'>
Negocios

El mayorista online de este “gurú” financiero no para de crecer: en dos meses ya facturó más de $ 20 M

La empresa, nacida en abril pasado, mejoró sus ventas hasta un 25% cada semana gracias a su irresistible oferta de productos más baratos. La historia detrás de la firma del 'trader' que le hace frente a la pandemia con descuentos y que, por ahora, le 'va ganando'.

19 de Junio 2020
El mayorista online de este “gurú” financiero no para de crecer: en dos meses ya facturó más de $ 20 M

La pandemia global de coronavirus COVID-19 puso en jaque a buena parte de las empresas de la Argentina a raíz del impacto financiero generado por la imposibilidad de los trabajadores a concurrir a sus puestos de trabajo para cumplir con las medidas de aislamiento social dispuestas por el Gobierno.

Miles de firmas debieron cerrar sus puertas y muchas tantas otras debieron modificar su rumbo, adaptarse rápidamente a la ‘nueva normalidad’, agudizar su ingenio y ofrecer nuevos servicios y productos para evitar perder así el mayor porcentaje posible de sus ingresos.

En este contexto, el empresario Pablo Ricatti, reconocido en el ambiente tuitero con su cuenta @pricatti, reflotó un antiguo proyecto que alguna vez comentó en la red de microblogging, para hacerle frente al freno de actividades de su empresa panificadora instalada en La Matanza, azotada por la crisis económica y sanitaria.

De este modo, en abril pasado nació Origen Directo, un mayorista online que tenía por objetivo convertirse en un canal de distribución de productos alimenticios propios y de otras empresas, y que funciona directamente uniendo a la fábrica con el consumidor final.

Origen Directo surgió básicamente por la necesidad de la panificadora ante la aparición del coronavirus. Sus clientes habituales cerraron sus puertas y la empresa había pasado a contar con una capacidad ociosa de logística y producción.

Fue entonces que Ricatti decidió ponerse en contacto con algunos proveedores y abrió una cuenta de Twitter @OrigenDirecto, que ya posee más de 5.800 clientes y unas 7.000 personas en espera.

La iniciativa representó un éxito casi inmediato y en pocos días, la iniciativa ya había facturado más de $ 2 millones en productos, tal como le comentó Ricatti a Infotechnology por aquellos primeros días de operaciones.

-En abril comentó que la idea surgió como una necesidad para luchar contra la aparición del coronavirus. ¿Siguió creciendo el negocio?

-“Seguimos bien, avanzando desde que arrancó la pandemia. Hoy ya tenemos vendidos $ 20 M en productos. Arrancamos el 25 de abril y desde ahí siempre nos fue bien. Los clientes están muy satisfechos con las entregas. Sin embargo, no hay tiempo para hacer muchos pronósticos, porque nadie sabe que es lo que va a pasar mañana”.

Más allá del avance significativo del proyecto, buena parte de lo generado por la iniciativa sirve para pagar los sueldos de su panificadora, que fabrica panes de panchos y hamburguesas y emplea a unas 52 personas en La Matanza.

En ese sentido, el empresario confirmó que debió recurrir a los ATP de ayuda lanzados por el Gobierno para poder hacer frente a la mitad de los sueldos de su plantilla laboral.

“A Origen Director le está yendo bien y está creciendo. Ayer se inscribió el cliente número 5000. De todos modos, en algún momento vamos a tener que parar ya que por la logística que tenemos no vamos a poder afrontar todos los pedidos. Para poder seguir a este ritmo habría que empezar a pensar en invertir. Pero como estamos con un desconocimiento total respecto a lo que va a pasar de acá a mañana, es imposible”, expresó.

Precisó que más allá de está actividad, el 50% de la plantilla laboral de la fábrica de panificación “está parado”. “Estamos tratando de generar recursos. Tenemos el 50% de capacidad industrial ociosa, no de logística. Pero como comenzó a despertarse la actividad nuestra, ahora tratamos de trabajar en ambos negocios”, añadió.

-¿Cuál sería ese límite o freno que pondrían para poder cumplir con todos los pedidos?

Ya estamos cerca de ese número. Creo que nos faltaría un 25% más de clientes, es decir, cuando lleguemos a los 6000 o 6500 clientes vamos a cerrar la lista de inscripción de forma preventiva para poder seguir cumpliendo con las entregas de la mejor manera.

Actualmente, Origen Directo entrega productos únicamente en Capital Federal y Gran Buenos Aires (hasta Benavidez-Tortuguitas-Paso del Rey-Berazategui). La compra mínima es de $ 4.000 y se puede pagar con tarjeta de Débito y Crédito.

Más allá del buen rendimiento que ofrece la iniciativa, Ricatti reconoció que “están lejos de invertir” para ampliar la logística. Y enseguida aclaró: “Tenemos unos costos y estamos trabajando para poder juntar la plata que nos permita pagar todos los sueldos en término. Nos sumamos al ATP y recibimos el 50% del total de salarios de abril y mayo. Nos hemos endeudado para poder cumplir”.

