Negocios

Microsoft puso u$s 7.500 M para que nadie quiera comprar una PS5: cuál fue la jugada "maestra"

El gigante estadounidense desembolsó una multimillonaria cifra para asegurarse algunos de los juegos más atractivos del mercado. Cómo influirá esto en la próxima generación de consolas.

23 de Septiembre 2020
Microsoft puso u$s 7.500 M para que nadie quiera comprar una PS5: cuál fue la jugada "maestra"

La pelea de Sony y Microsoft por asegurarse el reinado en la nueva generación de videoconsolas parece recién haber comenzado.

Al menos, el gigante estadounidense inició con el pie derecho otro round de este combate a partir de la adquisición de ZeniMax y Bethesda, lo cual le permitirá añadir a su listado, se presume de forma exclusiva, algunos de los juegos más atractivos de la actualidad.

La firma fundada por Bill Gates desembolsó unos US$ 7.500 millones para fusionar a Bethesda con el equipo de Xbox.

"Hoy es un día especial... ¡Estamos encantados de dar la bienvenida a los talentosos equipos y a las amadas franquicias de juegos de @Bethesda al equipo Xbox!", remarcó el tuit.

¿Cómo afecta esta operación a la industria?

Mediante la operación, Microsoft dominará ahora empresas como Bethesda Game Studios, id Software y Arkane, los equipos encargados de desarrollar franquicias como The Elder Scrolls, Fallout, Wolfenstein, DOOM, Dishonored, Prey, Quake, Starfield, entre otras.

Se trata de una de las operaciones más grandes en la historia de los videojuegos. Para poner en contexto, unos US$ 7,5 mil millones es tres veces lo que Microsoft pagó por el desarrollador de Minecraft Mojang.

El anuncio fue realizado justo antes de que Microsoft revelara la fecha del inicio de la preventa de las consolas Xbox Series X y Xbox Series S. 

Hasta ahora, tanto Bethesda como Microsoft evitaron confirmar si los juegos de Bethesda serán exclusivos para Xbox en el futuro.

Bethesda se comprometió a lanzar los próximos juegos Deathloop y Ghostwire: Tokio como exclusivas cronometradas para PlayStation 5.

Incluso, el jefe de Xbox, Phil Spencer, comentó a la agencia Bloomberg que planea honrar ese compromiso.

A tener en cuenta

Más allá de la exclusividad o no, lo más importante es que mediante la adquisición los beneficiados serán los suscriptores del Pase de Juego (Game Pass) de Xbox.

En el peor de los casos, los usuarios de PlayStation podrían perder algunos de los futuros juegos de Bethesda, en definitiva, la jugada oculta detrás de la adquisición de Microsoft.

No obstante, existen algunos indicios de que Bethesda podrá seguir siendo agnóstica y desarrollar juegos para ambas consolas.

Todd Howard, director de Bethesda, posteó recientemente en el sitio de Bethesda que las dos compañías creen que todo el mundo debería poder jugar sin importar el dispositivo que esté usando:

"Compartimos una profunda creencia en el poder fundamental de los juegos, en su capacidad para conectar, potenciar y traer alegría. Y una creencia que deberíamos llevar a todos, sin importar quién eres, dónde vives o a qué juegas. Sin importar el tamaño de la pantalla, el controlador, o tu habilidad para usar uno", remarcó en ese portal Howard.



¿Te gustó la nota?

Notas Relacionadas