*

Negocios

Qué es Open Banking, el "guiño" del BCRA que todavía esperan los bancos

Para competir con las fintech, las instituciones financieras tradicionales están abriendo su código a nuevas empresas de servicios. La posibilidad de incluir APIs de terceros podría modernizar un ecosistema que necesita agilizarse rápido. En la Argentina, el terreno es incierto.

Por FLORENCIA PULLA - 25 de Septiembre 2019
Qué es Open Banking, el "guiño" del BCRA que todavía esperan los bancos

El BCRA pateó el tablero y la poca reglamentación que decidió poner sobre las fintech hizo explotar ese mercado: hoy, son más de 240 las entidades nucleadas en la Cámara Argentina Fintech en segmentos tan diversos como Pagos, Cripto o Préstamos.

La competencia obliga a los actores tradicionales –los bancos– a meter tímidamente los pies en nuevos servicios que ya funcionan en el mundo. No siempre pueden hacerlo solos. Hoy, la tendencia más fuerte es la de implementar servicios de Open Banking a través de una mayor apertura de las plataformas de los bancos y permitiendo a las APIs acceder a información de los clientes para ofrecer servicios diferenciados y operaciones más ágiles.

¿Qué es una API? Están en el centro del modelo de Open Banking. API viene de las siglas en inglés Aplication Program Interface: un conjunto de protocolos que se utilizan para desarrollar e integrar el software de aplicaciones. En palabras más simples: es lo que permite que una aplicación se comunique con otra que creó un tercero.

Compartir datos, una oportunidad y un peligro. La gracia de Open Banking es que las instituciones –y sus clientes– van a poder compartir sus datos bancarios a través de APIs interconectadas para ofrecer servicios diferenciados según el consumo particular y, también, una mejor User Experience. Hay riesgos: al compartir información, que hasta hace poco era celosamente guardada por los bancos, pueden existir fallas y filtraciones. La confianza es crucial para que el ecosistema prospere.

Banking as a Service. Más flexible, más innovador. Los equipos de IT de los bancos son bastante amplios. En la Argentina, por ejemplo, los empleados del sector IT de cada banco rondan las 500 personas (y si se suma a equipos externos de desarrollo pueden sumar más de 1000). Pero lo que se puede crear in house es limitado. Ahí interviene el modelo de Banking as a Service: otras empresas pueden “sumar” sus servicios a la arquitectura bancaria que los contrate, sin que eso pese sobre sus propios sistemas. En general, son soluciones específicas que serían muy costosas o engorrosas de encarar internamente: se logra así más flexibilidad y acceso al mercado de innovación.

En la Argentina. No hay regulación concreta sobre este tema, confirmaron a APERTURA fuentes del BCRA. “Tenemos claro que es una tendencia mundial. Por eso estamos mirando detenidamente las experiencias internacionales y tenemos bajo estudio el tema para tomar definiciones en el corto plazo”, dicen en la entidad que dirige Guido Sandleris y no descartan anuncios en las próximas semanas respecto de este tema.

En el mundo. La regulación es laxa. En la Unión Europea hay reglamentaciones concretas para regular las APIs de manera de uniformar el proceso de adopción y resguardar la seguridad de los usuarios. En otros lugares del mundo no es tan sencillo. Según un informe de EY, en China el entorno es menos regulado y es el mercado, no el Estado, quien impulsa la innovación. 

La versión original de este artículo en la edición espcial "La City" de Revista Apertura. Enterate cómo conseguirla acá.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas