*

Negocios

Qué tiene que ver Fidel Castro con el éxito del hombre más rico del mundo

El CEO de Amazon, durante los primeros tres años de su vida, se llamo Jeff Jorgensen, hasta que un inmigrante cubano se enamoró de su madre. 23 de Septiembre 2018
Qué tiene que ver Fidel Castro con el éxito del hombre más rico del mundo

Jeff Bezos es el hombre más rico del mundo y hoy son pocos los que no lo conocen, pero hasta recién su padre biológico desconocía quién es su hijo. Es que el CEO de Amazon, durante los primeros tres años de su vida, se llamo Jeff Jorgensen, hasta que un inmigrante cubano llamado Miguel Bezos se enamoró de su madre.

El padre biológico del CEO se llama Ted Jorgensen y tenía 18 años cuando dejó embarazada a Jacklyn Gise, de 17. Ambos seguían en el colegio, pero aún así se casaron antes de que nazca su hijo Jeff. El matrimonio fue corto, duró solo 17 meses y terminó con un padre ausente, que algunos meses pagaba la cuota alimentaria y otros, no.

Tres años después de divorciarse, su madre se casó con otro hombre, un inmigrante cubano llamado Miguel Bezos. Él había aprendido inglés por su cuenta y llegó a trabajar para Exxon. Así, terminó adoptando a Jeff, dándole su apellido mediante un trámite que requirió la firma de Jorgensen, y fue la última vez que vió a su hijo.

“Mi papá es mi verdadero papá, no mi papá biológico. Su nombre es Mike. Es un inmigrante cubano que llegó como parte de la Operación Peter Pan”, contó Jeff Bezos en el encuentro anual del Club Económico de Washington DC.

Así es, Miguel Bezos llegó a los Estados Unidos al igual que otros 14.000 chicos luego de que Fidel Castro derrocó a Fulgencio Batista. Los Bezos son una familia de Santiago de Cuba y tuvieron que acompañar al menor de sus tres hijos al aeropuerto de La Habana, al cual no los dejaron entrar, para que haga el check-in de un vuelo Miami. “Aterricé en Miami, solo”, recordó más tarde Miguel Bezos en una entrevista con Walter Isaacson en 2015. Eso fue en julio del 92, meses antes de que se desate la Crisis de los Misiles, que a él le prohibió volver a su país natal, y a sus padres, salir.

Ya en los Estados Unidos, Miguel recibió una beca para estudiar en un colegio secundario de Wilmington, en Delaware. Más tarde, luego de reconsiderar el valor de la educación, aprovechó otra beca para refugiados cubanos para ir a estudiar a Albuquerque, en Nuevo México. Desde entonces, el padre del CEO es un ferviente defensor de la escuela pública, que le dio todo. En 2000, creó una fundación, la Fundación Familia Bezos, para asistir a niños y niñas de hasta 18 años en su educación. “Es algo que una vez que se posee, nadie nos lo puede quitar. Nos pueden quitar la propiedad, el auto, un negocio, pero la educación es nuestra, para que hagamos lo que queramos y para usarla”, señaló Miguel Bezos.

En Albuquerque cursó ingeniería mecánica, aprendiendo mucho de matemática y física. Pero a un año de recibirse, decidió quedarse con un título intermedio que ya había adquirido, el de la carrera de Ciencias de la Computación. Así fue que en el 68 comenzó a trabajar para Exxon, una empresa que inició su vida de nómade, yendo con Jeff y otros dos hijos de una ciudad a otra.

32 años más tarde, Miguel Bezos se encontraba trabajando en América Latina cuando recibió un llamado de su hijo Jeff. “Estoy pensando en abrir una librería en internet y necesito algo de plata”, le dijo por teléfono. En ese momento Jeff Bezos estaba trabajando en Wall Street y le iba bien, por lo cual a su padre solo se le ocurrieron dos preguntas: ¿Por qué? ¿Y qué es Internet?

Su madre también se preocupó y le pidió que no renuncie a su trabajo, pero Bezos no les hizo caso. Hoy, no solo es el fundador de Amazon, una de las cinco empresas tecnológicas más grandes del mundo, sino también de la compañía de transporte espacial Blue Origin y del histórico diario estadounidense The Washington Post. Su padre le prestó el dinero que necesitaba, realizando una de las mejores inversiones de la historia, gracias a la cual su rebelde hijo se convertiría en el hombre más rico del mundo.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

2 Comentarios

Rodrigo Espinosa Reportar Responder

"Eso fue en julio del 92, meses antes de que se desate la Crisis de los Misiles" 1992? La pifiaron por 30 años...

Mayko Moreno Pérez Reportar

no hombre no... la crisis de la que hablan es la de los misiles que la URSS montaba en secreto en cuba

Notas Relacionadas