Negocios

Esta empresa argentina invirtió $100 M para que no te roben nunca más el auto

Strix desarrolló la plataforma que soporta su servicio de monitoreo de casas, vehículos y cosas, a través de una aplicación, todo basado en IoT. 

Por ALEJANDRO ALONSO - 20 de Marzo 2019
Esta empresa argentina invirtió $100 M para que no te roben nunca más el auto

La llegada a CarSecurity de su actual director comercial, Ramiro Martínez Casas, hace más de dos años, fue la primera de las medidas que el licenciatario local de LoJack tomó en función de una transformación profunda de su negocio. Hasta no hace mucho, se limitaba al servicio de rastreo de vehículos, donde el nivel de uso del producto (siempre en ocasión de robo) es menos del 1 por ciento.

“Muchos de los clientes no se sienten ‘clientes tuyos’ porque no les brindás de manera directa ningún servicio”, apunta Martínez Casas, quien antes de esta posición trabajó en Nobleza Piccardo (hoy British American Tobacco) en distintas partes del globo, incluyendo Inglaterra, México e Indonesia. 

Ese servicio de recupero es prestado principalmente a compañías de seguro, a través de equipos de radiofrecuencia (RF) instalados en los vehículos asegurados.

Con todo, la sustentabilidad del modelo depende fuertemente de que haya vehículos robados y recuperados. La siguiente generación de servicios comenzó invitando a los clientes (no corporativos) a cambiar el hardware de RF por otro con GPS, a fin de empezar a brindarles servicios telemáticos que iban más allá de la cobertura del seguro (visibilidad del vehículo, o que se dispare una alarma si éste supera una determinada velocidad, o sale de una zona específica, o es remolcado), todo ello a través de una aplicación móvil (LoApp).

Las cifras dan una idea de la demanda insatisfecha en el terreno de la telemática. “En 2015 vendíamos 500 productos de telemática por mes. En el 2016 vendimos 1.000 por mes, y en el 2017 vendimos 2.000 en promedio.” En mayo de 2018, esa cartera rondaba los 38.000 suscriptores. 

CarSecurity es el socio estratégico y licenciatario de LoJack en la Argentina, Uruguay y Chile. La operación local facturó en 2017 unos $1.250 millones y este año planea llegar a los $1.500 millones. La operación local, que cuenta con 540 empleados y 35 sucursales, tiene unos 600.000 clientes de compañías de seguros (con equipos de RF instalados), de los cuales hacia fines de 2018 unos 140.000 habrán migrado al GPS (80.000 clientes del mercado de consumo, y el resto en industrias verticales como transporte, construcción o minería).

Vale recordar que la licenciada, LoJack, es una corporación estadounidense que provee servicios de recuperación de vehículos y de gestión de flotas. En 2016 fue adquirida por la californiana CalAmp, un proveedor de soluciones de comunicaciones inalámbricas para diversas industrias verticales, en US$ 134 millones. Con todo, CarSecurity se fue convirtiendo en una licenciataria atípica, impulsando servicios propios como el rastreo de motos y, más recientemente, Strix. En esta vena, el desafío que asumió en los últimos años fue la transformación del negocio. 

Las llaves de la innovación

CarSecurity venía dando un servicio de GPS para diversos verticales, sin embargo tenía problemas de escalabilidad y performance. Fernando Arrieta, director de Tecnología y Sistemas de CarSecurity, explica: “Era una plataforma monolítica, diseñada con tecnología de hacía ya cinco años, para un negocio que no era el de consumidor final (se empleaba con clientes de transporte y carga), y con reglas de negocios completamente diferentes. Si el hardware que teníamos nos permitía procesar un giga de información por día, cuando empezábamos a considerar la información que se desprendía en todo el modelo de negocios que nos proponíamos alcanzar, se generaban unos 30 gigas por día de información adicional. Además, cada cliente nuevo conlleva 30 veces más información”.

Por otra parte, para este nuevo servicio, se imponía el monitoreo en tiempo real, lo que multiplicaba la información emitida por los sensores. 

Hacia fines de 2016. se decidió encarar una nueva plataforma que no escalara sólo a través de la incorporación local de hardware, y una nueva aplicación, todo desde cero, dedicando inversiones y recursos humanos específicos al tema. “Strix nace como un producto inédito. No hay ningún producto que te permita administrar todo desde la misma aplicación”, agrega Martínez Casas. 

El proyecto arrancó en enero de 2017. Sin embargo, casi en paralelo, la empresa encargó un assesment a LeapSight, una empresa de desarrollo y consultoría con cabecera en Londres, pero que entre sus fundadores tiene al argentino Alejandro Ramallo, quien es el CEO y CTO.

“El proceso fue de alrededor de tres meses, y arrojó la necesidad de integrar tres modelos de negocios y sus líneas de productos (vehículos, hogar y mascotas) en un solo modelo y producto: Strix. Adicionalmente, surgió la necesidad de unificar los diversos modelos operativos de la compañía (que son resultado de que se trata de un holding de varias compañías). Desde lo tecnológico, arrojó la necesidad de trabajar con tecnologías de tiempo real y alta disponibilidad que además se adecuen a la gestión de la comunicación con dispositivos utilizando diversos protocolos”, ilustra Ramallo, quien conocía a Martínez Casas por haber trabajado en Nobleza Piccardo. 

El modelo de negocios de IoT conlleva 30 veces más información adicional por cada cliente que sumamos.”  —RamiroMartínez Casas, director Comercial de CarSecurity. 

Básicamente, Strix by LoJack agrupa una serie de servicios que permiten monitorear y controlar vehículos, cosas, mascotas (vía dispositivos que integran GPS, acelerómetros, y otros sensores) y el hogar (en este ámbito se integra con algunos sistemas de videovigilancia, iluminación y domótica de terceros) a través de una sola aplicación que corre en PC, y smartphones basados en Android o iOS. El desarrollo del producto arrancó en abril de 2017.

Plataforma que mira desde la nube

Desde el comienzo, el proyecto consideró la nube por su capacidad de escalabilidad. “Hoy estamos en Azure de Microsoft. Pero hicimos que el producto fuera agnóstico del proveedor de nube”, aclara Arrieta. Durante el diseño de la arquitectura, se decidió la utilización de contenedores (Docker). Para gestionar esos contenedores, el equipo del desarrollo tuvo que emplear una Technology Preview del Azure Kubernetes Service (que estuvo comercialmente disponible recién en junio de 2018). A pesar de ser una versión previa, Microsoft se comprometió a dar soporte. En la práctica, esto se tradujo en que la gente de Sistemas de CarSecurity no tenía que ocuparse de la disponibilidad. 

La plataforma que corre sobre Azure se llama Magenta, y se sostiene en tres pilares: la plataforma de IoT propiamente dicha, un API Gateway y un Device Gateway. Cualquiera de los sensores y dispositivos de domótica remotos se conecta a través de este último módulo. El API Gateway maneja la interacción de la plataforma con los usuarios y otras plataformas, franqueando el abastecimiento a quienes consumen la información que emerge de los dispositivos. 

El desarrollo de Magenta llevó un año y medio, y utilizó varias tecnologías. La arquitectura está basada en microservicios, y un modelo de consistencia eventual para maximizar la alta disponibilidad. La mayoría de los microservicios han sido escritos en Erlang, si bien hay servicios en otros lenguajes. “Erlang nos provee de las características deseadas de la plataforma: alta disponibilidad, recupero automático ante fallas y alta concurrencia, sobre todo para el procesamiento en tiempo real de las señales emitidas por los dispositivos (como los GPS) y la aplicación de reglas de acción definidas por el usuario”, precisa Ramallo. Párrafo aparte, el que LeapSight tuviera una gran experiencia en desarrollos sobre Erlang fue otra de las razones para su elección. 

Los microservicios utilizan el protocolo de intercomunicación WAMP (Web Application Messaging Platform) a través del Leapsight Bondy (un service mesh distribuido) y el API Gateway open source escrito en Erlang. Leapsight Bondy permite la interconexión de servicios escritos en más de trece lenguajes de programación, y la generación automática de API HTTP REST. Para la gestión de las señales se utilizó Apache Kafka, que complementa las capacidades de “Publish & Subscribe” que brinda el protocolo WAMP y Bondy. Para que haya persistencia en los datos se usaron bases de datos Riak KV y Riak TS. “En particular utilizamos CRDT (Conflict Free Replicated Datatypes) que son estructuras de datos que son replicadas en una red (o clúster) de servidores y que toleran su actualización concurrente sin la necesidad de utilizar un mecanismo de consenso (transacciones).” Ramallo agrega: “En breve estaremos utilizando Leapsight Semantic Dataspace (LSD), nuestro Knowledge Graph”. Se trata de una base de datos deductiva que utiliza un modelo de grafos semántico. Como se dijo, todos los servicios se despliegan en contenedores Docker, y son orquestados con Kubernetes. “Hay otra parte de la plataforma, que es la de Machine Learning e Inteligencia Artificial, para aprender de la información que llega desde los dispositivos”, agrega Arrieta. Se trata de un desarrollo in house. 

La app que concentra todo

CarSecurity buscaba a un desarrollador que se ocupara integralmente del desarrollo móvil. Se consideraron varios, pero la terna final estuvo formada por FDV Solutions (hoy intive-FDV), Inaka y Ten Pines. “Inaka era muy fuerte en el desarrollo de la aplicación, querían hacer la aplicación y los web services, pero tercerizaban el diseño gráfico y el desarrollo de la UX. No era su fuerte. Ten Pines ofreció hacer todo, pero a último momento admitieron que no podían comprometerse a los tiempos de desarrollo que necesitábamos, por la cantidad de trabajo que ya tenían. FDV podía proveer todo el conjunto y cumplir con los tiempos. A la vez, cuando analizamos la cartera de clientes que tenía cada uno y los casos de éxito, FDV nos presentó una carpeta que mostraba cantidad, calidad y diversidad de aplicaciones. Tenían un portafolio más grande que el que tenían los otros dos.” A esto se sumó que FDV se mostró más flexible en las negociaciones, y que ya había trabajado con CarSecurity en un proyecto de backend. 

“Diseñamos la aplicación móvil y la construimos desde cero junto a ellos, considerando la imagen de esta nueva marca (Strix) y las funcionalidades del producto (que tiene muchas secciones) y las lecciones aprendidas de su producto previo (LoApp)”, comenta Nicolás Tanos, COO y cofundador de intive-FDV. “Por las características visuales de la app, se definió junto con CarSecurity el trabajar directamente sobre las plataformas nativas de Android e iOS. Estas plataformas se comunican con la webapp, el backoffice de configuración y los diferentes backend que gestionan la información con la que se alimenta la aplicación.” 

“El proyecto comenzó con la idea de hacer un MVP (producto viable mínimo, en inglés) en seis meses, con foco en la seguridad vehicular pero, conforme avanzamos con el desarrollo del producto, se fueron incorporando el resto de las funcionalidades de la plataforma. Se trabajaron casi 18 meses en el diseño y el desarrollo.” Salvo el primer sprint de diseño, el resto del proyecto se trabajó con metodologías ágiles y en paralelo entre diseño, desarrollo y aseguramiento de la calidad, agrega Tanos.

El lanzamiento 

La primera prueba piloto con funcionalidades mínimas fue desplegada en octubre de 2017. Hubo un segundo piloto con empleados, tanto de la aplicación como de la plataforma, un mes después, pero solo se testearon las prestaciones relacionadas con vehículos. Recién a principios de 2018 se agregaron las capacidades para hogar y “cosas” (Home y Flex). Las pruebas finalizaron a mediados de febrero, y se procedió al fine tuning, se agregaron las últimas funcionalidades y se lo probó más intensamente. El servicio fue lanzado con toda pompa en abril. Hacia mayo de 2018, ya había unos 3.000 autos usando Strix.

Martínez Casas asegura que, con esta nueva tecnología, podría avisarle a la compañía de seguros que un auto de un asegurado chocó. “Y le puedo decir cuán grave fue el choque y cómo fue. El GPS tiene un acelerómetro, y dentro de los equipos hay un algoritmo que calcula la diferencia de velocidad. Entrando en un link hasta podría reconstruir el accidente. Esto, para una compañía de seguros, es fundamental.” Las previsiones de Martínez Casas son de vender unos 70.000 productos de Strix para autos. 

En materia del hogar, el servicio integra una alarma de LoJack, y los clientes pueden comprar e instalar cámaras Nobelic y algunas soluciones de domótica de Solidmation, entre otras que pueden ser monitoreadas y controladas remotamente, vía la app. Este ecosistema está en franca expansión. 

HIGHLIGHTS

Objetivo de negocio: Desarrollo y construcción de la plataforma Magenta y la app de Strix. 

Inversión: $100 millones (abocados excluyentemente al proyecto, la mitad a lo largo de 2018).

Plazo: 15 meses.

Líderes de Proyecto: Ramiro Martínez Casas y Fernando Arrieta. 

Solución: Desarrollo de la plataforma sobre distintas tecnologías, en particular Erlang. Las instancias corren en contenedores en Azure, orquestados con Kubernetes. La app fue desarrollada nativamente para Android e iOS.

Proveedor: LeapSight (desarrollador de la plataforma) e intive-FDV (de la app).  

IT CORPORATIVA

Software: Intec (ERP), CRM desarrollado in house, Calipso Billing, Qlikview.

Hardware: 4 servidores full chassis Dell Poweredge Blade Servers (M620 / M640), 30 servidores Dell Poweredge R720. Almacenamiento EMC/Dell Equallogic. Equipamiento de redes de Dell, Cisco y Fortinet. Notebooks y Desktops Dell. 

Telecomunicaciones: Claro.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas