de la compañía se basará en cobrarle una comisión de 12,5% más IVA a los chefs por cada uno de los platos entregados".



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

2 Comentarios

Seba Broker Reportar Responder

Los retornos pueden ser de hasta $ 15.000 por mes (US$ 700). ERROR GROSERO!!!!

Carlos Q Reportar Responder

Aceptar la pobreza convenci�ndote que est�s "haciendo negocio"

Notas Relacionadas