Este "gurú" financiero le gana al super: creó un mayorista online y vende de todo más barato

Pablo Ricatti es un reconocido tuitero (@pricatti) que tomó fama mediática en 2019, cuando logró financiar exitosamente un proyecto para poner una fábrica de chipá sin TACC exclusivamente a través de Twitter. Recibió 669 propuestas por un total de US$ 4.895.444, según consigna el diario Clarín.

Durante los primeros días, Ricatti confeccionó un portafolio de productos: a lo que ya vendía -hamburguesas, salchichas refrigeradas, pan de panchos y de hamburguesa, papas pre fritas- le sumó panes La Venenziana, productos Dulcor, rapiditas, mermeladas, aceitunas, fideos Morixe, un dulce de leche fabricado en Chivilcoy.

A través de Origen Directo se pueden pedir solamente los productos que están en stock (por lo que el sitio no muestra lo que tiene 0 stock) y los productos son exclusivamente de la categoría alimentos.

Por aquellos días, el empresario se esperanzó que otras empresas productoras que quisieran vender a través de ese canal, se sumaran a la iniciativa. Algo que finalmente ocurrió. “Pudimos incrementar la oferta, pero la verdad es que todo el proceso es complicado. Cuesta construir el canal del nuevo proveedor, y del producto ingresa”, comentó.

Detalló que "en el diálogo con los clientes surgieron muchas ideas sobre productos que se debían sumar a la iniciativa". “La gran mayoría ya está detectada y se está hablando para sumar. El tema es que lleva tiempo pasar los datos societarios y dejar bien detallado todo el proceso”, insistió.

No obstante, remarcó que en la actualidad tienen casi todos los segmentos de productos cubiertos. “El último producto que sumamos fueron las galletitas Smams, que son sin TACC. De la misma marca también incorporamos budines. Hay una tendencia global a consumir menos gluten y la gran mayoría de las personas decide comprar las versiones de los productos sin TACC en caso de que estén disponibles”, remarcó.

Al ser consultado sobre si existe la posibilidad de que el negocio sea “escalable” en un futuro, Ricatti fue contundente: “No hay vista, ni proyección porque esto es día a día”

“No obstante, por ahora lo que estamos viendo es la posibilidad de escalar el negocio en el exterior. Sobretodo en Paraguay”, detalló.

Justamente, a ese destino es al que regresará Ricatti una vez que la panificadora en La Matanza se reencamine.

El servicio de la empresa de logística es satisfactorio. Y equipo que gana no se toca. Hoy, acá, la competencia de lo que hacemos, funciona. Y si funciona acá, afuera también tendría que hacerlo. Pero para que eso suceda, primero debemos recuperar la actividad normal de la panificadora”, comentó.

En ese sentido, adelantó que si bien la panificadora seguirá con las puertas abiertas, él se irá a vivir nuevamente Paraguay “cuando se abran los cielos”.

El crecimiento de todo lo que es tecnológico, es exponencial por estos tiempos. Incluso, sería mucho mayor si hubiese el ánimo de invertir. Actualmente crecemos en el orden de entre el 20% y 25% semanal. De un mes al otro duplicamos prácticamente la facturación. De todos modos, resulta injusto comparar los números con los del primer mes ya que ahí recién iniciábamos la actividad. Pero la mayor satisfacción es que le pudimos hacer frente a la pandemia”, aseveró.

Sobre la historia de Ricatti

El empresario es un reconocido tuitero. Su cuenta personal @pricatti ya cuenta con unos 37,200 seguidores y tomó fama mediática en 2019, cuando el usuario logró financiar exitosamente un proyecto para poner una fábrica de chipá sin TACC exclusivamente a través de la red de microblogging.

En aquella ocasión, recibió 669 propuestas por un total de US$ 4.895.444. Al final, quedaron 373 accionistas, con un aporte promedio de US$ 6.020. Incluso, trascendió que dejó afuera del proyecto a inversores interesados que querían poner una cifra mayor de dinero para evitar que nadie tuviera demasiado peso en una eventual votación.

Las entregas de Origen Directo son siempre a la puerta de la casa y se puede pagar con débito y crédito. Los productos, además, se consiguen a precio de mayoristas así que es más barato que el supermercado.

En total, el emprendimiento arrancó con US$ 2.245.740. A raíz de la devaluación ocurrida a fines de 2019, el proyecto finalmente no se llevó a cabo.

A partir de ahí, Ricatti decidió continuar con su fábrica panificadora de La Matanza. Sin embargo, la crisis económica y sanitaria golpeó duro el emprendimiento y el empresario regresó a la Argentina para ver qué podía hacer. Así surgió Origen Directo. El resto, es historia ya conocida.



¿Te gustó la nota?

Notas Relacionadas