*

Negocios

Google ofrece millones para quedarse con todo el negocio de los relojes inteligentes

Habría realizado una oferta por Fitbit para alcanzar a las empresas chinas y a Samsung y Apple.

01 de Noviembre 2019
Google ofrece millones para quedarse con todo el negocio de los relojes inteligentes

La empresa paraguas de Google, Alphabet,comprará Fitbit, una compañía estadounidenses que fabrica dispositivos vestibles -wearables- con foco en cintas de ejercicios y relojes inteligentes, por US$ 2,1 mil millones en efectivo.

Google pagará US$ 7,35 por acción, de acuerdo al anuncio de prensa que realizó la compañía. Esto representa un 71% más que lo que valía la acción antes que Reuters anunciará la entonces posible venta el pasado lunes 28 de octubre.

Se trata de la segunda compra más grande del año que realiza el gigante de las búsquedas tras pagar US$ 2,1 mil millones por el proveedor de software de la nube Looker en junio.

De esta manera, Google se une a gigantes de la tecnología como Apple y Samsung en buscar que desarrollar una oferta en este tipo de dispositivos en el que la compañía de la manzanita tiene la mayor cuota de mercado, seguido por los chinos de Xiaomi y Huawei (las ofertas más baratas del segmento) y los surcoreanos. Fitbit, en tanto, estaba en sexto lugar, con 5,9% del markershare.

Mirá también

Pierpaolo Barbieri: "El argentino tiene que poder encontrar algún instrumento real para ahorrar en pesos"

"Nos faltaba la pata del ahorro y es lo que lanzamos", dijo el CEO de la fintech que ya emitió más de un millón de tarjetas
>

Las marcas baratas le sacaron "la corona" al mejor reloj de lujo del mundo

Los relojes inteligentes se abren camino gracias a la mejora de las prestaciones y el incremento de la oferta existente. El año pasado se vendieron en todo el mundo 51 millones de unidades, un 54% más que en 2017, según datos de IDC.

Las pulseras de Fitbit, una pionera en los dispositivos wearables, controlan los pasos que realizan sus usuarios, las calorías quemadas y la distancia recorrida. También miden los pisos escalados, la duración y calidad del sueño y la frecuencia cardíaca.

En el último tiempo, Fitbit se asoció aseguradoras de salud y realizó adquisiciones en el mercado de la atención sanitaria como parte de sus esfuerzos para diversificar su flujo de ingresos. En este sentido, los analistas indican que gran parte del valor de la empresa está en la base de datos que posee.

Fitbit redujo en julio sus previsiones de ingresos para 2019 y responsabilizó a las ventas decepcionantes de su dispositivo más económico, el nuevo smartwatch Versa Lite. El precio del reloj es de US$ 160, comparado con los US$ 200 para la versión completa. Puede realizar un seguimiento de los entrenamientos y la frecuencia cardíaca, pero carece de funciones como la capacidad de almacenar música directamente.

En agosto, Fitbit dijo que había firmado un contrato con el gobierno de Singapur para proporcionar rastreadores de estado físico y servicios en un programa de salud que, según dijo, podría llegar hasta un millón de usuarios. En este mismo mes, Fitbit lanzó su último smartwatch, Versa 2, añadiendo a las capacidades del dispositivo el asistente de voz de Amazon, Alexa, pagos en línea y almacenamiento de música, al menos en su versión para los principales mercados del mundo.

Así funciona el negocio de la ropa inteligente y las wearables

Final del Torneo de Transición 2016. San Lorenzo enfrenta a Lanús en el esta-dio Monumental. Los "granates" están ganan- do 2 a 0, cómodos. La toma Nicólas Pasquini en mitad de cancha, alarga hasta Miguel Almirón quien, con un pase certero, habilita a José Luis Gómez.

Cabe considerar que este no sería el primer acuerdo que Google llevaría a cabo en el segmento de los dispositivos vestibles. Fossil Group informó en enero que vendería a Google su propiedad intelectual relacionada con la tecnología smartwatch en desarrollo por US$ 40 millones. Sin embargo, los planes de Google para estos activos no son claros.

La venta, en cualquier caso, será finiquitada durante el próximo año.

Problemas regulatorios en puerta

El acuerdo seguramente atraerá el escrutinio de los organismos regulatorios estadounidenses. Las autoridades estatales y federales están investigando a Google por posibles prácticas anticompetitivas relacionadas con la forma en que maneja los datos de los consumidores y opera en el mercado de la publicidad digital.

Aunque Google no es un líder en relojes inteligentes o rastreadores de fitness, es probable que los reguladores de los EE.UU. y de otros países tengan dudas sobre lo que Google pretende hacer con los datos que los usuarios de Fitbit han compartido a lo largo de los años, incluida la información sobre la salud íntima y la ubicación.

Las empresas saben de estas posibles complicaciones y se comprometieron, a través de un comunicado, a ser transparentes sobre los datos que recopilan y los motivos. "Las estrictas normas de privacidad y seguridad han formado parte del ADN de Fitbit desde el primer día, y esto no cambiará", dice la declaración. "La compañía nunca vende información personal, y los datos de salud y bienestar de Fitbit no serán usados para anuncios de Google."

(Actualizada con datos de la venta.)



¿Te gustó la nota?

Notas Relacionadas