*

Negocios

Los 5 riesgos que ve Galperin para MercadoLibre en Argentina este año

Algunos son propios de la Argentina, que sigue siendo el principal hub de la empresa, aunque tiene cada vez menos peso en los ingresos. Otros están ligados al negocio del e-commerce o a particularidades de la región.

Por JAVIER RODRÍGUEZ PETERSEN - 02 de Marzo 2020
MercadoLibre Inc. Co- Founder And CEO Marcos Galperin Interview

MercadoLibre, la empresa más grande de la Argentina, ve en el país algunos riesgos que se suman a los que debe enfrentar por el propio negocio en el que juega y los que tiene ya de por sí en los restantes países en los que opera. Básicamente: la evolución de algunos aspectos regulatorios y una denuncia judicial contra el CEO de la compañía, Marcos Galperín, y otros directivos, además de la volatilidad del peso y las restricciones cambiarias.

Eso se desprende del formulario 10K que presentó la compañía en febrero ante la SEC (la autoridad regulatoria norteamericana), cuando confirmó que terminó 2019 con pérdidas por u$s 172 millones, casi el quíntuple de lo que había perdido en 2018. 

A fines del año pasado, MercadoLibre ya estaba llegando a un total de casi 10.000 empleados repartidos en ocho países de América Latina. La empresa de Marcos Galperín sigue teniendo su principal hub de desarrollo en la Argentina, su país de origen y en el que están más de la mitad de sus trabajadores.

Sin embargo, la participación de la Argentina en el negocio total de MercadoLibre viene cayendo -entre otras cosas, por la devaluación del peso- y el año pasado representó apenas el 19,9% de los ingresos netos, frente al 63,6% de Brasil y el 12% que alcanzó México (que en 2017 tenía sólo el 4,6%).

Riesgo país

En su reporte ante la bolsa estadounidense, además de presentar los números finales del 2019, la empresa informa a sus accionistas sobre los distintos riesgos vinculados al negocio -algo imprescindible en los formularios 10k-. En particular para la Argentina, hay cinco menciones destacadas.

Riesgo número 1

La primera mención está ligada a la evolución de la Ley de Economía del Conocimiento.

Los beneficios fiscales que recibían ciertas empresas por la ley de promoción de la industria del software vencían en diciembre del año pasado. En junio se votó la Ley de Economía del Conocimiento, que establecía nuevos beneficios hasta 2029 para compañías que cumplieran con determinadas condiciones.

Pero en enero, el gobierno de Alberto Fernández los suspendió con una resolución del Ministerio de Desarrollo Productivo. El mes pasado -después de la presentación del formulario de MELI ante la SEC-, el Gobierno envió el nuevo proyecto de ley, que pone el foco en las pymes.

Riesgo número 2

La segunda tiene que ver con las regulaciones del BCRA.

En enero, apunta el informe, “el Banco Central de Argentina promulgó regulaciones relacionadas con los proveedores de servicios de pago que se aplican a las instituciones FinTech que no son instituciones financieras pero que brindan servicios de pago en al menos uno de los procesos del sistema de pagos”.

Esa regulación -que afecta directamente a MercadoPago- establece, por ejemplo, que las billeteras virtuales deberán tener el dinero de sus clientes en cuentas a la vista, en pesos, y crea un nuevo registro de proveedores de servicios de pagos con reglas específicas. 

Marcos Galperin deja la presidencia de la filial argentina de MercadoLibre

Tendrá dos reemplazos: Juan Martín De La Serna estará al mando de la operación local y el brasileño Stelleo Passos Tolda asumirá su rol en el directorio. El fundador de MELI seguirá como cabeza del grupo con la figura de CEO

Riesgo número 3

La tercera mención es a la denuncia judicial que hizo un fiscal contra Marcos Galperin y otros directivos a los que acusó de haber aprovechado para las inversiones del fondo de MercadoPago supuesta “información privilegiada” sobre el reperfilamiento de títulos públicos que hizo el año pasado el gobierno de Mauricio Macri.

La denuncia no provee ninguna evidencia ni teoría específica que sustente las acusaciones” y “no se presentaron cargos formales”, especifica el informe.

Riesgo número 4

Los otros riesgos ya no son específicos de la Argentina, aunque uno de ellos sí tiene un peso particular en el país.

“Existen leyes y reglamentos que abordan los tipos de cambio y divisas en todos los países en los que operamos. En ciertos países donde operamos, necesitamos autorización gubernamental para pagar facturas a un proveedor extranjero o enviar dinero al extranjero debido a restricciones cambiarias”, especifica el 10K sobre los “riesgos de hacer negocios en América Latina”.

Íntimamente vinculado a este punto, la empresa destaca que “las monedas locales”, que son las utilizadas en el negocio en toda América Latina, “están sujetas a depreciación, volatilidad y controles de cambio”.

Riesgo número 5

El último punto es en realidad un listado relativamente largo sobre los riesgos propios del negocio del e-commerce.

MercadoLibre destaca, por ejemplo, que para aumentar el número de usuarios necesita de una profundidad cada vez mayor de Internet, y que eso está atado a cuestiones tan elementales como los precios de computadoras y celulares o el acceso a las redes.

A eso se suman cuestiones regulatorias vinculadas, por ejemplo, a la evolución de las leyes de protección de datos personales (como en Brasil).

Y también la complejidad del negocio, con jugadores de distinto origen (bancos, retailers), algunos con mucha espalda para hacer inversiones, bajas barreras de entrada y competidores que son a su vez proveedores de servicios de Internet y que, eventualmente, podrían imponer costos o restricciones a las operaciones de e-commerce, aunque y se trata de riesgo que no parece inmediato: “No hemos identificado a ningún proveedor que tenga la intención de tomar estas medidas”.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas