*

Negocios

Encontraron la forma de vender "dólares digitales" y el negocio explota: qué son, cómo se consiguen y para qué sirven

El furor de las criptomonedas llegó a su cénit en 2017, con máximos históricos de cotización, y ahora experimenta un “revival” en Argentina impulsado por las restricciones al dólar. Cómo se reinventó el negocio.
 

Por MATIAS NAHUEL CASTRO - 12 de Marzo 2020
Encontraron la forma de vender "dólares digitales" y el negocio explota: qué son, cómo se consiguen y para qué sirven

En los últimos meses los nuevos controles e impuestos sobre los movimientos con divisa extranjera tuvieron efecto en el comportamiento de los argentinos. Uno de los colaterales menos pensados tiene que ver con el mundo de las criptomonedas. Los argentinos están virando hacia los cripto activos como una forma de resguardarse ante la creciente depreciación del peso a la vez que sortean los gravámenes involucrados en la compra-venta de moneda extranjera; especialmente, el dólar

El nuestro es un país “cripto friendly”. Según un reciente estudio del Center for the Governance of Change (CGC) de la IE University, de España, un 79% de los argentinos encuestados estarían dispuestos a adquirir una moneda digital. De acuerdo al trabajo, los ciudadanos de países con menor confianza social en los bancos centrales estarían más dispuestos a acoger nuevas monedas digitales emitidas por instituciones alternativas.

Algunas empresas de la cripto economía vieron la oportunidad y se acercaron al mercado con una propuesta diferencial. Si bien la criptomoneda más buscada sigue siendo Bitcoin, la pionera y mejor valorada de mercado, que siempre le ganó a la inflación argentina e incluso a la apreciación del dólar en precios locales, también existen alternativas que le están ganando terreno a fuerza de escapar de la volatilidad del mercado de bitcoins.

La nueva incorporación al populoso plantel de proyectos impulsados por blockchain es Dai, una criptomoneda inteligente que tiene un valor estable y constante de u$s 1 -una suerte de dólar digital, si se quiere- que llegó a la Argentina a mediados del año pasado y quiere ubicarse como la moneda de referencia para remesas y reserva de valor. El activo digital fue lanzado en 2017 por MakerDao y es la única criptomoneda generada por sus usuarios a través de depósito de garantías lo que le permite mantener su valor estable en torno a u$s 1. Esto se logra a través de un sistema de incentivos: cuando Dai vale más de u$s1, los tenedores buscarán crear más Dai para venderlo y obtener un rédito. Caso contrario cuando Dai vale menos de u$s 1, quienes tengan que recuperar el valor que usaron para emitir Dai anteriormente, buscarán comprarla a un precio más barato, llevando de nuevo el precio del mismo a u$s 1 por demanda conjunta. A esto se lo conoce genéricamente como stablecoin (criptomoneda estable).

"Una DAO es muy similar a una cooperativa, no hay una cabeza, es un grupo de personas que desarrollan una tarea en particular a través del consenso. En este caso, es el protocolo o plataforma DAI", explica Mariano Dipietrantonio, lider de Comunidad y Marketing para América Latina en MakerDAO, y quien trajo la moneda la país. "La razón para desembarcar en Argentina es obvia. La depreciación del peso, la volatilidad del dólar y el acceso precario a servicios financieros. Pero también porque hay grandes talentos, programadores y desarrolladores", explica Di Pietrantonio.

Bitso, por caso, una plataforma para comprar, vender y usar criptomonedas también acaba de desembarcar en la Argentina. La plataforma nació originalmente en México, en 2014, y ya cuenta con 700.000 clientes. La empresa decidió, luego de tantear el mercado brasileño, radicarse en la Argentina. "El lanzamiento en Argentina responde a una estrategia de largo alcance y a que es un mercado educado en criptomonedas", explica Eduardo Arenas, director de Bitso Alpha

Pero hay también otra diferencia importante en cómo los argentinos se relacionan con las criptomonedas: no solo lo buscan como medio para invertir y resguardar valor sino también para arbitrar entre monedas. En este contexto, las criptos que tienen paridad con el dólar se vuelven atractivas en un contexto de escasez de divisas o bien de cepo cambiario. Bitso trabaja con TrueUSD que será de especial interés para el mercado local. Se trata de una moneda estable, un token ERC20 específicamente, respaldada por dólares que está totalmente garantizada, legalmente protegida y verificada de forma transparente por terceros. El valor de un token de TrueUSD es siempre de un dólar y se pueden intercambiar el uno por el otro.

Uno de los objetivos del emprendimiento es generar un mercado cripto más ágil. "Apuntamos es ser el exchange más líquido del país.  El volúmen en las operaciones va a llegar como consecuencia lógica de eso", explicó Arenas. Respecto al trading, las comisiones son competitivas y van de entre el 0,45% y el 0,95%.

El mercado argentino busca alternativas para acomodar sus ahorros a diferentes activos que no se deprecian al ritmo del peso. Hoy una de las más interesantes son las criptomonedas en su nueva “edición” más parecida al dólar que nunca. Es por eso que empresas como Bitinka, SatoshiTango, BuenBit o Ripio están virando hacia el negocio del “dólar digital” antes que a la criptomoneda propiamente dicha



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas