*

Negocios

Las 3 estrategias de tecnología que Argentina la copia a China

China es uno de los países que más crece gracias al uso inteligente de la tecnología. Qué está haciendo nuestro país para seguir en ese camino.

06 de Junio 2018
Las 3 estrategias de tecnología que Argentina la copia a China
El país asiático es uno de los mercados que más, y mejor, crece en todo el mundo. Mucho de eso se debe al uso estratégico que hacen de algunas tecnologías clave. Argentina, por su lado, está siguiendo algunos de esos pasos.

Medios de pago

La primera de esas tecnologías es el pago digital, que no solo ha reducido índices de delincuencia (cargan menos efectivo), sino que ha permitido mantener a China creciendo, a pesar de encontrarse en una desaceleración en los últimos ocho años. En 2017, el país reportó un crecimiento de 6.9% y este año podría crecer más de 6.5% apoyado por su consumo interno, frente a un enfriamiento industrial.

Según consigno Diario Gestión, más de 80% de las compras que se dan en ciudades como Beijing, se realizan a través del móvil, desde la compra de marcas de lujo hasta una gaseosa, el ticket del teatro, el colectivo o un almuerzo de unos pocos yuans.

Plataformas como Alipay (del gigante Alibaba) y WeChat (Tencent), capaces de leer los códigos QR con información como precios de alimentos, son las más usadas en las zonas urbanas de China, aunque hay un gran mercado por explorar, tomando en cuenta que 40% de la población está en zonas rurales. China tiene casi 1.400 millones de habitantes.

En América latina, MercadoPago, la pata financiera de la plataforma de e-Commerce argentina fundada por Marcos Galperín, es el caso testigo: en el tercer trimestre de 2017 el volumen total de pagos aumentó 73,5 por ciento hasta alcanzar los US$ 3.667,1 millones que corresponden a 62,3 millones de transacciones en la región. La misma empresa, hace sólo días, anunció la posibilidad de realizar pagos con código QR y acreditación instantánea.

Más allá de los grandes players, las startups también están buscando su lugar. Yacaré es una de las más antiguas del ecosistema local. Es una empresa encargada de pagos con billeteras virtuales. En la misma línea puede nombrarse a Bitpagos, reconvertido en el exchange de criptomonedas Ripio, que quiere incorporar la afamada tecnología a los pagos. Tiene más de 30.000 usuarios en la región.

Economía colaborativa

La segunda tendencia, que también se apoya en el comercio digital, es el uso de productos compartidos, principalmente, medios de transporte. La llamada “sharing economy”. En China es común ver en diferentes calles de Beijing o Shenzhen miles de bicicletas compartidas de dos grandes plataformas, Ofo y Mobike, entre otras marcas, a las cuales se puede acceder usando solamente un smartphone.

En la Argentina, en 2016, habían unos 17.000 anfitriones de Airbnb, 200.000 personas anotadas para manejar en Uber, 200.000 freelancers que se ofrecen en Workana (la página que ayuda a freelancer y empresarios a encontrar talento) y 15.000 profesionales que brindan sus servicios en IguanaFix (contratación de servicios para auto, hogar y empresas). En efecto, Brasil, México y Argentina son los países con mayor número de iniciativas de economía colaborativa en América Latina, de acuerdo al primer informe el año pasado por IE Business School y el Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin), miembro del Grupo BID.

Así lo ejemplifican las empresas de “car sharing”: Andemus: la primera en lanzar el servicio en el país y Clapcars. Estas startups ofrecen el servicio de préstamos de autos p2p (de persona a persona, por su expresión en inglés). Las empresas suelen oficiar de intermediario tecnológico y cobran una comisión por usar su plataforma (suelen ir del 5% al 15%) mientras que el resto queda para el prestador del vehículo. A nivel internacional, hay otros jugadores. Turo fue fundada en 2009, opera en Estados Unidos, Canadá e Inglaterra y cuenta con 2,5 millones de usuarios y 121.000 autos. En Sudamérica funcionan Parpe y Pegcar en Brasil; Arrienda en Chile y Croway en Uruguay. Los retornos pueden ser de hasta $ 15.000 por mes (US$ 700).

La lista podría seguir: Idea.me, Afluenta y Laborando. Las primeras son plataformas de financiamiento colectivo o “crowdfunding”.Ideame.com se dedica a proyectos creativos y Afluenta fue la primera red regional de finanzas colaborativas que apuesta a reducir los altísimos costos del sistema financiero. Laborando es una iniciativa de coworking que brinda espacios compartidos para diseñadores y emprendedores creativos.

Transporte eficiente

Una tercera tecnología es el uso de trenes de gran velocidad, y en el caso de Beijing, los nuevos trenes Fuxing de alta velocidad –presentados el año pasado- permiten unir la capital china con Shanghai en poco más de cuatro horas recorriendo más de 1,200 kilómetros de distancia.

Lo más cercano que estuvo la Argentina de algo así, fue su participación en la semifinal del concurso Hyperloop One Challenge, que buscaba la próxima sede para el futurista proyecto. Se trata de crear un “tren bala” tecnológico que puede recorrer grandes distancias a velocidades muy superiores al transporte clásico (hasta 1.200 km/h). El grupo Roggio estuvo entre los seleccionados para la implementación



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas