*

Negocios

Facebook, Malbec, un CEO argentino y u$s 73 M para mejorar internet en el país

La red social se asoció con un importante proveedor de tecnología para pisar -aún más fuerte- dentro del país. Será la primera conexión nueva que llega al país desde el año 2000. Por SEBASTIÁN DE TOMA - 07 de Septiembre 2018
Facebook, Malbec, un CEO argentino y u$s 73 M para mejorar internet en el país

Globenet, uno de los proveedores más importantes de infraestructura de telecomunicaciones del continente americano, anunció hoy una alianza con Facebook para dar inició a la construcción de un nuevo cable submarino que brindara una “mejor” conexión a internet de y hacia la Argentina.

El cable, llamado “Malbec” –por la famosa cepa de uva morada tan popular en el país- tendrá 2.500 kilómetros de longitud y unirá las ciudades brasileñas Rio de Janeiro y San Pablo con el puerto de amarre en Las Toninas, provincia de Buenos Aires, donde entran todos los cables de este tipo a la Argentina, y luego con la ciudad capital.

Este desarrollo, cuya existencia como proyecto se dio a conocer el pasado mes de mayo, significará para los socios involucrados una inversión de US$ 80 millones (incluye la contratación del cable terrestre que llega hasta Buenos Aires), y será el primer cable inaugurado después de 20 años.

"La Argentina merece una infraestructura de última generación para satisfacer las demandas urgentes de los próximos años. Este proyecto es un testimonio de nuestras capacidades, experiencia y compromiso con la región donde hemos estado operando durante 15 años ", asegura Eduardo Falzoni, director ejecutivo de GlobeNet.
 

“El cable lo teníamos pensado desde el año pasado, como parte de un plan para expandir nuestros servicios core a las Américas”, cuenta Falzoni, el CEO argentino de esta empresa estadounidense y un experimentado lobo del mar del sector con paso previo por Telecom Argentina y Telecom Sparkle, en diálogo telefónico con El Cronista. Explica que ellos ya están en los mercados más interesantes de la región, como Colombia y Brasil, por lo que el paso natural era llegar a la Argentina.

Sin embargo, la financiación en estos tiempos puede resultar una traba. “No es como en otras épocas, como hace 20 años, cuando el dinero sobraba. Hoy quienes financian necesitan ver un Business Plan sólido, porque el mercado argentino es interesante pero no justifica la construcción de un nuevo cable por parte de un solo operador, desarrolla. “Encontramos en Facebook intereses conjuntos y una buena sintonía, por eso en solo tres meses desde que anunciamos nuestras intenciones logramos tener todo listo”, agrega. Habla tanto del diseño del cable como de la licitación que realizaron para determinar quién sería el constructor de este nuevo ingenio de la técnica: la compañía elegida fue Alcatel-Lucent Submarine Networks, hoy parte del conglomerado de la finlandesa Nokia.

 

Motivos y detalles

Respecto al puerto de amarre (el lugar donde desembarca el cable), ubicado siempre en Las Toninas -“la capital argentina de internet”, como decía el recordado compañero Darío Laufer-, Falzoni detalla que todavía no han tomado la decisión de construir uno nuevo o utilizar alguno de los dos ya existentes. “Algunos están subutilizados pero nuestros estándares son altos, por lo que financieramente podría resultar más conveniente construir uno nuevo que adecuar uno que ya existe.”

El cable, que va a estar disponible en el primer semestre de 2020, tendrá seis pares de fibra entre Brasil y la Argentina, con una capacidad de 18 terabits cada uno, “bien por encima de los cinco o seis que brindan los que hay ahora”.

¿Hace falta un nuevo cable? Sí, responde el ejecutivo. “Hay dos motivos. Uno es la capacidad que te dan los cables ya instalados. Siguen operando lo más bien, el que nosotros tenemos entre Brasil y los Estados Unidos es de esa época, pero se trata de tecnología de hace 20 años que no puede cambiarse, habría que sacar los cables y cambiar los repetidores. Cuando se termine la vida útil de estos cables ya instalados, en 2025, va a hacer falta mucho más. Y el otro motivo tiene que ver con la diversidad: hoy los servicios Over-the-top como Google y Facebook pero también los proveedores cloud (Amazon y Microsoft) necesitan uno o dos respaldos, porque si se corta un cable no solo se quedarían sin conexión los usuarios residenciales sino que además los negocios no podrían acceder a sus contenidos y realizar sus operaciones, que en gran parte ya pasan por la nube.”

 

Gigantes con cables

Facebook no es la única empresa que comenzó a desparramar sus “tentáculos” físicos a la región: Google construyó junto a la uruguaya Antel, Algar Telecom de Brasil y Angola Cable, un cable que une los Estados Unidos con Brasil primero, a través del cable Monet (que costó US$ 400 millones); y luego desde allí a Uruguay (más precisamente, Maldonado), con el Tannat. Para este último invirtieron US$ 73 millones y la capacidad es similar a la del nuevo desarrollo anunciado por Globenet.

¿Las dos empresas quieren meterse en el negocio de los operadores de telecomunicaciones? “En mi opinión, para Facebook su negocio pasa por la publicidad y los ‘likes’, no le interesa meterse en la construcción física de los cables. Google es distinto: si bien no les interesa entrar en la operación de telecomunicaciones, sí quieren tener su propia red, son más celosos de sus datos. Por esto es que tienen planes de construcción de otro cable que irá desde California hasta Chile y que van a terminar de construir para 2019", cierra Falzoni.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas